Científicos de la Universidad de Cornell, Nueva York – EEUU, han logrado un hito en la protección sustentable de cultivos. Por primera vez, y de forma exitosa, liberaron en campo abierto una plaga de insectos autolimitada genéticamente que ofrece una nueva esperanza para reducir el uso de insecticidas en los cultivos.

El estudio tuvo como objetivo evaluar el comportamiento de una nueva cepa de la polilla de la col desarrollada por Oxitec Ltd, portadora de un gen autolimitante.

La polilla de lomo del diamante, también conocida como Plutella xylostella es una plaga muy dañina para los cultivos de brassica como el repollo, el brócoli, la coliflor y la canola, causando pérdidas anuales superiores a los U$S 4 mil millones. Los investigadores están buscando formas de controlar la plaga sin el uso de insecticidas mediante el uso de la genética.

Lectura sugerida

Desarrollos biotecnológicos logran mejores raíces para potenciar el crecimiento de cultivos

Un nuevo estudio ha identificado un metabolito en las plantas que regula el crecimiento de las raíces, vital para mantener la absorción de agua y nutrientes en las plantas, y podría tener aplicaciones útiles en la agricultura.

 

Los insectos autolimitantes de Oxitec portan un gen que, cuando se pasa a la descendencia, impide que sobrevivan las orugas hembras. Los machos con este gen se liberan para buscar y aparearse con hembras salvajes, lo que resulta en menos polillas de plagas que alcanzan la edad adulta en la próxima generación, lo que bloquea la población de plagas luego de unas pocas generaciones evitando el uso de insecticidas.

El nuevo estudio ha marcado el hito de haber realizado la primera liberación en campo abierto del mundo de una plaga agrícola autolimitada y genéticamente modificada y sus hallazgos han sido publicados en la revista online de acceso público «Frontiers in Bioengineering and Biotechnology».

El estudio de Cornell fue dirigido por Anthony Shelton en el Departamento de Entomología de AgriTech de la Universidad de Cornell en Nueva York y ha sido publicado en Frontiers in Bioengineering and Biotechnology.

Los investigadores de Cornell, dirigidos por el profesor Anthony Shelton del Departamento de Entomología de la Estación Experimental Agrícola del Estado de Nueva York de la Universidad de Cornell en Ginebra, Nueva York, descubrieron que la cepa diseñada de la polilla diamondback tenía comportamientos de campo similares a las polillas no modificadas.

Lectura sugerida

Con microorganismos imitan la proteína de la leche y crean un queso para veganos

El queso desarrollado por Legendairy contiene caseína y proteína de suero que le otorgan el sabor y la textura característica de los quesos tradicionales.

 

Después de liberar a los insectos en varias olas en un campo de col circular especialmente plantado, los científicos recapturaron las polillas en trampas de feromonas y estudiaron qué tan lejos habían viajado y cuántos sobrevivieron en condiciones de campo del mundo real.

Descubrieron que el 95 por ciento de las polillas de ambas cepas permanecían dentro de los 35 metros de los sitios de liberación, y que ambas cepas tenían una longevidad similar después de la liberación. Los investigadores concluyen en el documento que estos nuevos datos, combinados con estudios de laboratorio complementarios sobre el comportamiento de apareamiento, indicaron que las liberaciones quincenales de polillas de lomo de diamante macho autolimitantes de Oxitec deberían «suprimir efectivamente las poblaciones de plagas de P. xylostella en el campo».

La prueba de campo se basa en el trabajo publicado previamente en invernaderos por el profesor Shelton y sus colegas que demostraron que la liberación sostenida de la cepa autolimitada suprimió efectivamente a la población de plagas y evitó el desarrollo de resistencia a un insecticida, una situación beneficiosa para el control de plagas.

«Nuestra investigación se basa en la técnica de insectos estériles para el manejo de insectos que se desarrolló en la década de 1950 y que celebró Rachel Carson en su libro, Silent Spring», informa Shelton. «Usar la ingeniería genética es simplemente un método más eficiente para llegar al mismo fin».