La fibra de cáñamo levanta vuelo

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El cáñamo se está convirtiendo en un gran cultivo responsable de la creación de una amplia variedad de productos, más allá de sus usos medicinales que lo han hecho popular.

El cáñamo se puede usar para hacer casi cualquier cosa, desde ropa hasta combustible e incluso casas. La última novedad llega de la mano de una compañía llamada Hempearth, que está fabricando nada menos que el primer avión de cáñamo del mundo.

Derek Kesek, su fundador, dice que el material de cáñamo que utilizó para crear la aeronave es 10 veces más fuerte que el acero. Cuenta que al menos el 75 por ciento del avión está compuesto de cáñamo, en lugar de fibra de vidrio, que generalmente se usa para un avión de ese tamaño.

Lectura sugerida

 

Mientras tanto, las alas, los asientos y la cubierta exterior del avión serán fabricadas con cáñamo. Incluso el avión estará propulsado por biocombustible elaborado también con cáñamo en lugar de la gasolina tradicional o combustible para aviones.

cáñamo

Crédito de la foto: Hempearth

Al hablar con los periodistas, Kesek hizo una clara distinción entre el cáñamo y su contraparte psicoactiva, insistiendo en que el avión no contará con estas sustancias. A diferencia de su contraparte psicoactiva, la planta de cáñamo no contiene THC, que es el ingrediente psicoactivo que muchos usuarios de marihuana buscan con fines recreativos y medicinales.

Lectura sugerida

 

Kesek espera que el avión de cáñamo despegue en su primer vuelo desde el aeropuerto de Kitty Hawk, Carolina del Norte, donde los hermanos Wright consiguieron por primera vez hacer volar una máquina a motor en 1903.

cáñamo

Crédito de la foto: Hempearth

Kesek ha planeado este vuelo durante más de 5 años, ya que es el tiempo que lleva el avión en desarrollo. Recientemente ha lanzado una Campaña GoFundMe para conseguir recaudar los U$S 125.000 que necesita para completar el proyecto.

Lectura sugerida

 

Hasta ahora, parece que Kesek y su equipo ni siquiera han recaudado U$S 1.500, y las donaciones más recientes llegaron hace más de 3 meses.

Desafortunadamente, si Kesek no puede recaudar los fondos necesarios, su compañía no podrá cumplir su promesa de construir el primer avión de cáñamo del mundo. Sin embargo, su equipo ha abierto la puerta a personas con más recursos para que lo intenten ellos mismos.

Aún así, Kesek es optimista sobre el proyecto y dijo que algún día querrá hacer una nave espacial con cáñamo.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.