Home Excluidas Crean un algoritmo predictivo que facilita la química del vino

Crean un algoritmo predictivo que facilita la química del vino

Cuando se trata de vino, la química debe ser la correcta para obtener el mejor sabor y sensación. Para ayudar a los enólogos es esta tarea, un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Washington (WSU) ha ideado un modelo que facilita comprobar la composición química de su vino tinto para obtener el vino que están buscando.

En un artículo publicado en la revista Molecules, los científicos presentaron un nuevo modelo que permite a los enólogos obtener mediciones en su vino, que anteriormente requerían pruebas difíciles, tediosas o costosas.

«Algunos de los métodos de testeos son muy difíciles para las personas en el laboratorio de una bodega durante la cosecha», dijo Jim Harbertson, profesor asociado de enología wn WSU y autor correspondiente del artículo. “La industria nos pidió que ideáramos formas alternativas de obtener información. Nos encanta la química, pero la mayoría de la gente no quiere hacer eso».

 

El modelo permite a los laboratorios de las bodegas realizar mediciones de fenólicos que generalmente están fuera del alcance de la mayoría. Los fenólicos le dan al vino tinto sus importantes características sensoriales, como la sensación en la boca y el color. También proporcionan antioxidantes al vino.

«Esto es básicamente una simplificación de pruebas largas», dijo Harbertson. «Nos tomó varios años, mucha matemática y una gran cantidad de trabajo, pero hemos corroborado los resultados del modelo y funciona bien».

Así que ahora los enólogos pueden realizar pruebas relativamente simples, ejecutar los resultados a través del nuevo algoritmo creado por WSU y obtener predicciones precisas sobre la sensación en la boca y el color del vino producido para los consumidores.

Lectura sugerida

 

«Los técnicos y enólogos en el laboratorio de sus bodegas necesitarán menos tiempo y menos esfuerzo para realizar su trabajo y la vez, obtendrán resultados más útiles», dijo Harbertson.

Para que sea más útil para los enólogos, Harbertson utilizó fondos de investigación para hacer que el documento académico, que coescribió con los colegas de la WSU Chris Beaver y Tom Collins, bajo el sistema de código abierto, que está disponible online para cualquier persona. El objetivo es ayudar a todas las bodegas de Washington y de todo el país a elaborar mejores vinos.

«Esto es para las personas que hacen el vino que la gente bebe», dijo. «Esto proporciona a los enólogos una nueva herramienta para medir los componentes del vino y, en última instancia, ayudará a los consumidores a tener mejores vinos para beber». 

Salir de la versión móvil