Bioplásticos reciclables si, pero no compostables

Lo sostuvo la Federación Europea de Gestión de Residuos y Servicios Ambientales,FEAD. Otras organizaciones le salieron al cruce. Se desató la polémica.

Lo más leído

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Universidad de EEUU se apoya en el biodiesel para conseguir la neutralidad en carbono

Un grupo de estudiantes de ingeniería de la Universidad de Cornell reformaron un tractor para que pueda admitir biocombustibles.

Nivea y Evonik apuestan al CO2 para producir cosméticos

Ambas empresas acordaron una colaboración conjunta para utilizar los procesos de fotosíntesis artificial para encontrar materias primas sostenibles a partir del CO2.

Cambio climático: un viaje con «la máquina del tiempo climático” de la NASA

Nasa cero una serie de visualizaciones que nos muestran cómo están cambiando algunos de los indicadores climáticos de la Tierra.

Columna semanal

La zafra, la pandemia y el barril

Los ingenios se van poniendo en marcha en medio de la pandemia, la crisis por el bioetanol, y el precio sostén al petróleo.

Los productores de materiales deben enfocarse en crear plásticos de base biológica que puedan reciclarse mecánicamente y no promover plásticos biodegradables o compostables porque solo brindan beneficios sostenibles en aplicaciones muy específicas, según la Federación Europea de Gestión de Residuos y Servicios Ambientales, FEAD.

El organismo comercial publicó su declaración en un documento donde expresa sus posición sobre plásticos biodegradables y de base biológica y sus impactos en el flujo de residuos.

FEAD dijo que el uso de recursos para fabricar material de embalaje que termina en la corriente de residuos biológicos (productos de un solo uso) «no es circular ya que los plásticos biodegradables y compostables se clasifican y se envían con la basura a los incineradores o se transforman en agua y CO 2 y salen del circuito”.

Sin embargo, FEAD dijo que el reciclaje de plásticos de base biológica es circular y por esta razón la organización quiere alentar a los productores a crear productos de base biológica que puedan ser reciclados.

Los plásticos biodegradables y compostables solo pueden aportar beneficios medioambientales cuando existe «un claro cobeneficio: separar más residuos biológicos de de los tarros de basura y cuando no degradan la calidad de los residuos orgánicos», dijo FEAD.

Lectura sugerida

 

La dificultad de distinguir entre plásticos biodegradables y compostables y plásticos convencionales, incluso cuando los hogares los eliminan correctamente, significaba que probablemente serían enviados para su incineración o eliminación, agregó FEAD.

La publicación del documento se produce cuando el uso de alternativas al plástico a base de combustibles fósiles está siendo adoptado por muchas empresas de alimentos y bebidas, cafeterías, locales de café para llevar y tiendas minoristas.

Según FEAD, el uso de plásticos biodegradables y compostables también genera confusión entre los consumidores y crea nuevos riesgos tanto para el medio ambiente como para la industria.

Conceptos erróneos

Las percepciones públicas sobre el término «biodegradable» pueden eliminar la responsabilidad de la gestión de los desechos de las personas, lo que lleva a un aumento de la basura, según el documento de FEAD. Por ejemplo, si una bolsa de plástico está etiquetada como «biodegradable», los usuarios podrían pensar que dejarla en el ambiente abierto es una solución aceptable, y la basura aumentaría.

FEAD también se centró en una posible contaminación de las corrientes de reciclaje mecánico con plásticos compostables y advirtió que era «importante que los plásticos biodegradables y compostables no se utilicen en productos que puedan terminar en plásticos reciclables, ya que no se puede esperar que los consumidores vean la diferencia entre plásticos biodegradables y compostables y no biodegradables ”.

Dijo que la promoción y comercialización de plásticos biodegradables y compostables para el público «en esta etapa es prematura».

European Bioplastics, que representa a la industria de bioplásticos, criticó el artículo de FEAD y dijo que «FEAD muestra una percepción incompleta sobre cómo se puede lograr una economía circular».

European Bioplastics citó un estudio de 2017 publicado por la Universidad de Wageningen que encontró que los plásticos biodegradables en las corrientes de reciclaje mecánico representaban el 0.3%.

Agregó: “Desafortunadamente, la asociación (FEAD) se enfoca exclusivamente en el reciclaje mecánico y al mismo tiempo rechaza las soluciones plásticas biodegradables. El escepticismo de las partes interesadas, hacia la relevancia de los plásticos compostables con certificación biodegradable en una economía circular, generalmente se deriva de una vaga noción sobre lo que estos materiales y los productos correspondientes pueden contribuir realmente a la gestión eficiente de los desechos».

En respuesta a la declaración de European Bioplastics, Valérie Plainemaison, de FEAD y miembro francés de FNADE, dijo a Bio Market Insights que los compostables pueden presentar un problema cuando ingresan al flujo de desechos.

Ella explicó: “Ellos [European Bioplastics] indican que los plásticos compostables no son un problema porque representan solo el 0.3% de los plásticos que van al reciclaje mecánico. Un estudio de COTREP (Comité Técnico para el Reciclaje de Envases de Plástico de Francia) muestra que el 0.1% de PLA degrada el color y opaca el rPET y, por lo tanto, conduce a una rebaja: ¡son los propios vendedores quienes dicen esto, no nosotros!

Lectura sugerida

 

«La dilución no es una solución, como lo ha demostrado el sujeto de PET opaco».

FEAD es el último de una larga lista de organizaciones que critica la promoción de compostables en las últimas semanas.

Un comité de parlamentarios en el Reino Unido criticó recientemente el material , afirmando que el uso de envases compostables ‘industrialmente’ no debe promoverse porque la infraestructura de gestión de residuos para tratar con él «no era adecuada para su propósito».

Las ONG ambientalistas que presentaron pruebas al comité también afirmaron que la rápida introducción de tales alternativas podría en realidad aumentar la contaminación plástica.

Sin embargo, en respuesta a las afirmaciones del comité, la Asociación de Industrias Biodegradables (BBIA) dijo: “Las personas que critican los envases compostables no entienden su papel. Es un papel de nicho, pero significativo para ayudar a resolver estos problemas en torno a los alimentos y el suelo. Estos son problemas críticos para la producción de alimentos, el 95% de los cuales se produce en el suelo ”.

Últimas Noticias

Avances en tencología de almacenamiento térmico a partir de nanoparticulas de lignina

Encontrar formas de logar almacenar de forma eficiente y asequible el calor resulta fundamental para reducir el consumo energético de las viviendas.

Los beneficios nutricionales de la semilla de cannabis

Aseguran que contiene aminoácidos, proteínas, fibra y ácidos grasos esenciales; y es una de las especies vegetales que menos reacciones alérgicas provoca.

Localidad canadiense reemplaza propano por biomasa

Se trata de Esk'etem, una aldea en la provincia de British Columbia, cuyos habitantes son progresistas, con fuertes valores culturales y conexión con la tierra.

Nivea y Evonik apuestan al CO2 para producir cosméticos

Ambas empresas acordaron una colaboración conjunta para utilizar los procesos de fotosíntesis artificial para encontrar materias primas sostenibles a partir del CO2.

Universidad de EEUU se apoya en el biodiesel para conseguir la neutralidad en carbono

Un grupo de estudiantes de ingeniería de la Universidad de Cornell reformaron un tractor para que pueda admitir biocombustibles.

Suscribite al Newsletter

Holler Box