Automotrices europeas respaldan el uso de biocombustibles

Lo más leído

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Shell produce energía a partir de residuos de la producción de etanol

Raízen Energía, el Joint Venture entre Cosan y Shell, anunció que acaba de poner en funcionamiento la primera central...

ValorA: Un salto nutritivo al agregado de valor

Conversamos con María Florencia y Alfredo Ricca sobre los pasos que fueron dando para convertirse en una empresa modelo que llega con sus alimentos a 15 países.

La bioeconomía sostenible es vital para preservar los recursos de agua dulce

El proyecto BIOWATER en Suecia estudia el impacto de una bioeconomía en crecimiento en los recursos hídricos del la región nórdica.

Cáscara de almendras: el residuo que pasó a tener mil usos

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho en alza, pero su vida útil se puede alargar. En un laboratorio del Departamento de Agricultura de EE.UU, los investigadores han desarrollado varios métodos para reutilizarlas.

Columna semanal

La ciencia en el centro de la bioeconomía

La inversión en conocimiento ha sido el tema central durante los tres días de sesiones plenaria de la Conferencia Internacional sobre Bioeconomía Aplicada.
 
 

Las fábricas de automóviles europeas confían en que los biocombustibles cumplirán un rol fundamental en la descarbonización del transporte de forma que permita el alcanzar el objetivo de neutralidad de emisiones de carbono para el año 2050, según información de Euroactiv.

Si bien los fabricantes de automóviles están haciendo planes para lanzar vehículos eléctricos, la flota de automóviles existente continuará dependiendo de los combustibles tradicionales durante muchos años más, publicó el portal citando fuentes de la industria, que argumentaron a favor de los biocombustibles para lograr recortes de CO2 a corto plazo.

El su Green Deal lanzado por la Comisión Europea en diciembre de 2019 ha establecido objetivos climáticos muy ambiciosos: una descarbonización completa hasta las emisiones netas para 2050.

Dado que el transporte representa una cuarta parte de las emisiones de carbono de la UE, el ejecutivo estima que será necesaria una disminución del 90% en ese sector para cumplir el objetivo de 2050.

Para el transporte por carretera, los estados miembros han estado impulsando una transición hacía la movilidad eléctrica y los fabricantes de automóviles europeos respondieron con  el lanzamiento de modelos de vehículos eléctricos en grandes cantidades durante el año pasado.

Pero dicen que no se han olvidado por completo de los biocombustibles, dijo Euroactiv, citando palabras de Paul Greening, de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), quien dijo que «Estamos muy interesados ​​en eso, porque el motor de combustión interna no va a desaparecer», dijo

Lectura sugerida

Y aunque los fabricantes están adoptando los vehículos eléctricos, también han mantenido el interés en los biocombustibles porque pueden ayudar a descarbonizar la flota de automóviles existente, dijo en un evento online reciente organizado por Euroactiv.

“Existe la capacidad de hacer una mayor contribución a la reducción en las emisiones totales del transporte por carretera al brindar soluciones para vehículos nuevos y viejos”, dijo.

Parte de la razón por la que los biocombustibles han caído en desgracia, es por la tumultuosa aventura regulatoria en la que se ha embarcado la Comisión Europea durante la última década. La UE ajustó su política para limitar los biocombustibles derivados de cultivos en el transporte, luego de que organizaciones ambientalistas surgieron que los objetivos de combustibles renovables de la UE impulsaban la deforestación en el extranjero, un proceso conocido como cambio indirecto de uso de la tierra (ILUC). La entonces Directora General de Energías Renovables, Investigación y Eficiencia Energética de la Comisión Europea, reconoció que la medida careció de fundamento científico. Textualmente dijo en 2016 que «No podemos ser simplemente guiados por modelos económicos y teorías científicas […] tenemos que ser muy sensibles a la realidad de las preocupaciones de los ciudadanos, a veces incluso si estas preocupaciones son más emotivas que basadas en hechos o científicas»

Y aunque se están desarrollando nuevos biocombustibles de segunda generación, aún no están disponibles en volúmenes suficientes, lo que genera incertidumbre para la industria. Esa incertidumbre se ha visto reforzada por el lenguaje en el reciente plan climático de la Comisión para 2030, que hablaba de la eliminación gradual del motor de combustión interna, en el que operan los biocombustibles.

