Las plantaciones de coca y sus conflictos alimentan la deforestación colombiana

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Un estudio dirigido por la Universidad de Queensland, Australia, encontró que los conflictos entre grupos ilegales y las fuerzas militares gubernamentales, la proximidad a las plantaciones de coca, las concesiones mineras, los pozos petroleros y las rutas están asociados con la deforestación.

Pablo Negret, quien posee un doctorado en dicha universidad, dijo que el estudio identificó cómo los impulsores locales de la deforestación en los países tropicales afectan el riesgo de deforestación.

«La relación entre conflicto y deforestación es muy compleja», dijo. «Muchos factores interactúan para aumentar o disminuir el riesgo de deforestación, pero medidas de gobierno estables pueden ayudar a la retención forestal».

Lectura sugerida

Negret dijo que establecer el control gubernamental donde estaba presente el mayor grupo disidente de Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), era esencial para evitar una mayor deforestación.

«Necesitamos políticas y acciones claras para detener la deforestación incontrolada que ha ocurrido desde que se firmó el tratado de paz oficial entre el Gobierno colombiano y las FARC en 2016».

«Nuestra investigación muestra que los proyectos de conservación deben funcionar en paralelo con los proyectos sociales y la sustitución de los cultivos ilegales de coca».

«Una forma de hacerlo es trabajar con las comunidades en las reservas indígenas y en las tierras colectivas afrocolombianas para alcanzar los objetivos de conservación, mientras se fomenta la actividad económica».

Los investigadores utilizaron información de cobertura forestal recopilada de satélites entre 2000 y 2015, analizando la asociación de 17 variables con patrones de deforestación en el país.

La autora del estudio, la profesora Martine Maron, dijo que al determinar los impulsores de la deforestación, el estudio podría ayudar a impulsar acciones para salvar los bosques en riesgo.

Lectura sugerida

«Debemos detener la destrucción a gran escala de los bosques del mundo si queremos controlar la biodiversidad y la crisis climática», dijo.

«Y al descifrar los factores complejos que amenazan a los bosques en un país como Colombia, podemos encontrar soluciones efectivas para abordar las enfermedades sociales y ambientales en todo el mundo».

«La paz y la sostenibilidad son buenos compañeros de hacen una buena pareja».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Con apoyo masivo de los países de las Américas a su trabajo por la sostenibilidad de la agricultura, Otero asumió su segundo período como...

Se trata del segundo período consecutivo al frente del organismo especializado en desarrollo agropecuario y bienestar rural para el médico veterinario