10.3 C
Buenos Aires
lunes, julio 4, 2022
 

En una vendimia signada por la pandemia, los productores del hemisferio sur comparten lo aprendido con sus pares del viejo mundo

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

Los productores de vino del hemisferio sur tuvieron que llevar a cabo su vendimia en plena crisis por Covid-19. Mientras sus colegas del norte se preparan para hacer lo propio en las próximas semanas, la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) invitó a representantes de los organismos vitivinícolas de la mitad austral del planeta a compartir las lecciones aprendidas de como manejar la cosecha durante la pandemia.

Durante un seminario web realizado a fines de mayo, representantes de Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Chile y Argentina contaron sus experiencias con sus pares del resto del mundo.

António Graça, Director de investigación y desarrollo de Sogrape Vinhos SA, presidió el evento y señaló que, aunque anteriormente la transferencia de conocimiento en el mundo del vino «fluía principalmente del hemisferio norte al sur», la OIV ha «revertido el flujo histórico de conocimiento», invitando a los productores del hemisferio sur a compartir sus aprendizajes con el resto del mundo.

Según informó el portal The Drinks Business, las situaciones fueron diferentes de acuerdo al momento de la cosecha en relación con el grado de alcance de las medidas de aislamiento aplicadas. En Nueva Zelanda el bloqueo se anunció relativamente temprano. Cómo sucedió con otros países, los viñedos y las bodegas se clasificaron como esenciales, gracias al exitoso lobby de los organismos de la industria.

Lectura sugerida

Otros países demoraron mucho más en cosechar desde que se impusieron medidas. Es el caso de Sudáfrica, que además debió enfrentar a sus propios desafíos. Con el impedimento para exportar, que se levantó y restableció varias veces, junto con una prohibición de ventas nacionales que ejerció una enorme presión adicional a la industria.

Yvette van der Merwe, CEO de South African Wine Industry and Systems (SAWIS), describió la experiencia como una «lucha por la supervivencia». Igual que lo acontecido con Nueva Zelanda, se permitió que continuara la cosecha y el trabajo en las bodegas, pero las ventas nacionales de alcohol fueron prohibidas entre el 27 de marzo al 1 de junio.

Como aspecto positivo, destacó que la situación demostró lo bien que la industria del vino sudafricana puede trabajar en conjunto, a pesar de estar fragmentada.

“Cuando se desató la crisis, fue increíble ver a todos y cada uno de los miembros de la industria del vino, ya fuera vendedor, comprador, mayorista o proveedor. Todos se unieron para trabajar en un plan para acercarle al gobierno. Entonces, a pesar de las diferentes opiniones, perspectivas y escala, fue sorprendente ver cómo pudimos presentar y compilar un documento con el que todos estuvimos de acuerdo”, dijo.

En Chile y Argentina la cosecha fue inusualmente temprana, con rendimientos más bajos de lo habitual. En algunas regiones de Chile, por ejemplo, la mayor parte de la cosecha fue recolectada antes de que se impusieran las estrictas medidas de aislamiento.

Graça también dijo que era importante reconocer hasta qué punto está mecanizada la cosecha en cada uno de los países, y el papel que esto jugó para ayudar a recolectar las uvas durante el distanciamiento social. Señaló que Australia y Nueva Zelanda utilizan una proporción mucho mayor de cosecha mecánica que Chile, Argentina y Sudáfrica.

Relación con el gobierno

En general, los participantes destacaron la importancia de trabajar en estrecha colaboración con el gobierno local y nacional.

En una vendimia signada por la pandemia, los productores del hemisferio sur comparten lo aprendido con sus pares del viejo mundoTony Battaglene, CEO de Australian Grape and Wine Incorporated (Australian Grape & Wine), la asociación nacional de productores de uva y vino de Australia, dijo que la colaboración entre la industria y el gobierno fue clave. Destacó que el nombramiento de un enviado especial de agricultura, que trabajó directamente con la institución, fortaleció la relación entre ambas partes.

Por su parte, Aurelio Montes, presidente de Vinos de Chile, estuvo de acuerdo, afirmando que la relación con las autoridades locales significó que las cosas se resolvieran más rápidamente.

«Fue uno de los factores más importantes que ayudó a que nuestra cosecha tuviera un final feliz», dijo. “Desde el ministro de agricultura para abajo, todos los funcionarios dejaron claro cuán importante es la industria del vino para el empleo, el comercio y la imagen de Chile. Exportamos el 70% de la producción. Eso significa que tienes millones de personas comprando vino con la leyenda Chile en la etiqueta. Estar cerca de las autoridades fue clave para hacer que las cosas sucedan rápidamente».

Comunicación

Otra lección interesante fue la importancia de la comunicación y la honestidad cuando no se conocen las respuestas.

Jeffrey Clarke, asesor general de New Zealand Winegrowers, dijo: “Lo único que realmente marcó la diferencia para nosotros fue la transparencia. Se debe ser honesto acerca de lo que se sabe y lo que no. Y creo que eso generó confianza en nuestros miembros que buscaban orientación y también con el gobierno. Pudimos decir a nuestros socios: «no sabemos la respuesta a esa pregunta pero la averiguaremos». Y creo que tuvimos mucha más credibilidad por eso”.

Por su parte, Daniel Rada, director del Observatorio del Vino Argentino, agregó: “La anticipación, la preparación y un fuerte esfuerzo institucional fueron clave. Las redes públicas y privadas son realmente muy efectivas».

Lectura sugerida

Formas de mejorar

Cuando se les preguntó qué deseaban haber hecho de manera diferente, o que hubieran hecho mejor, Battaglene dijo que no habían podido asegurar un paquete de estímulo económico para la industria.

“No pudimos convencer al gobierno de que estábamos en una situación diferente en la que funcionarían sus paquetes de estímulo. Estamos en una posición en la que aproximadamente el 30% de nuestras bodegas se encuentran en una situación complicada. Los próximos seis meses son vitales para su supervivencia, ya que la actividad no se recuperará rápidamente, y no estoy seguro de que el flujo de caja sea suficiente para mantenerlas con vida. Logré convencer a la mayoría de nuestros ministros, pero no al Primer Ministro», dijo.

Van der Merwe dijo que la pandemia había resaltado el modo en que la industria del alcohol sudafricana debe trabajar con el gobierno para abordar varios problemas socioeconómicos dentro del país en el futuro, y afirmó que se estaba desarrollando una estrategia de comunicación.

Mientras tanto, Montes dijo que Chile debe enfocarse en mejorar su tecnología y la velocidad a la que las bodegas cosechan grandes volúmenes de uvas.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

¡Canibalismo para combatir el cambio climático! La propuesta de un falso documental sueco que gana el primer premio en el Festival de Cannes

Encargado por la Federación Sueca de Alimentos y creado por McCann Estocolmo, el falso documental de 18 minutos utiliza un valor impactante para promover el consumo de proteínas alternativas y amigables con el planeta y resaltar el impacto ambiental negativo de la producción mundial de alimentos.