El tofu y las proteínas vegetales asociados a un menor riesgo de enfermedades cardíacas

Lo más leído

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Cómo responde el maíz al compost de estiércol bovino y vinaza

Técnicos del INTA Manfredi –Córdoba– evaluaron el efecto del compost de estiércol bovino y vinaza, derivada de la producción de levadura panadera, en maíz para forraje. El cultivo registró buenas condiciones de crecimiento con estos residuos como fuente de nutrientes. En la muestra, exponen numerosas empresas que fabrican implementos para la correcta gestión y uso agronómico de desechos de producciones pecuarias.

Empresario tucumano defiende la industria azucarera ante las declaraciones del presidente Alberto Fernández

"Podemos estar seguros que no va a faltar en nuestro país alcohol para el uso aséptico, ni existe el aumento de precio por parte de los productores de NOA".

Preparando los cultivos para el clima del futuro

Producto del cambio climático, los cultivos de los que dependemos cotidianamente van a necesitar ser capaces de poder crecer bajo diferentes condiciones.

El potencial de la agricultura urbana para la seguridad alimentaria del Reino Unido

El 10% de los espacios verdes de una ciudad podría proveer las frutas y verduras necesarias para alimentar al 15% de la población local, según un nuevo estudio.

Columna semanal

La agroindustria solidaria

A lo largo y ancho del país se multiplican las acciones solidarias del sector para ayudar a controlar la pandemia.

El consumo de tofu y de alimentos que contienen mayores cantidades de isoflavonas está asociado con un riesgo moderadamente menor de contraer enfermedades cardíacas, especialmente para las mujeres más jóvenes y las mujeres posmenopáusicas que no toman hormonas, según una investigación publicada en Circulation, la revista insignia de la American Heart Association.

«A pesar de estos hallazgos, no creo que el tofu sea de ninguna manera una bala mágica», dijo el autor principal del estudio Qi Sun, investigador de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard. «La calidad general de la dieta sigue siendo crítica, y el tofu puede ser un componente muy saludable».

Lectura sugerida

 

Sun señaló que las poblaciones que tradicionalmente consumen dietas ricas en isoflavonas, incluido el tofu, como en China y Japón, tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca en comparación con las poblaciones que siguen una dieta rica en carne y vegetales. Sin embargo, los beneficios potenciales del tofu y las isoflavonas en su relación con la enfermedad cardíaca necesitan más investigación.

El tofu, que es la cuajada de la leche de soja, y la soja entera como el edamame son fuentes ricas en isoflavonas. Los garbanzos, las habas, los pistachos, el maní y otras frutas y nueces también son ricos en isoflavonas. La leche de soja, por otro lado, tiende a ser altamente procesada y a menudo se endulza con azúcar, señaló Sun. Este estudio no encontró una asociación significativa entre el consumo de leche de soja y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

«Otros ensayos en humanos y estudios en animales de isoflavonas, tofu y marcadores de riesgo cardiovasculares también han indicado efectos positivos, por lo que las personas con un riesgo elevado de desarrollar enfermedades cardíacas deben evaluar sus dietas», dijo. «Si su dieta está repleta de alimentos poco saludables, como carne roja, bebidas azucaradas y carbohidratos refinados, deberían cambiar a alternativas más saludables. El tofu y otros alimentos ricos en isoflavonas a base de plantas son excelentes fuentes de proteínas y alternativas a las proteínas animales».

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de salud de más de 74.000 mujeres del Estudio de Salud de Enfermeras (NHS) realizado entre 1984 y 2012; de aproximadamente 94.000 mujeres del estudio NHSII, entre 1991 y 2013; y más de 42.000 hombres que participaron en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud entre 1986 a 2012. Todos los participantes estaban libres de enfermedades cardiovasculares y cáncer al comienzo de cada estudio. Los datos dietéticos se actualizaron mediante encuestas de pacientes, realizadas cada dos o cuatro años. Los datos sobre enfermedades cardíacas se obtuvieron de registros médicos y otros documentos, mientras que las muertes por enfermedades cardíacas se identificaron en los certificados de defunción.

Se identificaron un total de 8.359 casos de enfermedades cardíacas durante el seguimiento sobre 4.826.122 personas-años de muestras, que es el número total de años que los participantes del estudio estuvieron libres de enfermedad cardíaca y ayuda a medir qué tan rápido ocurre en una población.

Lectura sugerida

 

Sun enfatizó que el estudio debe interpretarse con precaución porque sus observaciones encontraron una relación pero no probaron la causalidad. Muchos otros factores pueden influir en el desarrollo de enfermedades del corazón, incluido el ejercicio físico, los antecedentes familiares y los hábitos de vida de una persona. «Por ejemplo, las mujeres más jóvenes que son más activas físicamente y hacen más ejercicio tienden a seguir dietas más saludables basadas en vegetales que pueden incluir más alimentos ricos en isoflavonas como el tofu. Aunque hemos controlado estos factores, se recomienda precaución al interpretar estos resultados», dijo Sun.

En el año 2000, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos aprobó declaraciones de propiedades saludables en los alimentos de soja sobre la protección contra las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, desde entonces, los ensayos clínicos y los estudios epidemiológicos no han sido concluyentes, y la agencia está reconsiderando su decisión de hace veinte años. Las recomendaciones de dieta y estilo de vida de 2006 de la American Heart Association y un aviso científico de 2006 sobre proteínas de soja, isoflavonas y salud cardiovascular encontraron evidencia mínima de que las isoflavonas transmiten algún beneficio cardiovascular y cualquier protección proporcionada por una mayor ingesta de soja probablemente se debe a niveles más altos de grasas poliinsaturadas, fibras, vitaminas y minerales, y niveles más bajos de grasas saturadas.

Últimas Noticias

Shell se muestra fascinado con la incorporación de bioetanol a la Fórmula 1

"Es un gran desafío, pero estamos muy contentos de cambiar al E10, Para ser sincero, estaríamos felices de tener, incluso mezclas más altas"

Preparando los cultivos para el clima del futuro

Producto del cambio climático, los cultivos de los que dependemos cotidianamente van a necesitar ser capaces de poder crecer bajo diferentes condiciones.

Empresario tucumano defiende la industria azucarera ante las declaraciones del presidente Alberto Fernández

"Podemos estar seguros que no va a faltar en nuestro país alcohol para el uso aséptico, ni existe el aumento de precio por parte de los productores de NOA".

Cómo responde el maíz al compost de estiércol bovino y vinaza

Técnicos del INTA Manfredi –Córdoba– evaluaron el efecto del compost de estiércol bovino y vinaza, derivada de la producción de levadura panadera, en maíz para forraje. El cultivo registró buenas condiciones de crecimiento con estos residuos como fuente de nutrientes. En la muestra, exponen numerosas empresas que fabrican implementos para la correcta gestión y uso agronómico de desechos de producciones pecuarias.

Aqua-PV, el novedoso proyecto que combina la cría de camarones con producción de energía renovable

La sombra que producen los paneles mejora las condiciones laborales, reduce el consumo de agua por evaporación y protege a los peces de las aves depredadoras.

Suscribite al Newsletter

Holler Box