Algas que pisan fuerte

Lo más leído

El río de los sueños

El nuevo puerto de ACA en Timbúes se suma a un enorme complejo agroindustrial que desarrollado a partir del dragado de la hidrovía del Paraná

Una botella de papel podría revolucionar los envases en la industria del vino

Reduce 84% la huella de carbono respecto a una botella de vidrio. El envase representa la mayor contribución en las emisiones GEI de la producción de vinos.

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Impulsar los biocombustibles, una estrategia para la recuperación económica post-covid

Las empresas productoras de biocombustibles del país han solicitado al Poder Ejecutivo que promueva el tratamiento de una nueva Ley de biocombustibles.

Columna semanal

El río de los sueños

El nuevo puerto de ACA en Timbúes se suma a un enorme complejo agroindustrial que desarrollado a partir del dragado de la hidrovía del Paraná
 
 

las floraciones de algas nocivas representan una crisis ecológica que amenaza los entornos marinos de todo el mundo. Los desechos químicos, que contienen fósforo y nitratos, que a menudo se encuentran en los fertilizantes, se infiltran en las vías fluviales y crean condiciones que desencadenan el crecimiento incontrolable, o floraciones, de algas. A veces liberan toxinas dañinas para los humanos y los animales, además de agotar el oxígeno en el agua y bloquear la luz solar, componentes vitales para un ecosistema marino saludable. Esto puede provocar muertes masivas de la vida silvestre local (mamíferos marinos, poblaciones de peces y aves) y la contaminación del agua potable y el aire que respiramos.

La start up Algix, con base en Meridien, Mississippi, draga estanques y lagos en los Estados Unidos y Asia, particularmente aquellos que tienen riesgo de sobrecarga de algas debido al aumento de la temperatura global. Y transforma la biomasa cosechada en espuma de celda cerrada para ser utilizada principalmente en suelas y media suelas para zapatos y zapatillas, pero también para ropa, tapicería de automóviles y otros productos.

Mientras que otras compañías cultivan algas en tanques, la recolección silvestre tiene ventajas: el proceso resuelve un problema ambiental y no requiere la energía y el costo utilizados para cultivar algas en la oscuridad.

Las algas son microorganismos fotosintéticos unicelulares que absorbe CO2, luz solar, nitrógeno y fósforo (nutrientes) y transforman estos aportes en biomasa vegetal. La biomasa de algas se puede cosechar y eliminar de los cuerpos de agua para ayudar a restablecer el equilibrio.

Lectura sugerida

Otros enfoques propuestos para resolver las floraciones de algas incluyen la ozonización, que ayuda a desinfectar el agua de posibles toxinas, pero termina degradando la biomasa de las algas en nutrientes inorgánicos, como el amoníaco, nitratos y fosfatos, que conducen a la proliferación de algas adicionales que se ciclan con el tiempo. «Nos dimos cuenta de que extraer la biomasa era el elemento clave necesario para presionar a la baja la cantidad de nutrientes en los cuerpos de agua, reduciendo el potencial de proliferación de algas» dijo Ryan W. Hunt, cofundador y director técnico de la compañía, al portal Parley.

El proceso utiliza directamente las algas «sin necesidad de extracción, fermentación o refinación». Las algas se secan, se mezclan con un «polímero portador» como el ácido poliláctico o el etileno-acetato de vinilo (EVA) y luego se procesan en gránulos de resina. Al reemplazar parcialmente los polímeros derivados de fósiles, y al absorber carbono a medida que crecen, las algas también ayudan a reducir la huella de carbono.

En comparación con el EVA puro y virgen, la espuma Bloom de Algix genera un 55 por ciento menos de emisiones de dióxido de carbono, utiliza un 36 por ciento menos de energía y consume un 30 por ciento menos de agua. Y por si todo esto fuera poco, la cosecha de algas limpia aproximadamente 2.253 litros de agua contaminada por kilogramo de gránulos obtenido.

