Estudio calificado de ´histórico´ relaciona al cambio climático con mayores riesgos de embarazos

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Una investigación de salud ambiental publicada  en el Journal of the American Medical Association (JAMA) encuentra evidencia convincente que vincula las consecuencias del cambio climático con la menor tasa de embarazos en EEUU.

La revisión analizó 68 estudios estadounidenses desde 2007, que incluyeron más de 32 millones de nacimientos.

El 84 por ciento de los nacimientos mostraron algún vínculo estadístico significativo entre el aumento de la contaminación del aire y la exposición al calor (relacionada con el cambio climático) y los riesgos graves para el embarazo, específicamente partos prematuros, bajo peso al nacer y mortalidad fetal.

«Pasamos tanto tiempo tratando de reducir las complicaciones en obstetricia y mejorar los resultados, que para mí este es un estudio histórico», dijo la Dra. Jeanne Conry, ex presidenta del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), actual CEO y fundadora de la Environmental Health Leadership Foundation y presidenta electa de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia.

Lectura sugerida

El autor principal del estudio, el Dr. Bruce Bekkar, MD, un obstetra retirado y actual activista climático comparte la misma visión. Describe por qué su investigación en este estudio en particular se enfocó exclusivamente en los Estados Unidos. «Excluimos a propósito los documentos que contenían cualquier tipo de población que no fuera de EEUU., porque queremos que la gente entienda el impacto de esta historia», dijo. «Puede que sea peor en otros lugares, pero no puedes alejarte de los hallazgos de nuestra historia y decir: ‘Está sucediendo en otro lugar’. Está literalmente sucediendo en nuestro alrededor en todo el país y en este preciso momento».

Lectura sugerida

Las subpoblaciones que se encontraron en la investigación con mayor riesgo incluyeron grupos minoritarios, especialmente madres negras, y a individuos con asma. Conry explica cómo las mujeres mal atendidas que realizan trabajos al aire libre, por ejemplo, se ven fuertemente afectadas. «Las mujeres negras e hispanas que trabajan en las granjas o en los campos … tienen contaminación de calor y aire, por lo que son particularmente vulnerables», dijo.

Como los entornos y las condiciones de vida en todo el mundo, e incluso en el país, varían, se enfatiza la importancia de la educación. «Esperamos que las mujeres y las familias se den cuenta de que este es un factor de riesgo para ellos con el que necesitan involucrarse», dijo Bekkar. «Y eso significa preguntar a sus proveedores de atención médica formas específicas en que pueden abordarlo, porque estos efectos varían mucho en términos de época del año y ubicación geográfica».

ACOG considera que el cambio climático es una preocupación urgente para la salud de las mujeres, así como un importante desafío de salud pública en todo el mundo, algo que la organización reafirmó en abril de 2018. «El cambio climático tiene un efecto desproporcionado en la salud global de las mujeres, ya que amplía las disparidades de salud existentes basadas en el género», escribió ACOG en una declaración de posición. «Pedimos que el gobierno y las agencias de salud pública tomen medidas para garantizar la protección de los servicios de salud de las mujeres y los derechos humanos».

Bekkar, DeNicola y Conry explican la necesidad de que todas las partes (la comunidad médica, los encargados de formular políticas públicas y las propias familias en todo el país) aprendan más y actúen para ayudar a combatir estas graves consecuencias. «Dedicamos, como obstetras, tanto tiempo a aconsejar a las mujeres embarazadas sobre todas estas precauciones», dijo DeNicola. «Pero en realidad no pueden controlar la temperatura exterior o la contaminación del aire que encuentran, y así, más allá de las acciones individuales … las soluciones reales son soluciones de sistema, y ​​principalmente controladas por los responsables políticos”.

Tanto DeNicola como Bekkar enviaron un mensaje directo al presidente Trump. «Creo que es un momento, en este momento, en la sociedad donde se nos recuerda que no solo somos independientes, estamos todos conectados … todo ese tipo de microdecisiones tienen un impacto significativo en las exposiciones que la gente se enfrenta «, dijo Bekkar.» Todas estas exposiciones están en manos de funcionarios electos, así que, en noviembre, nadie debería votar por nadie que no se enfrente a la crisis climática y quiera hacer algo al respecto en este momento».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

00:11:26

Agricultores buscan agregar valor diversificando en actividades más allá de la tranquera

Acompañamos a productores de la Chacra de Valor Agregado de AAPRESID a una gira por el ecosistema de AgTech y FoodTech de Rosario.