Le tour, a carne y el barco

Lo más leído

 
 
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia

La fantástica cobertura que hace el canal de deporte ESPN del Tour de France, la competencia ciclística más importante de mundo, nos invita a disfrutar la bellísima geografía francesa y de paso, conocer un poco el paisaje rural del país galo.

El recorrido, aunque varía todos los años, atraviesa las principales zonas agrícolas de Francia. En las tomas aéreas de la televisión se puede ver cómo las huellas de los pulverizadores llegan hasta escasos metros de los poblados. Un dato interesante para un tema caliente en Argentina donde se está discutiendo la distancia que deben tener las franjas “verdes”. Algunos intendentes han impuesto de forma arbitraria distancias que impiden aplicaciones dentro de un radio de 1,5 km, provocando que enormes superficies productivas no puedan ser aprovechadas y se conviertan en yuyales y basurales donde proliferan roedores y mosquitos transmisores de dengue y otras enfermedades. Un tema demasiado delicado que merece un profundo debate. Más cuando hay herramientas que pueden medir deriva y tamaño de gota con precisión casi milimétrica, tal como nos contó Julián Baldunciel, un emprendedor en AgTech.

Le tour, a carne y el barco
Las huellas de los pulverizadores llegan hasta escasos metros de los pueblos.

Por la pandemia, este año el Tour no pudo realizarse en julio. Donde se solían ver los trigales de 100 quintales, vemos ahora que los lotes ya han sido cosechados y sus rastrojos recolectados y enfardados. Una pequeña porción de los fardos de paja la utilizan los agricultores para las camas de los animales, mientras que la mayor parte la comercializan a las empresas de nutrición ganadera y de producción de biogás. Un tema donde Argentina tiene mucho para crecer.

Lectura sugerida

Por otro lado, esta semana Marfrig, una de las mayores compañías procesadoras de carnes a nivel global con fuerte presencia en el país con cuatro plantas frigoríficas en el interior, y marcas de carnes como Paty, Good Mark, Vienissima, Tres Cruces, su línea de vegetales congelados Green Life, presentó Viva, una línea de cortes de carne carbono neutro producida en Brasil. Los animales son criados en un sistema de producción donde la ganadería se integra a la silvicultura que neutraliza las emisiones de metano de los bovinos. El protocolo fue desarrollado junto a EMBRAPA, la empresa estatal de investigación agropecuaria que depende del Ministerio de Agricultura de Brasil, y la producción es certificada por empresas independientes. Además de las emisiones neutras, la carne Viva cuenta con certificados de buenas prácticas ganaderas, que incluyen el bienestar animal a lo largo de todo el sistema de producción.

Lectura sugerida

Un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, (IPCC, por sus siglas en inglés) un organismo dependiente de la ONU, presentado el año pasado desató una enorme polémica al afirmar que se debía reducir el consumo de carne para lograr los objetivos de reducción de emisiones establecidos en el Acuerdo de París. Según estimaciones de la FAO, la actividad pecuaria es responsable del 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Una proporción a tener en cuenta y que justifica iniciativas como la de Marfrig, pero lejos está el sector de ser uno de los principales emisores, como suele escucharse desde grupos veganos. Una afirmación que quedó en evidencia durante la pandemia, la prestigiosa Nature Climate Change mostró que las emisiones globales cayeron 17%. El motivo principal fue el menor consumo de combustibles fósiles, producto de las restricciones a la circulación y una menor demanda de energía por la menor actividad industrial. Mientras tanto, las vaquitas siguieron rumiando como de costumbre.

Por último, las nuevas instalaciones portuarias de ACA en Timbúes, sobre la Hidrovía del Paraná, recibieron el jueves pasado el amarre del primer buque, que marca el inicio de las operaciones. Un complejo que demandó una inversión de más de U$S 140 millones y que será estratégico para la logística exportadora de maíz, el principal cereal producido en el país. Pero sobre todo, beneficiará a los más de 50 mil productores agrupados en 147 cooperativas de todo el país.

 
 
 
 

Últimas columnas

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.