Lanzan herbicida con un nuevo principio de acción

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

En el esfuerzo continuo por prevenir y controlar malezas resistentes, los nuevos y diferentes modos de acción son críticos para la protección de los cultivos. Los investigadores de BASF dedicados a encontrar soluciones innovadoras para este desafío, llegaron a Luximo®, un herbicida que ha recibido la primera clasificación de un nuevo modo de acción por parte del Comité de Acción de Resistencia a los Herbicidas (HRAC) desde 1985.

Ya registrado en Australia desde 2019, los agricultores europeos serán los siguientes en beneficiarse de esta importante herramienta para el control de malezas. El lanzamiento en Argentina está programado para los próximos años, inicialmente para cultivos de trigo y arroz, pero luego con extensión a soja y a otros cultivos.

“Brindar a los agricultores una nueva herramienta como Luximo®, el primer nuevo modo de acción de herbicidas en casi 35 años, es emocionante para toda la industria y ofrecerá a los productores la oportunidad de manejar malezas resistentes y problemáticas en sus sistemas de cultivo“, declaró Rex Liebl, Gerente Global de Desarrollo de Herbicidas de BASF. “Luximo® es un complemento esencial en la oferta de soluciones para el manejo de malezas. Está diseñado para convertirse en la columna vertebral de los programas efectivos y sostenibles de manejo de malezas, donde rotar múltiples modos de acción es esencial para combatir las resistencias”, agregó.

Lectura sugerida

Debido a su novedoso modo de acción, Luximo® no tiene ninguna resistencia cruzada. El herbicida proporciona control residual de gramíneas en cultivos de cereales, incluyendo malezas resistentes y de difícil control como Raigrás.

Luximo® es el primer ingrediente activo en la clase “Grupo Q“ o “30“ del HRAC, actuando sobre la inhibición de la familia de enzimas Tioesterasa de Ácidos Grasos (FAT). Estas enzimas son vitales para el desarrollo y la función de la membrana celular de las plantas. Su inhibición interrumpe la germinación y, por lo tanto, la emergencia de malezas.

El HRAC es un organismo internacional, que ayuda a proteger el rendimiento y la calidad de los cultivos en todo el mundo al apoyar los esfuerzos por controlar las malezas resistentes a los herbicidas. Al recopilar, evaluar y compartir información sobre la resistencia a las malezas, el HRAC actúa como una fuente integral y confiable para quienes alimentan a una población en crecimiento.

Lectura sugerida

Acerca de la División de Soluciones para la Agricultura de BASF

Con una población en rápido crecimiento, el mundo depende cada vez más de la capacidad para desarrollar y mantener una agricultura sustentable y entornos saludables. Trabajando con agricultores, profesionales agrícolas y expertos en el manejo de plagas y otros, el rol de la compañía es ayudar a que esto sea posible. «Es por eso que invertimos en I+D y en un innovador porfolio que incluye semillas, eventos biotecnológicos, productos químicos y biológicos para la protección de cultivos, productos para el cuidado del suelo y las plantas, control de plagas urbanas y rurales, además de soluciones digitales. Con equipos de expertos en laboratorios, fábricas, oficinas y en el campo, conectamos el pensamiento innovador con acciones concretas para desarrollar soluciones útiles para el día a día de los agricultores, la sociedad y el medio ambiente. En el 2019, nuestra división generó ventas de €7,8 mil millones», dicen desde la compañía.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.