Investigadores daneses proponen obtener proteínas a partir de la cosecha de pasturas para reemplazar la importación de soja

Lo más leído

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Shell produce energía a partir de residuos de la producción de etanol

Raízen Energía, el Joint Venture entre Cosan y Shell, anunció que acaba de poner en funcionamiento la primera central...

ValorA: Un salto nutritivo al agregado de valor

Conversamos con María Florencia y Alfredo Ricca sobre los pasos que fueron dando para convertirse en una empresa modelo que llega con sus alimentos a 15 países.

La bioeconomía sostenible es vital para preservar los recursos de agua dulce

El proyecto BIOWATER en Suecia estudia el impacto de una bioeconomía en crecimiento en los recursos hídricos del la región nórdica.

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Columna semanal

La ciencia en el centro de la bioeconomía

La inversión en conocimiento ha sido el tema central durante los tres días de sesiones plenaria de la Conferencia Internacional sobre Bioeconomía Aplicada.
 
 

La proteína de las pasturas puede ser utilizada para reemplazar la proteína de soja importada utilizada en las formulaciones de alimentos para la ganadería. Pero, una transición completa de la soja al pasto requerirá la optimización de su cultivo, así como una mejor tecnología de cosecha, dijeron investigadores de la Universidad de Aarhus en Dinamarca. «Las áreas de pastizales deberían incrementarse, y esto beneficiará al medio ambiente y hará que la agricultura danesa sea más sostenible», se lee en el comunicado.

Dinamarca importa entre 1,5 y 1,7 millones de toneladas de soja al año. La cifra equivale a 711.000 toneladas de proteína de soja pura. Producir esa cantidad requiere una superficie aproximada de 760.000 hectáreas, principalmente en América del Sur.

Lectura sugerida

Los investigadores explican que para reemplazar la proteína obtenida de soja importada por proteína producida localmente, se necesita un área total de 979.000 hectáreas de pasturas. “La pasturas danesas rinde unas 10 toneladas de materia seca por hectárea. La alfalfa y el trébol contienen entre un 15 y un 25% de proteína en términos de materia seca y los experimentos de biorrefinación muestran que se extrae aproximadamente el 40% de la proteína. Esto indica que es posible producir 0,73 toneladas de ‘proteína pura’ por hectárea».

Sin embargo, ni la práctica de cultivo actual, ni las variedades de pasto utilizadas están optimizadas para su biorrefinado. Además, la tecnología de biorrefinado aún no se ha desarrollado por completo. Los esfuerzos de investigación y desarrollo específicos aumentarán los rendimientos, así como la cantidad de proteína extraída.

Optimización del sistema de producción de pasto

Los investigadores establecieron 4 escenarios en el marco de los cuales estimaron el efecto de diversas mejoras en el sistema de producción de pasto. Un escenario optimizó los sistemas de cultivo, las variedades de pastos y la tecnología de biorrefinación, y arrojó que podría alcanzarse un promedio de 14 toneladas de materia seca de pasto por hectárea, con un contenido de proteínas del 20%. La adición de tecnología mejorada de biorrefinación hace posible la producción de 1.400 kg de proteína extraída por hectárea por año.

Lectura sugerida

El desafío de mantener altos rendimientos en rotaciones más largas

Uffe Jørgensen, Investigador principal y director del Centro de Bioeconomía Circular de la Universidad de Aarhus (CBIO) dijo que “somos conscientes de que existen importantes oportunidades para optimizar tanto las prácticas de cultivo como las tecnologías de biorrefinación. Sin embargo, requerirá enormes esfuerzos de investigación y desarrollo en el futuro». Además, señala el desafío de mantener altos rendimientos en rotaciones más largas, así como el riesgo de compactación del suelo en campos perennes. Según el escenario optimizado, se requerirá un área de 500.000 hectáreas de pasturas para sustituir toda la proteína de soja importada.

Hoy, la superficie con pasturas danesas se extienden aproximadamente en 300.000 hectáreas. “Si logramos optimizar aún más la producción de pasto y los procesos de biorrefinación, aún necesitamos encontrar unas 200.000 hectáreas más para la producción de pasturas que permita reemplazar las importaciones de soja. Una opción sería convertir algunos de los campos de maíz a la producción de pasturas”, dijeron los investigadores de la universidad. “El aumento de la producción de pasto perenne en lugar de cultivos anuales como cereales ayudará a mitigar una serie de problemas ambientales en la agricultura”, concluye Jørgensen.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Investigadores argentinos logran importantes avances en la edición genómica de cultivos de gran interés agronómico

Un innovador desarrollo tecnológico, realizado en forma conjunta por investigadores estadounidenses, argentinos e ingleses, permite regenerar con alta eficiencia cultivos con el genoma editado.

Comprobado. Aún en automóviles convencionales, mezclas de 30% de etanol reducen significativamente las emisiones

Una ONG utilizó dispositivos portátiles para medir las emisiones de combustible del mundo real en condiciones de conducción del mundo real.

Nace una fuente de ingresos para los agricultores: por primera vez, empresas multinacionales se comprometieron a comprar créditos de carbono agrícola

Se han comprometido a pagar U$S 20 por cada tonelada de carbono equivalente secuestrada. Podría representar ingresos extra de hasta U$S/ha 120.
00:22:08

ValorA: Un salto nutritivo al agregado de valor

Conversamos con María Florencia y Alfredo Ricca sobre los pasos que fueron dando para convertirse en una empresa modelo que llega con sus alimentos a 15 países.

La bioeconomía sostenible es vital para preservar los recursos de agua dulce

El proyecto BIOWATER en Suecia estudia el impacto de una bioeconomía en crecimiento en los recursos hídricos del la región nórdica.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box