Biocombustibles: una herramienta clave para una nueva matriz energética y el desarrollo de la agroindustria argentina

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

La Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER) emitió un comunicado donde celebra la media sanción que obtuvo el proyecto de Ley que crea el “Programa Provincial de Uso Sustentable de Biocombustibles” en la Cámara de Senadores de la Legislatura de la Provincia de Santa Fe.

CASFER confía que el proyecto será también aprobado por la Cámara de Diputados, atento a la firme convicción de todo el arco político y sectorial de la provincia en la utilización de los Biocombustibles como un vector fundamental para el agregado de valor en las principales cadenas agroindustriales, y por su contribución al desarrollo de las economías regionales y a la diversificación de la matriz energética a través del uso de combustibles renovables de origen nacional, sustituyendo importaciones de combustibles fósiles y preservando el ambiente y la salud.

El comunicado destaca que la industria de los Biocombustibles se ha instalado como un actor indispensable para la Argentina de hoy, pero que será mucho más importante en la Argentina del futuro. «La producción de biocombustibles nos acerca a obtener, en forma descentralizada y federal, materiales biobasados, como glicerina, alcohol, burlanda, bioplásticos, biofertilizantes y muchos otros subproductos que la sociedad demanda cada vez más para reemplazar a los productos de origen fósil y para alcanzar un mundo más sostenible y más justo, con menor concentración económica y mayor independencia de factores externos» , preservando el ambiente y la salud.

Lectura sugerida

También se refirió sobre las embestidas del sector petrolero y la Asociación de Fabricantes de Automotores de Argentina (ADEFA) contra los biocombustibles. «Los cuestionamientos públicos de las últimas semanas por parte del sector petrolero y de las terminales automotrices (ADEFA), con argumentos mentirosos, que a esta altura ya no revisten ninguna discusión, no solo en nuestro país sino en todo el mundo, significan lisa y llanamente: 1) re-primarizar la producción nacional, 2) asegurar mayor concentración económica y posición dominante de los sectores tradicionales de la energía, y 3) atentar contra la preservación del ambiente y el cuidado de la salud pública. La provincia de Santa Fe es pionera en la investigación, desarrollo y utilización de Biocombustibles, y en particular del Biodiesel, existiendo sobrados antecedentes que acreditan la factibilidad técnica y económica de una mayor participación de estos en la matriz energética nacional».

El comunicado agrega que «Como prueba de ello, basta mencionar el Programa BIO BUS, a partir del cual, desde el año 2019, toda la flota de transporte público de pasajeros de la empresa MOVI de la ciudad de Rosario, entre otras, funcionan a B100 (biodiesel puro). A la fecha, más de 1.000 unidades de las empresas de transporte público de Santa Fe, han recorrido más de 46.800.000 kilómetros usando B100 en lo que es la mayor experiencia mundial al respecto, ahorrando más del 70% de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que significa que en la ciudad de Rosario se han ahorrado más de 37.000 toneladas de CO2, además una reducción importante de material particulado en el aire».

Lectura sugerida

Los Biocombustibles son un aporte fundamental para la industrialización de la ruralidad argentina y el agregado de valor de la cadena agro industrial de la soja, caña de azúcar o maíz. Son una innegable herramienta de producción nacional disponible para continuar sustituyendo las importaciones de gasoil y naftas que, además del impacto ambiental presionan sobre las reservas del Banco Central».

Y agrega que los Biocombustibles de ninguna manera pretenden reemplazar a las demás fuentes de energía, pero sí deben ser parte importante de una estrategia energética nacional diversa, federal y descentralizada, que tenga como objetivos la sustitución de las importaciones de gasoil y naftas y la independencia y soberanía energética, pero que sobre todo, refleje que la salud y el ambiente son realmente una Política de Estado.

«Hoy resulta indiscutible que la producción y utilización de los Biocombustibles constituyen pilares fundamentales para el desarrollo económico, regional, sostenible y sustentable, propiciando el cuidado del ambiente y la salud. Así lo demuestra el trabajo que realizan empresas del sector radicadas en diversas provincias argentinas», concluye el comunicado.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

En Illinois encuentran una población de cáñamo de agua tolerante a dicamba y crece la incertidumbre sobre las malezas resistentes

Los científicos en malezas de la Universidad de Illinois, en EEUU, han confirmado la tolerancia al herbicida dicamba en una población de cultivo de cáñamo de agua (Amaranthus tuberculatus) en la localidad de Champaign.