Innovación y respeto por la biodiversidad, los secretos de la familia Zuccardi para elaborar vinos sostenibles

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 
 
 
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia
 

La vid es uno de los cultivos más sensibles al cambio climático. Cambios en el régimen de precipitaciones y en las temperaturas medias en cada estación, así como fenómenos climáticos más extremos como heladas tardías o granizo han puesto en jaque a la industria del vino. No solo porque la variabilidad afecta los rendimientos de la uva, sino porque también afecta al sabor, el aroma, el contenido de alcohol y calidad general del vino.

A la vez, cada vez son más los consumidores que demandan productos con baja huella ambiental y éticos con el medio ambiente. Y el vino no es una excepción. Por el contrario, el público global exige calidad, pero a la vez está muy atento a los compromisos ambientales y sociales de cada bodega a la hora de elegir su botella. Un ejemplo de ello es el aumento sostenido en el consumo de vinos orgánicos.

BioEconomía se comunicó con Nancy Johnson, embajadora de la marca del grupo Familia Zuccardi, la mayor productora de vinos orgánicos en Argentina y reconocida mundialmente por sus vinos sustentables. Su bodega «Zuccardi Valle de Uco» ha sido recientemente galardonada por segundo año consecutivo como la mejor bodega del mundo por The World’s Best Vineyards.

Hacer vinos sustentables y no perder productividad es todo un desafío, que requiere de mucha innovación. Y no los cuenta en la misma entrevista Edgardo Cónsoli, gerente agrícola del grupo.

Un charla imperdible para conocer como se trabaja en las mejores bodegas del planeta.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.