Home Campo Cultivos intercalados, una opción para reducir el costo de alimentación del ganado

Cultivos intercalados, una opción para reducir el costo de alimentación del ganado

El cultivo intercalado es un sistema de cultivo mediante el cual se siembran diferentes especies al mismo tiempo en la misma superficie de tierra. El método se ha practicado en muchas partes del mundo de diversas formas, según las necesidades de cada productor, ya sea para heno, ensilado, pastoreo o picado.

Como práctica agrícola, el cultivo intercalado promueve la estabilidad del rendimiento ya  que no todos los cultivos se ven igualmente afectados por las variaciones en las condiciones climáticas. Los cultivos con diferentes hábitos de crecimiento también pueden variar en sus requisitos ambientales, lo que lleva a que su volumen de follaje y sus sistemas radiculares se puedan complementar. En algunos casos, pueden aprovechar la luz, los nutrientes y el agua de manera más completa que cuando se trata de monocultivos.

Otro aspecto interesante es el valor nutricional de los cultivos asociados. Al intercalar soja con maíz, por ejemplo, la mezcla tendrá mayor contenido de proteína cruda (10-11% de PB) respecto al monocultivo solo de maíz (8% de PB). El cultivo intercalado también proporcionará valores de lisina y metionina más altos (219%) que el monocultivo de maíz. El aumento de la producción de proteínas de calidad y aminoácidos esenciales que se logra mediante el cultivo intercalado es de especial importancia en la nutrición de todas las clases de animales de granja, incluidos los rumiantes.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»19808″]

Aunque se cree que los animales rumiantes son menos sensibles a la calidad de las proteínas y son capaces de superar una deficiencia dietética de aminoácidos esenciales como la lisina y la metionina sintetizándolos en el rumen, hay evidencia suficiente con animales de alta producción, particularmente las vacas lecheras, que sugiere que no se puede obtener una productividad óptima con dietas proteicas de baja calidad. Esto puede ser particularmente cierto en áreas que se sabe que tienen deficiencia de proteínas, como muchas regiones tropicales y subtropicales.

El mayor potencial de cultivos intercalados se encuentra en estas áreas. En términos de contenido mineral, se encontró que los cultivos intercalados de maíz y soja eran más altos en calcio (0,7-0,8% frente a 0,2% para el maíz). El nivel de fósforo del ensilaje de maíz y soja fue ligeramente más alto que el del ensilaje de maíz solo, pero el nivel más alto de calcio proporciona una proporción de 2: 1 Ca: P, que es deseable para las vacas lactantes. La siembra de soja junto con maíz para ensilaje mejorará el contenido de proteínas y minerales y requerirá menos suplementos proteicos y minerales para satisfacer las necesidades de las vacas lecheras, lo que generará una ventaja económica en el programa de alimentación.

En la mayoría de los sistemas de cultivos intercalados, no se observaron diferencias en la ingesta de alimento, excepto en los casos en que los cultivos intercalados se conservaron como ensilaje. La ingesta puede reducirse aquí en un grado variable, dependiendo principalmente de la variedad de cultivo y del tratamiento previo al ensilado utilizado.

Estudios han determinado que la alimentación con ensilaje intercalado de arvejas y trigo en lugar de ensilado de pasturas redujo el requerimiento de alimentado concentrado para las vacas lecheras en un 60% sin afectar negativamente la producción o la calidad de la leche, resultando en una muy buena opción para ahorrar costos en la producción de leche. El estudio también demostró la importancia de utilizar una variedad de arvejas de tallo corto en el cultivo intercalado. El uso de esta variedad minimiza la sombra del cultivo acompañante. Esto, a su vez, permite una mayor capacidad de este último para restaurar sus nutrientes a través de la fotosíntesis y, por tanto, mejora su contribución a la mezcla del cultivo, con la consiguiente mejora en la producción de leche.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»19791″]

A menudo, los componentes de las comunidades de cultivos intercalados pueden competir entre sí por los recursos ambientales. La dominancia puede ocurrir con cualquiera de los cultivos, dependiendo de la especie, la altura de la planta, la interacción entre los recursos en diferentes situaciones de cultivo y los requisitos específicos de nutrientes/agua en las diferentes etapas de desarrollo.

Minimizar la competencia entre cultivos intercalados debería ser el objetivo principal en el manejo de tales sistemas. La selección adecuada de cultivares, la disposición espacial adecuada y el suministro de agua adecuado ayudan a aliviar los efectos de la competencia y permiten obtener los máximos beneficios de los cultivos intercalados como fuentes de alimento para el ganado.

×
Salir de la versión móvil