La edición genómica de la caña de azúcar podría asegurar el futuro de la industria

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

La Universidad de Queensland (UQ) de Australia reveló un estudio sobre la edición de genes de la caña de azúcar para su uso en energía renovable y bioplásticos.

«La industria debe pensar más allá de solo producir azúcar, y también producir electricidad, biocombustibles para el transporte y bioplásticos para reemplazar los plásticos tradicionales», dijo el profesor Robert Henry, director de la Alianza de Queensland para la Agricultura y la Innovación de los Alimentos (QAAFI).

«Se trata de reinventar la caña de azúcar como un cultivo con una gama más amplia de usos finales, y la caña de azúcar es ideal para las energías renovables porque crece rápidamente con abundante biomasa».

Leer también

Los Juegos Olímpicos de 2020 tendrán césped sintético de base biológica

Según Henry, UQ está realizando los primeros experimentos de edición de genes para adaptar la producción de caña de azúcar para producir efectivamente biocombustibles y bioplásticos.

El llamado a repensar la caña de azúcar está respaldado por Sheridan Morris, presidente del Centro de Investigación Cooperativa para el Desarrollo del Norte de Australia.

«La edición de genes del genoma de la caña de azúcar permitirá a la industria azucarera explorar adaptaciones que reducirán los impactos ambientales, especialmente en la Gran Barrera de Coral», dijo Morris.

“Ayudará a la industria a ampliar el potencial de un cultivo de azúcar a una gama más amplia de usos. Los biocombustibles y los bioplásticos serán importantes para el futuro a largo plazo de la industria».

Leer también

El trigo argentino, en el radar australiano

Investigadores provenientes de QAAFI están probando variedades de azucares para identificar qué tipos podrían producir etanol de manera efectiva. Están financiados por el Instituto de Bioenergía de los Estados Unidos y por el Sugar Research Australia.

Los investigadores también están colaborando con el Instituto Indio de Tecnología en Delhi para investigar los procesos que descomponen la caña de azúcar para hacer bioplásticos.

«Las botellas de bebida hechas de bioplásticos de caña de azúcar son solo un producto en la agenda de esta colaboración», dijo Henry.

“La economía es la clave. «Ahora que entendemos más sobre la genética de la caña de azúcar, este tipo de productos se están volviendo comercialmente realistas».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

00:11:26

Agricultores buscan agregar valor diversificando en actividades más allá de la tranquera

Acompañamos a productores de la Chacra de Valor Agregado de AAPRESID a una gira por el ecosistema de AgTech y FoodTech de Rosario.