Los comienzos

En 2007, Ryan Hunt comenzó a investigar en qué medida las algas podrían usarse para ayudar a eliminar los niveles dañinos de fósforo y amoníaco presentes en las aguas residuales industriales y agrícolas. Sin embargo, luego de años de investigación, descubrió que la biomasa de algas, rica en proteínas, cuando se la sometía a calor y presión por un tiempo significativo, sufría un un proceso de plastificación. Fue la base para el desarrollo de la resina Bloom. En 2010, Ryan se asoció con Mike Van Drunen, ingeniero y emprendedor y fundaron Algix, con la misión de limpiar el medio ambiente y proporcionar al mundo materiales sostenibles de base biológica.

Las algas recolectadas, son secadas y  pelleteadas

Durante 2 años desarrollaron y refinaron el proceso de extrusión, a la vez que diseñaron una tecnología de cosecha y secado, para crear una operación comercialmente viable. Y en 2014 inauguraron una moderna planta de 6.500 metros cuadrados en Meridian, Mississippi.

Hoy Algix puede producir más de 4.500 toneladas de resina Bloom por año, y a través de «expansión interna y asociaciones estratégicas», la capacidad puede ampliarse exponencialmente mientras exista biomasa de algas, dijo Hunt.

Mercado

Construir su cadena de suministro desde cero ha llevado tiempo, pero más de 70 marcas de calzado, moda y ropa deportiva están incorporando, o incorporarán, la espuma Bloom en sus desarrollos. Reformation, New Balance y H&M emplearon el material en sus colecciones de 2019. El primer calzado sustentable de la innovadora Aldo utiliza suelas de Bloom. Y Adidas también se encuentra dentro de sus clientes con el zueco de Yeezy, la colaboración de moda del rapero Kanye West para la marca deportiva.

Lectura sugerida

Otro producto que ya está a la venta en el mercado es Ultra, un calzado anfibio desarrollado junto a la marca de ropa outdoor Vivobarefoot. «Para hacer Ultra, pasamos más de un año trabajando con una compañía diferente en una solución de circuito cerrado, pero no funcionó», dijo el fundador de Vivobarefoot, Galahad Clark.

El proceso de fabricación debió sortear algunos desafíos: el diseño del zapato, cubierto con agujeros hexagonales para permitir que el pie respire, requiere de un molde detallado y preciso, y el material tuvo que ajustarse para garantizar que se expandiera y encogiera exactamente al ritmo correcto. Pero finalmente funcionó, y la compañía dice que es una mejora a la alternativa convencional.

Para Algix, se trata apenas del comienzo. “El mercado y la toma de conocimiento por parte de los consumidores sobre los desarrollos basados en algas han generado expectativas dentro de las agencias gubernamentales, las empresas de servicios públicos y otras empresas que están fuera de nuestro enfoque actual. Se han abierto para Algix nuevos horizontes de financiamiento con fondos federales y apoyo gubernamental de alto nivel para la industria de biotecnología de algas ”, dijo Hunt.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

En 2025 los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera serán los más altos en 3,3 millones de años

Estamos en niveles de CO2 que en el el pasado se asociaron con temperaturas y nivel del mar significativamente más altos que hoy.

¿Serán los insectos y las microalgas los alimento del futuro de la ganadería?

Investigadores buscaron alternativas para independizar la nutrición de los animales del uso de la tierra,.

Bilbao busca contruir una terminal portuaria para el almacenamiento de biocombustibles

El emprendimiento deandará una inversión de 40 millones de Euros y quintuplicaría la capacidad de almacenamiento de combustibles renovables.

Autoridades agrícolas y empresas agroalimentarias de las Américas plantean soluciones en pro de la seguridad alimentaria regional

Lo hicieron en un diálogo virtual convocado por el IICA, en el que remarcaron la necesidad de mantener el flujo de mercancías, evitar el proteccionismo comercial y avanzar hacia la digitalización del agro.

El río de los sueños

El nuevo puerto de ACA en Timbúes se suma a un enorme complejo agroindustrial que desarrollado a partir del dragado de la hidrovía del Paraná
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box