Hidroponía, técnica de cultivo en auge en el ámbito familiar paraguayo

Lo más leído

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Cómo responde el maíz al compost de estiércol bovino y vinaza

Técnicos del INTA Manfredi –Córdoba– evaluaron el efecto del compost de estiércol bovino y vinaza, derivada de la producción de levadura panadera, en maíz para forraje. El cultivo registró buenas condiciones de crecimiento con estos residuos como fuente de nutrientes. En la muestra, exponen numerosas empresas que fabrican implementos para la correcta gestión y uso agronómico de desechos de producciones pecuarias.

Empresario tucumano defiende la industria azucarera ante las declaraciones del presidente Alberto Fernández

"Podemos estar seguros que no va a faltar en nuestro país alcohol para el uso aséptico, ni existe el aumento de precio por parte de los productores de NOA".

Preparando los cultivos para el clima del futuro

Producto del cambio climático, los cultivos de los que dependemos cotidianamente van a necesitar ser capaces de poder crecer bajo diferentes condiciones.

El potencial de la agricultura urbana para la seguridad alimentaria del Reino Unido

El 10% de los espacios verdes de una ciudad podría proveer las frutas y verduras necesarias para alimentar al 15% de la población local, según un nuevo estudio.

Columna semanal

La agroindustria solidaria

A lo largo y ancho del país se multiplican las acciones solidarias del sector para ayudar a controlar la pandemia.

Cada vez son más las familias de Itapúa, y el resto del país, que apuestan a la hidroponía, técnica de cultivo de lechugas, que posee numerosas ventajas, como que el ciclo de evolución de la planta es más corto que el cultivo tradicional en tierra, es seguro y sin la necesidad de utilizar agroquímicos para su desarrollo.

Ese es el caso de Mario Müller, que en el patio de su casa en el barrio Caaguy Rory, de Encarnación, apuesta al método. Sorprende a primera vista el intenso color verde, de unas 4.000 plantas de lechuga y rúcula, que se encuentran como suspendidas en el aire, en unas tres pirámides conformadas por caños que son alimentados por tanques de 200 litros, que contienen los nutrientes que la planta necesita para desarrollarse.

Esta cantidad de plantas y su infraestructura es manejada solo por él, “el secreto se encuentra en el cuidado a la planta, prestarle atención a su desarrollo y utilizar técnicas que se aplican para su producción sana, asegurando una planta a término, rica y exuberante, casi perfecta”.

Leer también

Acuaponía: el futuro de los alimentos

El hombre contó que existe una inversión un poco importante al principio, para la compra de los caños, que hasta el momento se traen del Brasil; las bombas de agua, media sombra y el “esqueleto” de madera en donde descansa la pirámide.

“Luego se planta la lechuga y una vez conformado el plantín se traslada a los caños en donde la pequeña planta comienza a nutrirse del rico caudal de agua que de manera permanente dispone en el circuito conformado por los caños”, cuenta.

Agregó que se acorta su ciclo de producción, con una planta fuerte, vistosa e inclusive tiene la ventaja de poder ser cosechada días después, si es que la demanda no es muy grande, pues la planta puede seguir sin echarse a perder en su lugar de crecimiento.

Alta demanda. Müller, en épocas de verano, asegura que prácticamente no da abasto ante la alta demanda de este producto; y a raíz de eso, son cada vez son más quienes apuestan a esta técnica.

Leer también

Finalmente ganó la papa

Las ventajas de la hidroponía son varias, pues se puede realizar en terrenos desérticos, áridos y pedregosos no aptos para cultivos tradicionales, así como patios, techos, balcones y azoteas.

Son productos alimenticios libres de contaminación debido al uso de agua potable.

Se usa el 10% de agua, en comparación con el cultivo en tierra; y se utiliza material reciclado, que reduce los costos de producción.

Por metro cuadrado en hidroponía se producen hasta 32 lechugas en menor tiempo; en tierra se producen 12 lechugas en mayor tiempo.

Artículo publicado originalmente en Última Hora.

Últimas Noticias

Shell se muestra fascinado con la incorporación de bioetanol a la Fórmula 1

"Es un gran desafío, pero estamos muy contentos de cambiar al E10, Para ser sincero, estaríamos felices de tener, incluso mezclas más altas"

Preparando los cultivos para el clima del futuro

Producto del cambio climático, los cultivos de los que dependemos cotidianamente van a necesitar ser capaces de poder crecer bajo diferentes condiciones.

Empresario tucumano defiende la industria azucarera ante las declaraciones del presidente Alberto Fernández

"Podemos estar seguros que no va a faltar en nuestro país alcohol para el uso aséptico, ni existe el aumento de precio por parte de los productores de NOA".

Cómo responde el maíz al compost de estiércol bovino y vinaza

Técnicos del INTA Manfredi –Córdoba– evaluaron el efecto del compost de estiércol bovino y vinaza, derivada de la producción de levadura panadera, en maíz para forraje. El cultivo registró buenas condiciones de crecimiento con estos residuos como fuente de nutrientes. En la muestra, exponen numerosas empresas que fabrican implementos para la correcta gestión y uso agronómico de desechos de producciones pecuarias.

Aqua-PV, el novedoso proyecto que combina la cría de camarones con producción de energía renovable

La sombra que producen los paneles mejora las condiciones laborales, reduce el consumo de agua por evaporación y protege a los peces de las aves depredadoras.

Suscribite al Newsletter

Holler Box