Blue Flint Ethanol, una de las dos refinerías de bioetanol que posee Midwest AgEnergy, está en serios problemas. La central de generación eléctrica vecina, Coal Creek Station -propiedad de Great River Energy, que le provee el vapor necesario para convertir el maíz en biocombustible anunció en mayo que cerrará sus instalaciones el próximo año, por lo cual Blue Flint se quedará sin este insumo indispensable para el funcionamiento de su planta.

Great River Energy dijo que el motivo del cierre se debe a años de problemas financieros en las instalaciones y una búsqueda infructuosa de un nuevo propietario, a pesar de los esfuerzos por entregar esencialmente la planta. La instalación es la central eléctrica de carbón más grande de Dakota del Norte.

En la búsqueda de nuevas soluciones, Blue Flint recibió recientemente U$S 155.000 de la Comisión de Utilización de Productos Agrícolas del estado para llevar a cabo una investigación y un estudio de viabilidad para usar biomasa como fuente de combustible. El grupo más conocido como APUC financia a los desarrolladores de productos agrícolas de Dakota del Norte, ayudando en áreas como la investigación y el marketing.

«Hemos estado analizando una multitud de tecnologías y una multitud de opciones de combustible, mientras buscamos repotenciar la instalación y extender su vida», dijo Jeff Zueger, director ejecutivo de Midwest AgEnergy en declaraciones al medio local Prairie Public.

Para el ejecutivo hay suficiente biomasa en la región alrededor de Underwood, donde están ubicadas las instalaciones de Blue Flint y Carbon Creek, para cubrir las necesidades térmicas de la refinería.

«Con base en la subvención de APUC, estamos avanzando con un diseño y análisis de ingeniería más detallados sobre el capital necesario y las tecnologías disponibles, para que podamos tomar una decisión sobre si la biomasa será parte de nuestro futuro», agregó el ejecutivo.

Zueger es optimista sobre el futuro de Blue Flint. La biomasa incluiría paja de trigo y rastrojos de maíz. Pero la compañía también está evaluando el uso de gas natural. «Desde la posibilidad para traer gas natural o una la tecnología que nos permitirá seguir siendo un productor de combustible bajo en carbono, todo parece muy favorable. Así que diría que la probabilidad de que sigamos adelante con una repotenciación es muy alta».

Los funcionarios estatales han dicho que quieren intentar encontrar un nuevo propietario. Si esa tarea tuviera éxito, podría involucrar un proyecto para capturar las emisiones de carbono de la instalación y almacenarlas bajo tierra. Este esfuerzo ya está en proceso en Blue Flint Ethanol, ya que la instalación recibió recientemente una subvención estatal de U$S 3,4 millones para apoyar un estudio de la tecnología.

Midwest AgEnergy también es propietaria de otra planta de bioetanol en Dakota del Norte, Dakota Spirit, en Spiritwood.