16.1 C
Buenos Aires
domingo, octubre 2, 2022
 

Desarrollan una planta híbrida de trigeneración que combina energía solar y biomasa

Lo más leído

 
00:16:20

Vistamos Alto Agrelo de Bodega Argento, la finca orgánica más grande de Argentina

Juan Pablo Murgia, enólogo jefe de Bodega Argento, explicó a BioEconomíaTV los detalles de cómo es el trabajo que vienen realizando en lo que ellos definieron como 'Agricultura Biosustentable': un concepto sobre el que se basa su iniciativa 'MatrizViva' que tiene como objetivo mejorar las las condiciones para la producción de vinos manteniendo una convivencia armónica con el ecosistema de la región.
 
 

Un equipo de investigación de la Universidad de Extremadura (UEx) ha desarrollado con éxito una instalación hibridada, que combina el uso de biomasa y tecnología solar, para generar energía eléctrica, térmica de calor y térmica de frío.

La consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, ha visitado hoy este planta prototipo de micro-trigeneración de energía, que ha sido desarrollada en las instalaciones de la empresa Marle, en Gévora (Badajoz), a través de un proyecto europeo que ha subvencionado el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La iniciativa Tribar pretende ir más allá de las últimas tendencias para la innovación en energías renovables que consisten, básicamente, en combinar diferentes fuentes de energía con el propósito de conseguir avances en la generación energética de origen exclusivamente renovable.

Leer también

Las multinacionales cerveceras, unidas por el biogás

En este sentido, la planta de Gévora combina el uso de la biomasa de residuos de podas y residuos agroindustriales como combustible principal, hibridada con tecnología solar de concentración, para la generación conjunta de energía eléctrica, energía térmica de calor y energía térmica de frío.

“El sistema es compacto, modular y escalable, de manera que todos sus componentes puedan ser incluidos en uno o varios contenedores de forma modular y además, fácilmente interconectables”, ha explicado el investigador Antonio Manuel Reyes, durante la visita de la consejera a la planta.

Fundamentalmente se hibridan dos fuentes de energía renovable, biomasa y solar, a través de la tecnología Fresnel.

Con esta energía se obtienen más de 50 kw de electricidad, sobre 35 kw de frío y otros 400 kw de calor.

Una solución que ha destacado la consejera porque permitiría a distintas plantas agroindustriales de la región «disminuir la potencia eléctrica a contratar, además del ahorro que se produciría en campañas puntuales, del tomate, en bodegas, en almazaras», todo ello aprovechando sus propios residuos.

Leer también

La caña de azúcar ya tiene sus perfumes

Los desarrollos llevados a cabo en este proyecto, que lidera el Grupo Cobra, con la participación de otras empresas extremeñas o implantadas en Extremadura, como Gamma Solutions, Gestiona Global, Marle y Auscultia, pueden ser implementados en cualquier lugar del mundo con acceso a residuos agrícolas.

Según indica la Junta, son especialmente interesantes en situaciones de demanda energética estacional intensiva, como las campañas agrícolas, o en emplazamientos aislados donde las redes de transporte son deficitarias y el transporte de combustibles como el gas o el diésel supone un gran problema logístico, “ya que aquí es donde la generación distribuida alcanza su máxima eficacia”.

Es una instalación modular, transportable en contenedores de barco de 20 pies y está totalmente automatizada y controlada remotamente desde internet.

La Crónica de Badajoz.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Iberdrola pone en marcha la primera planta agrovoltaica inteligente de España

La instalación contribuirá a mejorar la calidad de la uva, permitirá un uso más eficiente del terreno, reducirá el consumo de agua de riego y mejorará la resistencia de este cultivo a las condiciones climáticas, ante el aumento de las temperaturas y las cada vez más frecuentes olas de calor.