Vinos de Alentejo, un modelo de sostenibilidad para imitar

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

A medida que los fenómenos meteorológicos se vuelven cada vez más impredecibles y extremos producto del cambio climático, su impacto en las distintas regiones vitivinícolas del planeta está convirtiéndose en una seria amenaza. Afortunadamente, la producción evoluciona hacia procesos y técnicas más sostenibles.

En los últimos tres años, Portugal, cuarto en producción mundial de uva y noveno en producción de vino, ha soportado incendios forestales devastadores, sequías e inundaciones catastróficas y temperaturas abrumadoras. ¿Cómo pueden las regiones vitivinícolas mundiales apuntalarse a una gran cantidad de impactos del cambio climático?

Lectura sugerida

“La sostenibilidad es el nuevo paradigma del siglo XXI. Los productores que no hagan de la sostenibilidad una parte central de su modelo de negocio se volverán progresivamente obsoletos, marginados por los consumidores y, posiblemente, por nuevas políticas internacionales”, explica a Forbes João Barroso, Coordinador de Sostenibilidad de de la Comisión Vitivinícola de Vinos del Alentejo. Una entidad que nuclea a las bodegas y viñedos de las áreas geográficas de las subregiones de Borba, Évora, Granja-Amareleja, Moura, Portalegre, Redondo, Reguengos y Vidigueira, situadas en la zona sur del país. Los vinos de Alentejo cuentan con denominación de origen controlada.

En un esfuerzo por promover prácticas sostenibles en los viñedos, bodegas y comunidades, la región vinícola portuguesa del Alentejo, aproximadamente a una hora de Lisboa, lanzó el Programa de Sostenibilidad de Vinos del Alentejo (WASP) en 2015. En estos cinco años, el programa ya representa al 45% de el área de viñedos de la región y todas sus principales bodegas, convirtiéndose en un modelo para programas similares en todo el mundo.

Lectura sugerida

Como programa de voluntariado, la misión de WASP es aumentar la viabilidad económica con un enfoque proactivo en la construcción de protecciones ambientales en el viñedo y la bodega, así como la ayuda en el desarrollo social de la comunidad.

Las iniciativas de WASP abarcan el viñedo mediante la utilización de permacultura, animales, reducción de fumigación y compost; la bodega a través de energías renovables, la reducción del uso de agua y el reciclaje, y la comunidad a través de donaciones escolares y capacitación en sustentabilidad para los hogares.

El objetivo es mejorar el impacto ambiental y las comunidades circundantes a través de medidas sostenibles, mientras se eleva aún más la calidad del vino.

Si bien todos los vinos de Alentejo ofrecen un alto valor a un precio bajo, el apoyo a las bodegas WASP ayuda a fomentar más prácticas sostenibles en la región y a nivel mundial.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Apostando a profundizar el modelo de bioeconomía circular el trabajo conjutno, el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) celebró su su primer año de vida

Ccon un  Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) conformado por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de...