Sustentabilidad de arriba abajo

Lo más leído

 
 
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia

Las próximas décadas pondrán a la agricultura ante una enorme presión. Tener que alimentar a una población que crecerá 50% en cantidad de habitantes y con mayor poder adquisitivo, demandando más y mejores alimentos.

La preocupación por el calentamiento global impulsará aún más la demanda de productos del agro para la producción de energías limpias, plásticos biodegradables, materiales industriales, insumos agrícolas, productos medicinales, cosméticos, etc. Y como si fuera poco, habrá que hacerlo en menos superficie cultivable y con menor huella ambiental. Un verdadero desafío que necesita a la innovación como motor principal.

Y justamente innovación en productividad y sustentabilidad fue el denominador común que nos trajo la edición 2020 de Expoagro. La mayor muestra agroindustrial a cielo abierto de la región. Las novedades llegaron en prácticamente todos los eslabones de la cadena. Desde el material genético, pasando por la maquinaria, las soluciones digitales, las energías renovables y hasta los servicios logísticos. Veamos los detalles.

Por el lado de la biotecnología, Bioceres lanzó “Generación HB4”, un programa de vinculación colaborativa para incentivar a los productores a producir trigo y soja con el gen HB4 que le confiere tolerancia a estrés hídrico y suelos salinos. En el caso de los semilleros, mostraron todo su abanico de variedades profundizando la tendencia hacía las soluciones integrales y el apoyo en plataformas digitales que recomiendan la elección del mejor híbrido, técnicas de manejo y hasta conexión con otros productores o proveedores.

Lectura sugerida

 

En el espacio de las Agtech, se presentó el primer robot agrícola desarrollado en el país. Se trata de Terran, un equipo autónomo desarrollado por la firma Plantium que realiza pulverización selectiva con una autonomía de 50 hectáreas. En la misma línea, una sociedad entre Marinelli, Servicios de Precisión Agrícola; la fábrica de helicópteros Cicaré; y el Invap, presentaron RUAS-160, un helicóptero no tripulado equipado con cámaras multiespectrales, térmicas infrarrojas y sensores de malezas para aplicaciones selectivas de agroquímicos y fertilizantes.

La infraestructura estuvo presente con un espacio para las energías renovables. Por su lado, Telecom presentó lo último en fibra óptica y conectividad, mostrando aplicaciones de monitoreo online en granjas avícolas, napas y monitoreo ambiental.

La sustentabilidad también es social y tuvo su espacio. UPL -una de las mayores empresas de agroquímicos a nivel global- presentó los resultados del trabajo que viene desarrollando  junto a Ravit (Red Agropecuaria de Vigilancia Tecnológica) para reducir las brechas productivas existentes en la agricultura, a través de un enfoque de inclusión, equidad y trabajo colaborativo. En los 3 años que lleva de implementado el programa, se han monitoreado más de tres millones de hectáreas, analizando 120 variables en soja y maíz que explican por que las brechas de rindes llegan hasta el 40%. En el stand de Ipesa relucía la silobolsa rosa. Una iniciativa enmarcada en la campaña “El abrazo solidario del campo argentino”. Por cada silobolsa vendida por Ipesa, la firma radicada en Tierra del Fuego dona U$S 10 a Fundaleu y el Hospital Ramón Santamarina de la Ciudad de Tandil para luchar contra la Leucemia.

Lectura sugerida

Sustentabilidad de arriba abajo

No(u) plan

 

Como es costumbre, la maquinaria presentó muchas novedades. En el stand de New Holland se destacó la cosechadora CR10.90, la más potente que llega a la Argentina con un motor FTP de 700 CV y orugas que permiten reducir la compactación del suelo. Por su lado, CASE IH aprovechó Expoagro para presentar su nueva línea de tractores Puma y el pulverizador Patriot 300, diseñado especialmente para el contratista argentino.

En cuanto a las soluciones logísticas, YPF presentó el sistema integra, confirmando que la petrolera estatal cada día está más involucrada en el agro. Integra se basa en una solución de transporte de agroquímicos a granel, eliminando el uso del bidón. Cada camión ahorra unos mil kilogramos de plástico, además de las complicaciones con el lavado de los bidones. Una solución ambiental por donde se la mire.

Lectura sugerida

 

La muestra tuvo espacio para mostrar la circularidad existente cuando se integra la ganadería con la agricultura. Fertec presentó su línea «Ecomanagment» de soluciones para la gestión de efluentes ganaderos y aplicaciones como biofertilizantes, que van desde su línea de estiercoleras, hasta todo el abanico de soluciones para la producción de biogás y biofertilizantes en diferentes escalas.

Por el lado de los biocombustibles, Iveco presentó su gama “Natural Power”, los primeros vehículos comerciales a gas fabricados en el país. Los camiones pueden utilizar gas de origen fósil como renovable (RNG). En la misma línea, Scania presentó su gama de vehículos a gas, biogás y biodiesel Green Efficiency. Como dato de color, la firma sueca aportó nuevamente los equipos para proveer de energía a todo el predio.

Y hablando de biocombustibles, durante el fin de semana se viralizó en las redes sociales que el alcohol en gel está íntimamente ligado a esta industria. Sus dos insumos principales son el alcohol hidratado y la glicerina. El primero, un insumo derivado del maíz o la caña de azúcar también utilizado para la elaboración del bioetanol con que se cortan las naftas. El segundo, un coproducto de la elaboración de biodiesel. Ambos, hasta hace unas décadas formaban parte de la canasta de productos de la petroquímica. Hoy forman parte del sistema agroindustrial. Un síntoma que estamos transitando la era de la bioeconomía.

 
 
 
 

Últimas columnas

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.