Yema de huevos más oscuras con subproducto de la elaboración de biocombustibles

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

La verdadera pregunta puede que no sea que nació primero, si el huevo o la gallina, sino ¿de qué color era la yema?

En México, el Consejo de Granos de los Estados Unidos (USGC) está trabajando con los productores de aves de corral para examinar en que medida el aceite de los destiladores de maíz (CDO), un coproducto de la producción de etanol, puede ayudar a lograr que la yema de huevo logre el color amarillo oscuro que tanto desean los consumidores y a la vez, estimular el sistema inmunológico de los pollos que ponen esos huevos.

Los consumidores mexicanos prefieren pollos de piel amarilla y yemas de huevo de color amarillo oscuro. Cambiar el color de una yema de huevo de amarillo pálido a amarillo oscuro se puede lograr cambiando la dieta de la gallina. Para hacerlo, los productores mexicanos a menudo agregan un agente pigmentador, principalmente extracto de caléndula, en sus raciones, lo que también aumenta el costo de alimentación en la granja.

Lectura sugerida

 

El personal del Consejo propuso una solución diferente: CDO, que ya se estaba agregando a las raciones avícolas mexicanas por su valor energético. Un proyecto de investigación realizado con la Universidad Estatal de Carolina del Norte demostró con éxito que los CDO contienen pigmentos carotenoides, pigmentos naturales que mejorarían el color de la yema y proporcionarían otros beneficios nutricionales.

El Consejo, utilizando una combinación de fondos del Programa de Acceso al Mercado y el Programa de Promoción del Comercio Agrícola del USDA, llevó esta información al mayor importador y distribuidor de CDO de México y formó una asociación para realizar visitas individuales a las principales compañías avícolas.

A lo largo de 2019, el Consejo realizó pruebas en lotes específicas en productos importados y desarrolló campañas de marketing y guías de alimentación. El Consejo también instaló stands para proporcionar información y facilitar la creación de redes con los proveedores en las reuniones de ANFACA, una de las asociaciones de cereales y nutrición animal más grandes de México, y AVECAO, el mayor evento avícola en Tepatitlán.

Lectura sugerida

 

«Varias empresas en México ya estaban utilizando CDO, pero por el valor del contenido de energía, no de pigmento», dijo Patricia Esqueda, especialista en marketing de USGC en el oeste de México. «Si bien muchos de los nutricionistas de las compañías avícolas no consideraron inicialmente el pigmento como una ventaja de CDO, sí consideraron el contenido total de carotenoides como una excelente fuente de antioxidantes que promueven un sistema inmunológico saludable en las aves».

El Consejo convenció sumo a tres compañías avícolas que comenzarán a importar CDO por primera vez a partir de este otoño boreal, a través compras semanales. Otras compañías también expresaron interés y recibieron muestras de CDO para probar en sus raciones. Si bien los suministros de CDO actualmente son limitados debido a dificultades que están atravesando las industria del etanol de los EEUU producto de la pandemia, estas empresas siguen comprometidas con el Consejo y están interesadas en agregar el coproducto a sus formulaciones.

«Las yemas de huevo se han visto más pálidas en México, debido a los precios actuales y la falta de disponibilidad tanto de CDO de EEUU como de caléndula china», dijo Esqueda. «Pero a medida que las preferencias de los clientes continúan existiendo para una yema más oscura, esperamos que la demanda de CDO regrese al mercado avícola a medida que los precios de los pigmentos se estabilicen».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Startup sueca logró imitar el sabor de las proteínas animales con un ingrediente a base de hongos

La startup sueca de tecnología alimentaria Mycorena, que ha desarrollado un proceso biotecnológico basado en hongos para crear proteínas veganas de una manera más sostenible, acaba de presentar el primer ingrediente a base de hongos que imita el sabor y la textura única de las grasas animales.