La circularidad en la agricultura de las Américas en tiempos de coronavirus

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

En América Latina y en el mundo, la pandemia cambia radicalmente nuestros sistemas de vida, orientando las prioridades hacia la salud. La actividad empresarial y productiva se resiente, enfrenta alta inestabilidad e incertidumbre, se contrae la economía y decaen las expectativas de crecimiento.

El campo se ve afectado de varias maneras.

La circularidad en la agricultura llama a mejorar su eficiencia, a reducir y recuperar sus residuos, racionalizar el uso de insumos, reducir emisiones, optimizar el flujo de nutrientes y energía y reusar de modo seguro el agua. Con ello, se fomentan circuitos productivos en los territorios rurales con modelos de negocio de triple impacto (económico, ambiental y social).

Lectura sugerida

 

La circularidad en la agricultura de las Américas en tiempos de coronavirus
Laura Meza, Especialista en Acción Climática y Circularidad Agrícola del IICA

En tiempo de coronavirus es estratégica la dinamización del sector agropecuario en un contexto recesivo y empobrecido, el resguardo de la seguridad alimentaria, la menor dependencia de mercados externos en productos clave (como medicinas y alimentos) y la adaptación y resiliencia de los territorios rurales afectados.

Manuel Otero, Director General del IICA, plantea que “ante el desafío de seguir produciendo alimentos, el IICA ofrece asistencia en la mejora de los procesos productivos, para el ajuste y la recuperación de este sector y el cumplimiento de las crecientes exigencias sanitarias y ambientales”.

El IICA pone a disposición de los productores, empresas agropecuarias y los gobiernos un Hub de la circularidad, como un punto de conexión público, privado y académico, en total coordinación y con el liderazgo de los programas de Bioeconomía y Desarrollo Productivo, y Cambio Climático, Recursos Naturales y Gestión de Riesgos Productivos.

Lectura sugerida

 

El hub conecta al sector con las innovaciones en el aprovechamiento de desechos y materiales, el diseño de infraestructura productiva de bajo impacto y costo, las plataformas abiertas de conocimiento y la vinculación entre consumidores y productores, y experiencias de economía colaborativa en bienes y servicios de producción”.

La circularidad contribuye a adaptar los sistemas de producción agroalimentario y los territorios rurales a la pandemia en el contexto socioeconómico que se avizora. El Instituto, junto con socios estratégicos y en la implementación de su modelo de cooperación técnica, se encuentra formulando proyectos para implementar modelos de negocios biocirculares en cadenas claves.

Por Laura Meza, Especialista en Acción Climática y Circularidad Agrícola del IICA

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.