Brasil: la caña de azúcar modificada genéticamente reduce los costos y aumenta los rindes

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Lograr mayor productividad es la clave para los productores de caña de azúcar. Alcanzar el retorno de la inversión realizada en la siembra cuanto antes es esencial y una de las variables clave para ello es el mayor rendimiento. Así, la relación entre mayor productividad y menores costos resulta de gran interés para el sector del azúcar y la energía.

De acuerdo a información suministrada por el portal Nocana, en el análisis más reciente de los costos de producción de caña realizado por el Instituto de Investigación y Educación Continua en Economía y Gestión de Brasil (Pecege), en referencia a los meses de abril a diciembre de la cosecha 2019/20, se encontró que el productor de la región Centro-Sur gastó , en promedio, R$ 102,16 (U$S 19) por tonelada de caña, lo que equivale a R$ 7.870,20 (U$S 1.447) por hectárea sembrada.

En comparación con la cosecha anterior, este valor cayó más del 5% y la razón principal está fue el aumento de la productividad, que al fin y al cabo, genera una reducción en el costo unitario, dice el portal citando el estudio de Pecege.

Lectura sugerida

Pero, ¿cómo aumentar la productividad del campo de caña y, en consecuencia, reducir los costos, especialmente cuando las plantaciones dependen de factores externos como el clima? se pregunta Novacana. Además de las técnicas de control y gestión de campo, académicos como los del Instituto Agrónomo de Campinas (IAC) señalan que la elección de las variedades tiene una gran influencia en este beneficio, y hay muchas opciones disponibles.

Entre las variedades más plantadas en la campaña 2019/20, que se cosecharán a partir de la actual campaña, las más elegidas han sido las de Ridesa (RB) y las del Centro de Tecnología de la Caña de Azúcar (CTC), con 49,7% y 35,5% respectivamente.

En el catálogo de CTC se encuentran las variedades CTC20 BT y CTC9001 BT, las primeras variedades de caña de azúcar genéticamente modificadas lanzadas comercialmente en Brasil. Aún no muy representativo, la primera alcanzó una participación del 1,4% en la intención de siembra en la región de Assis, en São Paulo, y la segunda ni siquiera apareció en la encuesta de IAC.

Lectura sugerida

De acuerdo al portal, según el CTC, las dos variedades están presentes en 20 mil hectáreas del país, repartidas en los campos de 170 productores en la región Centro-Sur en 2019/20. La variedad CTC9001 BT también se ha sembrado en la región norte-noreste.

Las dos opciones son modificaciones de variedades convencionales a las que se le incorporó el gen BT. Este gen incorpora la bacteria Bacillus thuringiensis, cuya proteína insecticida ayuda a controlar una de las plagas que más afecta las plantaciones de caña: el barrenador.

En pocas palabras, elegir la variedad correcta conduce a reducir los costos de control de plagas. Antes de esta posibilidad, los gastos de gestión aumentaban exponencialmente debido a las peculiaridades de los campos de caña de Brasil, que han ido creciendo en el área a lo largo de los años y tienen períodos de zafra cada vez más extensos.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Apostando a profundizar el modelo de bioeconomía circular el trabajo conjutno, el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) celebró su su primer año de vida

Ccon un  Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) conformado por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de...