10.3 C
Buenos Aires
lunes, julio 4, 2022
 

Los beneficios de las AgTech locales

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

A medida que las empresas agrícolas y alimentarias del mundo se enfrentan cada vez más a menudo a interrupciones laborales de cualquier índole, crecen las críticas sobre la practicidad de la adopción de la tecnología de automatización. Específicamente, que tan transformadora puede resultar su adopción, si quienes adquieren las tecnologías no pueden acceder al soporte cuando es necesario.

Ontario Agri-Food Technologies es una organización que apoya la comercialización de tecnología agrícola, desarrollo e investigación dentro de la provincia canadiense. Su presidente, Tyler Whale, asegura que la experiencia localizada y la conectividad deben ser avanzadas tanto como el diseño de equipos. Ya sea en la granja lechera o en el invernadero de vegetales, los nuevos sistemas requieren servicio, reparación y un historial comprobado que demuestre que contribuyen al retorno de la inversión,

El problema para muchos productores primarios y procesadores secundarios, dice, es que una porción significativa de la tecnología de automatización actualmente disponible todavía proviene, en general, de Europa continental. La tecnología puede ser excelente, pero la relación con los expertos debe ser fluida para ayudar a solucionar las cosas cuando surgen problemas, como inevitablemente lo hacen.

Lectura sugerida

«Dependiendo de dónde se haya desarrollado primero, es posible que no tengamos las habilidades para admitir nuevas tecnologías», dice Whale. “Además, estas cosas son caras. Los agricultores son empresarios. La tecnología se adopta en la agricultura muy lentamente porque hay que desplazar algo que ya está funcionando confíablemente».

Hussam Haroun, director de automatización del Centro de Investigación e Innovación de Vineland, una institución de Ontario centrada en el desarrollo tecnológico y la comercialización en el sector agrícola interior, dice que la falta de experiencia es una de las razones por las cuales las personas se asocian con Vineland para desarrollar nuevas soluciones tecnológicas

Sin embargo, otra razón es asegurar que sus dólares de inversión en tecnología se destinen a máquinas y técnicas que satisfagan sus necesidades específicas. Un ejemplo son los sistemas diseñados por holandeses para cultivar frutillas en invernadero. No funcionan de manera óptima en el clima canadiense.

«Desde el punto de vista de Vineland, hemos pasado mucho tiempo en robótica y aprendizaje automático para interactuar mejor con el medio ambiente», dice Haroun, específicamente en referencia a un proyecto en curso para desarrollar una máquina de recolección de hongos autónoma.

Los beneficios de las AgTech locales
El Centro de Investigación e Innovación de Vineland está desarrollando una máquina de cosecha de hongos autónoma para los productores locales. – Foto: Centro de Investigación e Innovación Vineland

Las tecnologías de automatización a menudo no coinciden

Devolver la investigación y el desarrollo al nivel del productor es otro problema. Karen Hand, directora de estrategia de investigación de datos agrícolas en la Universidad de Guelph y propietaria de una consultora de datos agrícolas, dice que las tecnologías de automatización a menudo no están alineadas a los diferentes objetivos y condiciones de las empresas.

Esto significa que los productores y procesadores de alimentos ven mayores costos en la  de calibración y ajustes de los sistemas de automatización. Esto reduce el rendimiento general de la inversión y retrasa su adopción, ya que las piezas se adoptan individualmente, se verifican rigurosamente y se modifican según sea necesario.

«No estoy convencida de que los agricultores o la industria entiendan cómo, o con qué frecuencia, las tecnologías deben calibrarse», dice Hand.

Whale y Hand dicen que la naturaleza de dimensiones singulares de las tecnologías de automatización solo exacerba la falta de automatización en algunas partes del sector. “Una cortadora de césped solo ejecuta una tarea y de forma muy lenta. Un robot destinado a recoger rocas debería poder hacer otras cosas. Cortar césped, mover suministros, cosas así”, dice Whale.

La conectividad a Internet es crítica, pero aún falta

La falta de conectividad entre tecnologías a través de Internet de las cosas es otro problema, según Hand. Esto se debe, en parte, a las variaciones en los estándares de interoperabilidad para los datos agrícolas, creando una situación en la que la tecnología solo puede adoptarse para una tarea.

Lectura sugerida

Un enfoque más a nivel de sistemas, dice, brindaría un mayor retorno de la inversión. Por ejemplo, algo como los estándares GS1 utilizados en el sector de la salud mundial podría aplicarse a la soja con identidad preservada para reducir los problemas en la cadena de suministro de granos.

Bioseguridad y salud de los empleados.

Lo mismo podría decirse de la bioseguridad y la salud de los empleados a través del sistema «Respuesta Táctica contra la Epidemia COVID-19» (TRACE) desarrollado por Ontario, donde los sensores RFID, llevados por los empleados mientras trabajan, mapean movimientos y contactos. De esta manera, solo una parte de un negocio determinado tendría que cerrarse en caso de un problema de salud importante.

“Realmente necesitamos tener una visión más sistemática de cómo funcionan las tecnologías. Necesitamos un liderazgo concertado para analizar todo el sistema y ayudar a implementar tecnologías después de COVID”, dice Hand. Whale está de acuerdo, diciendo que tales ideas en la granja serán «extremadamente prácticas». Sin embargo, también reitera que la limitante es la falta de conectividad general a Internet.

De hecho, muchos agricultores canadienses y otras empresas aún no tienen acceso a Internet adecuado. Un reclamo de demanda de infraestructura que crece sensiblemente durante la pandemia.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

¡Canibalismo para combatir el cambio climático! La propuesta de un falso documental sueco que gana el primer premio en el Festival de Cannes

Encargado por la Federación Sueca de Alimentos y creado por McCann Estocolmo, el falso documental de 18 minutos utiliza un valor impactante para promover el consumo de proteínas alternativas y amigables con el planeta y resaltar el impacto ambiental negativo de la producción mundial de alimentos.