10.3 C
Buenos Aires
lunes, julio 4, 2022
 

Ciencia, política y opinión pública buscan un terreno en común sobre el carbono del suelo y el cambio climático

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

El creciente interés en el potencial del carbono del suelo para mitigar el cambio climático fue llevado a la esfera pública en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21) en París. Allí, el gobierno francés lanzó una iniciativa internacional, «4per1000», destinada a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante el secuestro de carbono en el suelo.

La ambiciosa iniciativa ha aumentado la visibilidad, pero también ha generado desacuerdos entre los científicos sobre cuánto carbono puede almacenarse de manera realista en el suelo.

En una opinión publicada recientemente en Nature Sustainability, un grupo de científicos argumenta que este desacuerdo es parte del proceso científico normal. Sin embargo, afirman que el debate público está socavando el potencial de los responsables políticos para implementar políticas que generen carbono en el suelo para otros beneficios ambientales y agrícolas.

Lectura sugerida

 

«Muchos científicos comenzaron a discutir sobre la viabilidad de aumentar el carbono del suelo año a año a un ritmo consistente con el objetivo 4per1000», dijo Mark Bradford, profesor de suelos y ecología de ecosistemas en la Escuela de Estudios Forestales y Ambientales de Yale (F&ES). «Hubo muchos buenos científicos que respaldaron esta iniciativa, pero muchos otros se mostraron escépticos sobre el número».

«Para mí y para muchos otros, los argumentos fallaron», dijo.

Bradford explicó que los desacuerdos entre los científicos sobre la efectividad y la plausibilidad de la reconstrucción del SOC (Soil organic carbon) para combatir el cambio climático se han vuelto más frecuentes. Cuando estos argumentos llegan a la esfera pública, parecen adversos, lo que hace que sea difícil para los encargados de formular políticas saber qué números y conocimientos utilizar, lo que perjudica la fuerte evidencia de cómo el carbono del suelo impacta otros resultados ambientales y agrícolas.

«Los beneficios del carbono del suelo van más allá de la mitigación del clima», dijo Stephen Wood, científico del suelo de The Nature Conservancy e investigador asociado de Yale. «La reconstrucción del carbono del suelo en las tierras agrícolas es importante para construir sistemas agrícolas sostenibles y resilientes. Tenemos que asegurarnos de que el debate sobre cómo mitigar el cambio climático no debilite los esfuerzos para construir la salud del suelo para las muchas otras cosas que nos interesan, como productividad agrícola y calidad del agua».

El comentario provino de un grupo de trabajo de Science for Nature and People Partnership (SNAPP) sobre la gestión del carbono del suelo, dirigido por Wood. SNAPP es una colaboración entre el Centro Nacional de Análisis y Síntesis Ecológicos de la Universidad de California, Santa Bárbara, The Nature Conservancy y Wildlife Conservation Society. Este grupo ha reunido a conservacionistas, científicos y formuladores de políticas para discutir un tema específico. En este caso, los beneficios potenciales del carbono del suelo.

En el comentario, el equipo expone los acuerdos en ciencias del suelo y las incertidumbres, al tiempo que describe los planes sobre cómo puede avanzar el problema. Argumentan que «la acción puede suceder a pesar de las preguntas científicas sin respuesta», y que, al crear conciencia sobre los últimos conocimientos científicos sobre el suelo, están ayudando a científicos, responsables políticos y profesionales a «navegar los debates en curso sobre el carbono del suelo y ayudar a construir una agricultura adaptativa al clima».

Lectura sugerida

 

«El carbono del suelo agrícola es fundamental para la salud del suelo, la fertilidad y la resistencia al clima. No hay duda al respecto», dijo Joseph Rudek, coautor y científico principal del Fondo de Defensa Ambiental. «Este comentario destila una variedad de perspectivas científicas, y debe tomarse como un fuerte apoyo para la acción inmediata y extensa para mejorar la salud del suelo».

«No estamos tratando de salir a ambos lados del debate de mitigación», explicó Bradford. «Todo lo que estamos diciendo es que, por el lado de la salud del suelo, no socavamos estas iniciativas internacionales, nacionales y subnacionales. Estamos tratando de construir un espacio de solución centrado en la protección y restauración de uno de nuestros recursos naturales más importantes.»

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

¡Canibalismo para combatir el cambio climático! La propuesta de un falso documental sueco que gana el primer premio en el Festival de Cannes

Encargado por la Federación Sueca de Alimentos y creado por McCann Estocolmo, el falso documental de 18 minutos utiliza un valor impactante para promover el consumo de proteínas alternativas y amigables con el planeta y resaltar el impacto ambiental negativo de la producción mundial de alimentos.