Mercedes-Benz y una apuesta al biodiesel y las comunidades agrícolas

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Daimler AG, la multinacional de origen alemán propietaria de varias marcas de automóviles entre las que se destaca Mercedes-Benz, AMG, Smart y Mitsubishi, ha dado el primer paso en un proyecto para el cultivo de Jatropha -un arbusto que produce un fruto con alto contenido de aceite- con el objetivo final de producir biodiesel.

La compañía con sede en Stuttgard está apoyando a varias comunidades de la India en el estado de Tamil Nadu a través del aporte de fondos y la transferencia tecnológica adquirida en proyectos de investigación ya completados con éxito. La iniciativa consiste en la plantación y el cultivo de plantas de Jatropha que se cosecharán en cooperación con los agricultores de estas comunidades. Las primeras 100 hectáreas acaban de ser implantadas.

“Una de nuestras tareas principales es la ingeniería de la movilidad sostenible que sea viable de cara al futuro. Al promover los combustibles derivados de jatropha estamos haciendo una contribución más en este objetivo. Al mismo tiempo, al apoyar a las comunidades rurales estamos creando perspectivas económicas para las regiones socialmente débiles del planeta”, dijo el profesor Herbert Kohler, vicepresidente de E-Drive & Future Mobility y director medioambiental de Daimler AG.

Lectura sugerida

Daimler estará garantizando el apoyo financiero a los agricultores de las comunidades durante un período de cinco años proporcionando garantías para pequeños préstamos. Con estos fondos, los agricultores pueden comprar plántulas de jatropha y cumplir con sus tareas hasta la primera cosecha, que se produce después de cuatro años. Los ingresos por la venta de semillas, que Daimler asegura mediante una garantía de compra, permite la devolución de los préstamos a partir del quinto año. Los reembolsos de los préstamos se recaudan en un fondo rotatorio, que se utiliza para otorgar préstamos a más agricultores que quieran sumarse al proyecto. Esto crea un ciclo económico que beneficia a muchas comunidades. Las garantías aseguran que los agricultores no sufran ninguna amenaza financiera si la cosecha falla por razones fuera de su control.

Trabajando juntos por una planta llena de promesas

La gestión local del proyecto facilita el trabajo en equipo con las cooperativas locales. Esto permite un contacto regular entre Daimler y los pequeños agricultores y asegura un trabajo de desarrollo agrícola sostenible en las comunidades. El proyecto también cuenta con el apoyo de la institución financiera de desarrollo DEG (Deutsche Investitions- und Entwicklungsgesellschaft).

Daimler AG ha estado trabajando durante más de un año con Bayer CropScience AG para el desarrollo de métodos para el cultivo sostenible de jatropha. Como parte de esta cooperación, Bayer CropScience AG también presta apoyo al proyecto.

Lectura sugerida

Mercedes-Benz y una apuesta al biodiesel y las comunidades agrícolas

No juguemos con el tiempo

La filial india de Bayer CropScience proporciona experiencia y productos de su cartera para el control eficaz de plagas y enfermedades de las plantas de jatropha. Los expertos de la empresa brindan capacitación al personal del proyecto, que luego transmiten los conocimientos adquiridos directamente a los agricultores participantes.

Jatropha: una planta de alta energía con potencial

Daimler AG participó hace más de una década de un proyecto de investigación donde demostró que la jatropha es adecuada para la producción de biodiésel de alta calidad. El uso del combustible se probó con éxito en vehículos con modernos motores diésel common rail de Mercedes-Benz.

El biodiésel fabricado a partir de las semillas de jatropha tiene propiedades similares a los combustibles de otras semillas oleaginosas. También tiene un balance de CO2 positivo y ofrece una ventaja ecológica sobre los combustibles diesel fósiles, especialmente cuando se aprovechan adecuadamente las ventajas específicas de la planta. Por ejemplo, la jatropha se puede cultivar en suelos erosionados y no cultivables, contribuyendo así a la protección del medio ambiente sin interferir con las fuentes de alimentación de la población local.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Startup sueca logró imitar el sabor de las proteínas animales con un ingrediente a base de hongos

La startup sueca de tecnología alimentaria Mycorena, que ha desarrollado un proceso biotecnológico basado en hongos para crear proteínas veganas de una manera más sostenible, acaba de presentar el primer ingrediente a base de hongos que imita el sabor y la textura única de las grasas animales.