Pronostican caída de producción de azúcar al mínimo en 14 años por boom de etanol en Brasil

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El boom de consumo de etanol que está viviendo Brasil llevó a que los ingenios destinen más caña en el proceso de molienda a la elaboración del biocombustible provocando que la producción de azúcar en la principal región productora del país caerá a un mínimo de 14 años, có la agencia publicó Bloomberg en su portal.

La agencia indicó que Unica, una organización que nuclea a los distintos eslabones de la cadena sucroalcoholera, espera que la producción de azúcar en la región Centro-Sur caiga un 5,7% interanual a 25 millones de toneladas, la más baja desde la campaña 2005-06.

El portal destacó que la entidad planea presentar el nuevo pronóstico a un comité gubernamental que supervisa la oferta de etanol.

Lectura sugerida

 

Los ingenios brasileños se han enfocado en producir más biocombustible luego de que las abundantes cosechas de Tailandia y la India dejaron un exceso de oferta en el mercado mundial, lo que derivó en una abrupta caída de los precios.

El contrato 11 de futuros de azúcar cruda comercializados en Nueva York cerró el viernes en 11,16 centavos de dólar por libra, aproximadamente la mitad de los 22, 53 centavos de dólar por libra valor registrado hace tres años.

 

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.