Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La cáscara de almendras son un producto de desecho cada vez más abundante. De hecho, el mercado de la almendra está creciendo rápidamente. En Estados Unidos, por ejemplo, la «leche» de almendras se ha convertido en la más consumida, incluso por delante de la de la soja.

La necesidad de hacer frente a una cantidad cada vez mayor de cascaras ha llevado al USDA, el Departamento de Agricultura de EE. UU. a desarrollar diferentes técnicas para reutilizarlas en nuevos productos, llegando a soluciones como bioplástico y … cerveza.

Leer también

Novedoso hilo comestible promete una revolución en los fardos

La cáscara de almendras: ¿un residuo o un producto?

Dentro de los laboratorios de la Universidad de Berkeley en California, investigadores del USDA están trabajando arduamente para encontrar una solución al problema de la cáscara de almendras. En en 2017, solo en California, se produjeron algo así como 5,2 millones de toneladas de cáscaras. Por cada kilogramo de almendras producidas, se producen dos de cáscaras. Casi se podría decir que el producto real no es tanto la almendra en sí misma, sino lo que la contiene.

cerveza bioplástico cascaras

Pero… ¿Qué se puede hacer con la cáscara de almendras?

En general, las cáscaras más pequeñas terminan como alimento para la cría de animales, pero, con el parón del mercado de la leche y el de la «leche» vegetal en expansión, hoy en día se producen más cáscaras de almendras que las que el mercado de alimentos para animales puede absorber. Por supuesto, siempre existe la posibilidad de mandarlas a una planta de cogeneración de biomasa y resolver el problema quemándolas, pero los investigadores estadounidenses están tratando de encontrar un enfoque sostenible.

Bioplástico como principal candidato

Una de las principales reutilizaciones que tiene la cáscara de almendras en las que Berkley insiste, son los bioplásticos. De hecho, están trabajando para la creación de platos y cubiertos reciclables y biodegradables a partir de las cáscaras o utilizando un polvo obtenido tras triturar los desechos para reforzar los bioplásticos obtenidos a partir de otros elementos de partida.

bioplástico cascaras

Y no solo eso, al parecer las cascaras de almendra también son buenas para «reforzar» el plástico reciclado tradicional. De hecho, el plástico reciclado carece de ciertos componentes estructurales, como la rigidez y la resistencia al calor del plástico nuevo. La integración con polvo de cáscara de almendra podría resolver este problema. O también podría ser que pronto veamos como las cáscaras de almendras terminan convirtiéndose en tinte para oscurecer neumáticos, en lugar de los productos derivados del petróleo que se usan actualmente.

Leer también

Heineken elaborará cerveza con energía de la biomasa del olivo

Cáscara de almendras para cerveza: sí, es posible

Si lo de los plásticos y los neumáticos no es lo tuyo, ¿qué tal una cerveza? Sí, porque aparentemente las cáscaras de almendras son ricas en azúcares. Estos azúcares se pueden extraer y reutilizar en una gran variedad de elaboraciones, como la sidra, la cerveza o simplemente como un edulcorante alternativo. Los investigadores también están experimentando con la reutilización de estos azúcares para ayudar a las abejas durante el invierno en lugar de jarabe de maíz.

almendras para cerveza

Una vez que se extrae el azúcar, las cáscaras se pueden utilizar en el cultivo de hongos. Los investigadores están considerando hasta qué punto los hongos pueden crecer en cáscaras de almendras en lugar de en Esphagnum, un tipo de musgo generalmente utilizado para estos cultivos. Por otro lado, en varias granjas californianas, simplemente están tratando de emplear las cáscarasde almendra como abono o fertilizante. El objetivo, explican desde Berkley, es encontrar un nuevo mercado para las cáscaras de almendra y convertir un problema en un recurso que no solo evite que las cáscaras lleguen a los vertederos, sino que también originen una nueva oportunidad de negocio.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.