Flogas, la empresa que apuesta al BioGas Natural licuado

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Flogas, una empresa británica líder en gas licuado petróleo, presentó dos nuevos e innovadores camiones con motores impulsados con biogas licuado (Bio-LNG) como parte de su programa de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Alimentados con Bio-LNG, los camiones proporcionan una reducción del 80% en las emisiones de carbono en comparación con la alternativa de motor diesel convencional. Ambos vehículos son parte de las metas 2040 para llevar a los clientes soluciones de energía 100% renovables.

La extensa flota de vehículos de Flogas incluye una gama de alternativas híbridas de combustibles dual y eléctricos. Sin embargo, las nuevas unidades tractoras Volvo FM, que se utilizarán para transportar GLP y GNL a granel, serán las primeras de su tipo. Al entrar en funcionamiento a partir de agosto de 2019, los camiones Volvos contribuirán al objetivo de hacer crecer la flota de vehículos impulsada con combustibles alternativos.

James Goodson, recientemente nombrado Gerente de Cuentas Nacionales para Combustibles de Transporte Alternativo en Flogas, dijo: “Estos camiones son solo los primeros de muchos, ya que buscamos que nuestra flota de 200 unidades sea más limpia, más ecológica y cada vez más segura en el futuro».

Lectura sugerida

 

“Estarán impulsado por Bio-LNG renovable, un biocombustible altamente sostenible que se produce durante el proceso de digestión anaeróbica. Esto significa que serán un 50% más silenciosos, liberarán significativamente menos contaminantes y los costos de combustible serán mucho más bajos.

“Como proveedor líder de GNL en el Reino Unido, Flogas entiende el papel fundamental que desempeñará este combustible al enfrentar objetivos gubernamentales estrictos para abordar las emisiones de carbono y mejorar la calidad del aire. Si bien todavía está en su infancia en la industria del transporte, los fuertes beneficios ambientales y de ahorro de costos en comparación con los combustibles convencionales, significa que el GNL se convertirá en el combustible elegido para los vehículos pesados.

Sesión de fotos de Volvo 2

“Los transportistas han enfrentado durante mucho tiempo el desafío de cómo reducir su huella de carbono de manera eficiente y rentable. El GNL no es solo una solución inmediata: es una solución confiable a largo plazo que tiene sentido comercial, y es exactamente por eso que lo defendemos con nuestra propia flota ”.

Luego de las estrictas pruebas en una variedad de vehículos de fabricantes, Flogas finalmente se decidió por el camión Bio-LNG de Volvo, gracias a sus impresionantes capacidades con respecto a las operaciones a granel y de cilindro.

El Jefe de Logística, Tim Eaton, señaló: “Cuando se trataba de entregar las emisiones más limpias, el ruido más bajo y los costos de funcionamiento más eficientes, los camiones Volvo salieron a la cabeza».

Lectura sugerida

 

“Esta es la primera vez que trabajamos con Volvo, pero tienen una gran experiencia en vehículos con GNL, y los resultados de las pruebas simplemente hablaron por sí mismos. Estamos entusiasmados por llevar estos camiones a la carretera y seguir aumentando nuestra flota impulsada por Bio-LNG”.

Dotados con el motor de GNL G13C460 de Volvo, el camión Artic 6×2 genera 460 hp y entrega 2,300 Nm de torque, lo que no se puede distinguir de la alternativa a diesel. Además de tener un alcance de 670-715 kilómetros, el Bio-LNG Volvo es capaz de remolcar hasta 44 toneladas.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.