8.4 C
Buenos Aires
jueves, agosto 18, 2022
 

Sudafrica busca en el etanol el remedio a la crisis del sector azucarero

Lo más leído

 
00:14:48

Cosechando ricino con GreenTech Science

El equipo de Bioeconomía TV estuvo en Jesús María, Córdoba, acompañando la cosecha de ricino y dialogando con Matías Baigros, responsable de producción de la compañía.
 
 

El ingenio azucarero Gledhow, en Stanger, Sudáfrica, está lleno de expectativas con el nacimiento de la nueva industria de biocombustibles sudafricana, luego que el gobierno finalmente aceptara dar apoyo a la diversificación de la actividad azucarera.

La producción de biocombustible como una industria económicamente viable en Sudáfrica ya no se considera un sueño imposible, sino un objetivo alcanzable destinado a aprovechar la caña de azúcar como un recurso estratégico en términos económicos.

La necesidad de que la industria sudafricana de la caña de azúcar diversifique su oferta de productos llega en un momento crucial para los productores de la región que enfrentan una crisis existencial.

Desde que se introdujo el impuesto sobre el azúcar hace un año, la industria ha perdido alrededor de US$ 93 millones en ingresos con pérdidas inminentes de empleos. Además, se exportaron 200.000 toneladas de azúcar al mercado mundial debido a un excedente en la producción causado por la caída en la demanda del mercado industrial desde la implementación del impuesto.

Lectura sugerida

Los agricultores de caña de azúcar sudafricanos se vieron gravemente perjudicados cuando unas 500.000 toneladas de azúcar fueron importadas por debajo del precio de mercado, en medio de acusaciones de dumping. Con más de 100 países productores de azúcar en todo el mundo que enfrentan la sobreproducción y los bajos precios, la supervivencia de la industria azucarera puede depender de la diversificación más allá de la producción de azúcar solamente.

Los últimos años han visto un aumento global sin precedentes en la producción y el uso de biocombustibles a medida que la demanda global de fuentes de energía limpias y renovables están aumentando rápidamente. El etanol de caña de azúcar es un combustible producido por la fermentación del jugo y la melaza de caña de azúcar. Debido a que es un biocombustible limpio, asequible y con bajo contenido de carbono, el etanol de caña de azúcar se ha convertido en un combustible renovable ideal para el sector del transporte.

El etanol se puede utilizar de dos maneras. Se puede mezclar con gasolina a niveles que van del cinco al 27,5 por ciento para reducir el uso de petróleo, aumentar el octanaje de las naftas y reducir las emisiones de los autos. O se puede utilizar puro en motores especialmente diseñados.

Brasil ha logrado una mayor seguridad energética gracias a su compromiso enfocado a desarrollar una industria competitiva de la caña de azúcar y hacer del etanol una parte clave de su combinación energética. De hecho, Brasil ha reemplazado casi el 42 por ciento de sus necesidades de gasolina con etanol de caña de azúcar, lo que hace de la gasolina el combustible alternativo en el país.

Muchos observadores señalan la experiencia de Brasil como un estudio de caso para otras naciones que buscan expandir el uso de combustibles renovables.

En declaraciones a Courier, el gerente general de Gledhow Sugar Company, Andrew Francis, dijo que el movimiento para diversificar la inustria de caña de azúcar con biocombustible era un imperativo comercial para los ingenios azucareros, dada la magnitud de la crisis en la industria.

“Los retornos de las ventas de azúcar han disminuido a nivel mundial en las últimas décadas, ya que los costos de los insumos de producción han aumentado y los precios nacionales y de exportación han disminuido. El gobierno ha considerado producir biocombustible a partir de la caña de azúcar por cerca de diez años, pero hasta ahora no ha habido suficiente apoyo», dijo Francis.

Lectura sugerida

Sin embargo, la marea ha cambiado, ya que se espera que los excedentes mundiales de azúcar continúen en el futuro y el dumping total del exceso de azúcar de los mercados extranjeros desestabilice aún más la industria, amenazando el empleo.

Según Francis Gledhow, el ingenio azucarero será uno de los ingenios clave en el país que diversificará su producción de caña de azúcar en un biocombustible alternativo.

“No existe una industria azucarera en el mundo que pueda sobrevivir con el precio actual del azúcar. Ninguno de los ingenios azucareros locales ganó dinero en este último año financiero. «O bien reducimos el tamaño de nuestras operaciones, lo que significa cerrar cuatro ingenios en todo el país, que resultarán en alrededor de 100.000 empleos perdidos o cambiamos nuestro proceso para producir mercados alternativos para la caña de azúcar que crearán una oportunidad para hacer crecer la industria».

Francis cree que Sudáfrica podría convertirse en un líder mundial en la producción de biocombustibles como un combustible ecológico alternativo.

“Tiene el potencial de crear cientos de miles de nuevos empleos a través de la diversificación. Tenemos una industria completamente en crisis y la oportunidad está aquí para revertir esto», dijo.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Cerveza Patagonia invita a vivir el Banff con pinta en mano

Con una barra con cerveza tirada para disfrutar en los intervalos, la marca acompañará por tercera vez consecutiva el Festival de cine aventura, que vuelve al país para presentar una selección de 14 cortos y películas documentales en una Gira por 6 ciudades argentinas, desde agosto a noviembre.