En 2025 los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera serán los más altos en 3,3 millones de años

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Para 2025, los niveles de dióxido de carbono atmosférico (CO2) probablemente sean más altos que durante el período más cálido de los últimos 3,3 millones de años, según una nueva investigación realizada por un equipo de científicos de la Universidad de Southampton. El trabajo fue publicado en Nature Scientific Reports.

El Dr. Elwyn de la Vega, que dirigió el estudio, dijo que «El conocimiento de CO2 durante el pasado geológico es de gran interés porque nos dice cómo el sistema climático, las capas de hielo y el nivel del mar ha respondido previamente a las elevadas concentraciones de CO2. Estudiamos este intervalo en particular con detalles sin precedentes porque proporciona una gran información contextual para nuestro estado climático actual».

Lectura sugerida

Para determinar el CO2 atmosférico, el equipo ha utilizado la composición isotópica del elemento boro, naturalmente presente como una impureza en las conchas de zooplancton llamadas foraminíferos o ‘forams’ para abreviar. Estos organismos tienen un tamaño de aproximadamente medio milímetro y se acumulan gradualmente en grandes cantidades en el fondo marino, formando un tesoro de información sobre el pasado climático de la Tierra. La composición isotópica del boro en sus conchas depende de la acidez (el pH) del agua de mar en la que vivían los forams. Existe una estrecha relación entre el CO2 atmosférico y el pH del agua de mar, lo que significa que el CO2 pasado se puede calcular a partir de una medición cuidadosa del boro en conchas antiguas.

El Dr. Thomas Chalk, coautor del estudio, agregó que «Enfocarse en un intervalo del pasado cálido, cuando la radiación entrante del Sol era la misma que hoy nos da una forma de estudiar cómo la Tierra responde al forzamiento de CO2. Un resultado sorprendente que hemos encontrado es que la parte más cálida del Plioceno tenía entre 380 y 420 partes por millón de CO2 en la atmósfera. Esto es similar al valor actual de alrededor de 415 partes por millón, lo que demuestra que ya estamos en niveles de CO2. que en el pasado se asociaron a temperaturas y nivel del mar significativamente más altos que hoy. Actualmente, nuestros niveles de CO2 están aumentando a aproximadamente 2.5 ppm por año, lo que significa que para 2025 habremos superado todo lo visto en los últimos 3,3 millones de años».

Lectura sugerida

El profesor Gavin Foster, que también participó en el estudio, continuó aclarando que «La razón por la que todavía no vemos temperaturas y niveles del mar similares al Plioceno es porque el clima de la Tierra tarda un tiempo en equilibrarse (ponerse al día) a niveles más altos de CO2 y, debido a las emisiones humanas, los niveles de CO2 continúan subiendo. Nuestros resultados nos dan una idea de lo que probablemente esté almacenado una vez que el sistema haya alcanzado el equilibrio».

Concluyó el Dr. de la Vega diciendo que «Habiendo superado los niveles de CO2 en Plioceno para 2025, es probable que no se hayan experimentado niveles futuros de CO2 en la Tierra en ningún momento durante los últimos 15 millones de años, desde el Óptimo Climático Medio del Mioceno, un tiempo de mayor calidez que el Plioceno».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.