2019 marcó un nuevo récord en el consumo de bioetanol en Francia, impulsado la mayor disponibilidad en las estaciones de servicio, según publicó en su página web la Unión Nacional de Productores de Alcohol Agrícolas (SNPAA por sus siglas en francés).

La gasolina que contiene hasta un 10 por ciento de etanol, conocida como SP95-E10, fue responsable de casi la mitad del mercado de gasolina en Francia el año pasado, alcanzando el 49,7% en diciembre, en comparación con un promedio del 43 por ciento en 2018, dijo SNPAA.

La mezcla E85, que contiene hasta un 85 por ciento de etanol, experimentó un aumento en el consumo del 85 por ciento, para alcanzar un récord de 340 millones de litros, aunque siguió siendo una pequeña parte del mercado de la gasolina con una participación de alrededor del 3 por ciento.

Según la asociación, la disminución en la demanda de diesel y el uso creciente de los llamados kits de «combustible flex» que permiten que los automóviles funcionen con combustible de alto contenido de etanol, también han contribuido a un aumento en su uso, dijo el secretario general de SNPAA, Sylvain Demoures, en una conferencia de prensa.

Lectura sugerida

La saga del aceite de palma en Francia no tiene fin

ONGs ambientalistas y Total protagonizan una lucha interminable sobre la situación fiscal del aceite de palma para ser utilizado como biocombustible.

 

El consumo de etanol, elaborado principalmente de remolacha azucarera y cereales, debería aumentar en unos 130 mil metros cúbicos en 2020 respecto una estimación inicial de 1,13-1,15 millones de metros cúbicos consumidos el año pasado y alrededor de 1 millón en 2018, dijo Demoures.

El combustible adicional provendría de una caída en las exportaciones y una mayor producción en las biorrefinerías que pueden cambiar fácilmente entre la producción de etanol y azúcar, dependiendo de la demanda y los precios.

Los grupos cooperativos Tereos y Cristal Union son los dos mayores productores franceses de etanol. «Los actores de la industria utilizarán todas las capacidades para satisfacer la demanda localmente», dijo Demoures.

Lectura sugerida

Brasil: etanol de maíz capta la atención de los grandes jugadores

El país ya tiene ocho plantas que convierten el grano en biocombustible, más seis en construcción y al menos siete más en fase de diseño. 

 

Francia es el mayor productor de alcohol a base de cultivos de la Unión Europea, utilizado principalmente para biocombustible, y el segundo mayor consumidor de etanol después de Alemania, aunque la fuerte demanda en Francia ha reducido progresivamente la brecha entre los dos países.

Demoures espera que las ventas de E85 de este año aumenten en un 50%, a medida que el número de estaciones de servicio que venden la mezcla continúe aumentando.

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea fue una preocupación, ya que el país es el principal mercado de exportación de etanol francés con 250 mil metros cúbicos por año, dijo el Director de Medio Ambiente de SNPAA, Nicolas Rialland.

«No sabemos cuáles serán las condiciones para acceder al mercado británico más allá de 2020», dijo. «No es seguro que podamos continuar exportando en las mismas condiciones que hoy».