Alerta por fugas de metano en las profundidades del océano

Lo más leído

Así es como el mayor productor de cerdos del mundo piensa convertirse en carbono negativo

Smithfield Foods utilizará distintas estrategias para abordar el desafío sin la necesidad de comprar créditos de carbono para compensar las emisiones.

Tras fracasar con etanol celulósico, refinería se reconvierte para producir gas natural renovable

La empresa alemana Verbio compro en 2018 la instalación a DuPont, que nunca pudo lograr producir etanol de forma competitiva.

Bioinsumos: hacia un espacio de intercambio en América Latina y El Caribe

Un ciclo de conferencias, organizado por el IICA, abordó las políticas públicas sobre bioinsumos a partir de cinco experiencias en distintos países de la región.

Cooperación sin precedentes: AAPRESID, CREA, INTA y FAUBA se alían por la sustentabilidad

Las instituciones firmaron un convenio para la creación de RedES, una Red de Estudio de Sistemas que busca generar y difundir conocimientos sobre la sustentabilidad agrícola. Esta semana se lanzó la primera acción: una encuesta abierta a productores.

Rumbo a la mayor cosecha global de la historia

El Consejo Internacional de Granos (IGC) prevé una producción total récord de cereales para el año agrícola 2020-21 impulsado...

Columna semanal

La punta del ovillo

El mundo se puso de acuerdo que descarbonizar solo la energía no alcanza. Debe alcanzar a todos los sectores abriendo una nueva oportunidad para Argentina.
 
 

Una investigación publicada recientemente en Nature Communications afirma que existe una fuga masiva de gas metano en los sedimentos del fondo marino, cerca de la costa de Brasil. Es la primera fuga de este tipo que se encuentra en el océano Atlántico sur y se teme que podría acelerar el proceso de cambio climático.

El descubrimiento fue realizado por el profesor de ciencias ambientales Marcelo Ketzer, junto a colegas franceses y brasileños de la Universidad de Linnaeus en Suecia. Los investigadores afirman que es la primera vez que se encuentra una fuga masiva de este gas en el hemisferio sur, fenómeno producido por el cambio climático, pero que al mismo tiempo retroalimenta y acelera el calentamiento del planeta.

El hidrato de gas es una sustancia similar al hielo formada por agua y metano a profundidades de varios cientos de metros en el fondo de nuestros océanos a alta presión y bajas temperaturas. El metano es un potente gas de efecto invernadero, aproximadamente 25 veces más potente que el dióxido de carbono, y se estima que el metano congelado en estos sedimentos constituye el depósito de carbono orgánico más grande de la Tierra. El hecho de que el gas metano haya comenzado a filtrarse a través de la disociación de hidratos de gas no es una buena noticia para el clima.

Lectura sugerida

«Se ha estimado que hay más carbono orgánico en forma de metano en los hidratos que en todos los combustibles fósiles combinados. La fuga de metano podría conducir a un circuito de retroalimentación en el que el calentamiento del océano derrite los hidratos de gas, lo que resulta en la liberación de metano del fondo del océano en el agua. Cuanto más caliente se vuelve, más metano se filtra”, explicó Ketzer.

Se cree que este proceso ha provocado y amplificado los cambios climáticos en nuestro pasado geológico. Los investigadores han podido detectar la fuga gracias a la ayuda de muestreadores de sedimentos y submarinos operados a distancia. «Estos hallazgos contribuyen con nueva evidencia de que este es un fenómeno global», agrega el especialista.

Los investigadores también pudieron demostrar que cuando el metano llega al agua del océano es disuelto y consumido en cierta medida por microorganismos, lo que da como resultado la formación de dióxido de carbono. Se sabe que, en grandes cantidades, este proceso puede cambiar la química de los océanos.

«La disociación de hidratos y la fuga de metano relacionada a nuestros océanos es un proceso a largo plazo que puede durar varios siglos y puede conducir a una amplificación significativa de los efectos del cambio climático y a cambios en la química de los océanos, por ejemplo, en el forma de acidificación adicional», continúa Ketzer.

Los datos se recopilaron durante tres expediciones en alta mar en el Océano Atlántico Sur en 2011, 2013 y 2014 y recientemente se procesaron y modelaron en la Universidad de Linnaeus, lo que resultó en la publicación de un artículo en Nature Communications.

Lectura sugerida

«Ahora continuamos trabajando con estos datos y resultados para comprender mejor la cantidad de metano que hay en la región estudiada y la cantidad que se puede liberar a partir de la disociación de hidratos de gas en el agua del océano en el futuro», destaca Ketzer.

El mismo grupo de investigación de la Universidad de Linnaeus participó en una expedición en alta mar antes del verano para estudiar también la acumulación de metano en el Mar Báltico.

«No hay hidrato de gas en el Mar Báltico porque es demasiado poco profundo, pero encontramos importantes acumulaciones de metano en los sedimentos», concluyó Ketzer.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

EEUU: Cargill promueve la siembra directa y los cultivos de cobertura para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad

El gigante de los agrocommodities anunció sus planes para llegar a las 4 millones de hectáreas con agricultura regenerativa en 2030.

Lego invierte U$S 400 millones para reemplazar el plástico por materiales sostenibles

El fabricante danés ya está utilizando biopolietileno obtenido de caña de azúcar en algunos sets. Ahora busca materiales más duros para los populares ladrillos.

Subproductos de mayor valor, el último avance tecnológico en la industria de etanol

ICM presentó APP, el nuevo paquete tecnológico que permite obtener un alimentos para la nutrición ganadera con 50% de proteína.

Bioinsumos: hacia un espacio de intercambio en América Latina y El Caribe

Un ciclo de conferencias, organizado por el IICA, abordó las políticas públicas sobre bioinsumos a partir de cinco experiencias en distintos países de la región.

Tras fracasar con etanol celulósico, refinería se reconvierte para producir gas natural renovable

La empresa alemana Verbio compro en 2018 la instalación a DuPont, que nunca pudo lograr producir etanol de forma competitiva.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box