ExxonMobil a punto de lanzar el primer biocombustible marino

Lo más leído

Columna semanal

00:07:34

Iniciativas sustentables que llegan al corazón

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

ExxonMobil informó que ha completado con éxito las pruebas a campo del primer biocombustible marino de la compañía. Las mismas fueron realizadas a mar abierto junto a la naviera Stena Bulk, partiendo del puerto de Rotterdam.

El biocombustible marino de Exxon contiene una base residual de azufre al 0,50% (VLSFO) y está elaborado a partir de biodiesel de segunda generación basado en residuos (certificado por ISCC). Según la compañía británica, estará disponible a finales de este año, inicialmente en Rotterdam, y luego se irá extendiendo el suministro a toda la red portuaria de ExxonMobil.

El ensayo demostró que el biocombustible marino, que puede proporcionar una reducción de emisiones de CO2 de hasta un 40%  en comparación con el combustible marino convencional, se puede utilizar en una aplicación marina relevante sin modificaciones y puede ayudar a los operadores a dar un paso significativo hacia el cumplimiento de sus objetivos de reducción de emisiones. La iniciativa respalda también la ambición de la Organización Marítima Internacional para reducir las emisiones anuales totales de GEI del transporte marítimo internacional para 2050.

Lectura sugerida

La industria marina reconoce los beneficios de la reducción de gases de efecto invernadero que ofrecen los biocombustibles. Las pruebas en el mar realizadas junto al operador líder de buques cisterna Stena Bulk se diseñaron y completaron como parte de la evaluación y el protocolo de prueba de ExxonMobil para demostrar que no hubo efectos adversos en el equipo cuando se opera con niveles más altos de componentes biológicos.

“Con la llegada al mercado de nuevos combustibles marinos, la necesidad de combustibles de calidad que sean fiables y que cumplan con las normas ISO nunca ha sido tan grande”, dijo Cowan Lee, director de marketing de combustibles marinos de ExxonMobil. «El nuevo biocombustible marino de ExxonMobil satisface esa creciente necesidad, ya que ha sido probado exhaustivamente, cumple con los requisitos de azufre y puede hacer una contribución significativa para ayudar a los operadores a reducir sus emisiones de CO2».

“Dado que los operadores enfrentan regulaciones cada vez más estrictas y una presión significativa por parte de los clientes para demostrar su compromiso con la reducción de las emisiones de GEI, este es el siguiente paso importante para proporcionar los combustibles de menor emisión que los operadores quieren y necesitan”, agregó Lee.

Las pruebas a mar de Stena Bulk se llevaron a cabo mientras el buque estaba en operación comercial. Incluyó la evaluación del almacenamiento, la manipulación y el tratamiento a bordo, y el combustible se consumió en los motores y otras maquinarias a bordo.

Lectura sugerida

“Creemos que los biocombustibles tienen un papel importante que desempeñar en la aceleración de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el transporte marítimo”, dijo Erik Hånell, presidente y director ejecutivo de Stena Bulk. “El desarrollo del biocombustible de ExxonMobil es un paso importante hacia un uso comercial más amplio de combustibles bajos en carbono y nos alegramos de ser parte de la prueba en el mar, que resultó ser un gran éxito. El combustible funcionó muy bien y se adaptó perfectamente a nuestra operación técnica y comercial sin necesidad de modificaciones del motor o procedimientos adicionales, al tiempo que contribuyó a una reducción significativa de las emisiones de CO2”.

John Larese, asesor técnico de combustibles marinos de ExxonMobil, agregó: “Como combustible residual, se puede colocar sin necesidad de modificaciones costosas y puede ayudar a los operadores de barcos a obtener ahorros inmediatos de CO2 en comparación con el combustible fósil”.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Investigadores encuentran que reemplazar diésel fósil con biodiesel salva vidas y ahorra costos

El combustible bajo en carbono disminuiría las muertes prematuras, reduciría el riesgo de contraer cáncer y aliviaría las complicaciones provocadas por asma.