Ingeniosa solución para un problema de m…

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

«Cuando comencé, había caca en bolsas por todas partes», dijo Ricky Ojwang, conduciendo hábilmente por un canal cubierto de basura en Mukuru, un barrio pobre de Nairobi donde viene trabajando desde el 2012 para mejorar el saneamiento.

Más de 100.000 personas usan las ubicuas letrinas azules y amarillas todos los días, dice Sanergy, la empresa detrás del esquema de saneamiento. En lugar de arrojarse por la ventana, los desechos recolectados de estos inodoros se llevan a una instalación fuera de Nairobi y se reciclan en fertilizantes, junto a otros residuos locales.

Lectura sugerida

 

Es un enfoque innovador para un desafío múltiple que enfrentan los planificadores de la ciudad, no solo en Kenia sino en todo el mundo. La ONU proyecta que las poblaciones de barrios marginales aumentarán de mil millones a tres mil millones para 2050.

A medida que las personas ingresan a las ciudades, los barrios marginales crecen más rápido de lo que los gobiernos pueden tender líneas de cloacas, construir baños o desarrollar sistemas para gestionar los desechos.

Mukuru tiene aproximadamente una letrina pública por cada 547 hogares, y muy pocos están conectados a las cloacas, concluyó un informe de 2017 sobre los barrios bajos por parte de investigadores kenianos e internacionales, incluido un equipo de UC Berkeley.

Sanergy, una empresa que intenta mejorar el saneamiento en los barrios marginales de Nairobi de Mukuru, dice que los desechos se recogen y se llevan
Sanergy está encargada del saneamiento de los barrios marginales de Nairobi. Los desechos se recogen y se utilizan para ser reciclados en fertilizantes.

«Podrías imaginar el proceso por el que tendrías que pasar para instalar una cloaca en un lugar densamente poblado. Es prácticamente imposible. Tienes casas literalmente cada tres metros», dijo el director gerente de Sanergy, Michael Lwoyelo

Las estimaciones de población varían considerablemente para Mukuru, de cientos de miles a más de medio millón. Los asentamientos informales están densamente empaquetados en una estrecha franja de tierra en el este de Nairobi.

Solución para barrios marginales

Por lo tanto, Sanergy utiliza inodoros sin agua, que no dependen de cloacas y son mucho más baratos de erigir entre los rincones y grietas de los densos callejones de Mukuru.

En la oscuridad de la noche, los equipos de saneamiento eliminan de forma segura los desechos humanos en barriles sellados y los transportan con carretillas por los callejones irregulares de Mukuru.

Lectura sugerida

 

Parte del costo es asumido por la comunidad bajo un modelo de franquicia.

Sanergy utiliza inodoros sin agua, que no dependen de alcantarillas y son más baratos de erigir.
Sanergy utiliza inodoros sin agua, que no dependen de alcantarillas y son más baratos de erigir.

Los residentes pagan alrededor de US$ 8.50 al mes por el inodoro, la limpieza regular y la recolección de residuos, o los propietarios cubren el costo de su manzana.

Georgina Mwende, una madre de 25 años, comparte su baño con otros cuatro hogares en el estrecho bloque de Mukuru donde vive. «Nos sentimos cómodos sabiendo que estamos usando un baño seguro», dijo a la agencia AFP, señalando a su hijo de tres años. Antes, estaba preocupada por usar el baño público, que son pocos y distantes entre sí: «No era agradable … No podías usarlo por la noche», añadió Mwende.

Para 2022, Sanergy espera que un millón de nairobios usen sus baños. Pero imaginan que su modelo llegará a los urbanitas de todo el mundo, con la vista puesta en ciudades en auge en África y Asia a mediados de la próxima década.

«Nos vemos como una solución para las ciudades, y no solo para Nairobi», dijo Lwoyelo a la AFP. «Estamos reduciendo la carga del gobierno para poder proporcionar saneamiento».

Sanergy transforma los desechos de Mukuru en un fertilizante orgánico seguro que se vende a los agricultores.
Sanergy transforma los desechos de Mukuru en un fertilizante orgánico seguro que se vende a los agricultores.

Residuos para combustible

En Kenia, como muchas economías emergentes con ciudades de rápido crecimiento, el gasto público en saneamiento va muy por detrás de la necesidad. El acceso al saneamiento limpio en Kenia creció solo un cinco por ciento entre 1990 y 2015, dijo el Banco Mundial en una nota de febrero de 2018.

Lectura sugerida

 

Sanergy dice que a las tasas actuales, Kenia tardaría 150 años en ofrecer una cobertura completa. A pesar del nombre alegre, los «inodoros voladores», como todas las formas de defecación al aire libre, son más que una simple monstruosidad.

Se estima que la falta de saneamiento causa 432.000 muertes por diarrea cada año en todo el mundo, dice la Organización Mundial de la Salud, y es un obstáculo para el crecimiento económico.

«La falta de saneamiento da como resultado una pérdida estimada del PIB mundial de U$S 260 mil millones anualmente, debido a los costos de salud y pérdidas de productividad», dijo en abril la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

La mayoría de las heces de Nairobi fluyen sin tratamiento al medio ambiente, un problema en todo el país. El Banco Mundial dice que seis millones de kenianos todavía defecan al aire libre.

Se estima que la falta de saneamiento causa 432,000 muertes por diarrea cada año en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.
Se estima que la falta de saneamiento causa 432,000 muertes por diarrea cada año en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Una serie de iniciativas ecológicas están abordando este problema en ambos extremos, no solo limpiando los desechos humanos, sino convirtiéndolos en algo útil.

Lectura sugerida

 

Umande Trust, una empresa local, ha estado transformando caca recolectadas en escuelas y barrios marginales en gas para cocinar.

Sanivation, otro equipo de conversión de desechos en combustible, ha convertido los excrementos humanos en Kakuma, un campo de refugiados en el norte de Kenia, en briquetas para estufas de combustión limpia.

En una instalación de tratamiento en las afueras de Nairobi, Sanergy ha estado transformando los desechos de Mukuru en un fertilizante orgánico seguro que se vende a los agricultores.

Para fines del próximo año, habrán comenzado las obras para procesar 200 toneladas de desechos sólidos por día. Eso es aproximadamente el 10 por ciento de la producción total de residuos de Nairobi, lo que significa mucho menos de esos «baños» volando.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.