Euroactiv se preguntó si entonces, ¿el acuerdo verde de la UE tiene como objetivo aumentar el uso de biocombustibles?

Lectura sugerida

«Sí, los biocombustibles son parte de la combinación de combustibles hoy y seguirán siendo una parte importante de eso en los próximos años», dijo Alexandre Paquot, jefe de la Unidad de transporte por carretera de la Dirección de Clima de la Comisión Europea.

“Cuando miramos nuestro trabajo analítico que sustenta el plan de objetivos climáticos, vemos que los biocombustibles, y también los combustibles de bajo carbono renovables en general, tendrán un papel que desempeñar”, dijo en el evento online de Euroactiv.

Pero a John Cooper, director de Fuels Europe, una entidad que agrupa a las empresas refinadoras, le preocupa que el enfoque actual de la política de la UE para descarbonizar el transporte, los límites promedio de CO2 de la flota, sea la desventaja de los biocombustibles.

“No se puede describir esa regulación como tecnología neutra porque es esencialmente un límite en las emisiones del tubo de escape”, dijo. “Si las emisiones del vehículo están en otra parte, en la producción o la energía del vehículo, no están reguladas”, remarcó.

La queja de la industria es que los vehículos eléctricos están recibiendo un impulso artificial de la regulación actual de la UE porque no producen emisiones por el tubo de escape. En realidad, dicen que los autos eléctricos también pueden ser intensivos en emisiones dependiendo de la combinación de electricidad del país en el que están funcionando.

Si bien los biocombustibles han sido sometidos a una represión regulatoria en los últimos años, el verdadero impacto del ciclo de vida de los vehículos eléctricos aún no se comprende completamente y aún no hay garantía de sostenibilidad sobre cómo se producen, cargan y disponen al final de su vida útil.

«Está claro que no hay una solución mágica para la descarbonización en este momento», dijo Dáša Mamrillová, gerente de asuntos de la UE en el productor de biocombustibles Envien. «Necesitamos hacer el mejor uso de todas las soluciones, y especialmente de las que funcionan hoy y se demuestra que son sostenibles, como sucede con los biocombustibles».

Aún así, hubo cierto escepticismo durante la audiencia sobre si la reforma legislativa de la UE realmente ha puesto fin al tema de la ILUC. Un participante, por ejemplo, preguntó si se están midiendo los efectos del uso de la tierra para los biocombustibles de segunda generación.

Pero según Mamrillová, no es necesario reabrir el debate sobre ILUC. “Lo que los productores de biocombustibles realmente necesitan es estabilidad y coherencia de las políticas para promover una mayor inversión en innovación tecnológica”, dijo.

Lectura sugerida

Todo cambia

Paquot dijo que la Comisión también está a favor de un enfoque holístico para reducir las emisiones del transporte y es consciente de las preocupaciones sobre la legislación actual que desincentiva los combustibles renovables.

«Algunos piden una legislación que aborde tanto las emisiones del tubo de escape como la forma en que se producen y utilizan los combustibles», dijo Paquot, y agregó que la Comisión examinará esta posibilidad cuando las leyes de energía y clima de la UE se revisen en 2021.

Pero señaló que hasta ahora, los gobiernos nacionales han preferido abordar estos dos temas por separado, creando responsabilidades claramente diferenciadas para los productores de vehículos y los productores de combustibles.

“Lo que hemos visto hasta ahora en términos de sugerencias mezclaría las dos, y no estamos completamente seguros de que esto traiga claridad y certeza, tampoco para los fabricantes de vehículos”, dijo Paquot.

«Pero lo veremos nuevamente en la próxima revisión», concluyó.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Investigadores argentinos logran importantes avances en la edición genómica de cultivos de gran interés agronómico

Un innovador desarrollo tecnológico, realizado en forma conjunta por investigadores estadounidenses, argentinos e ingleses, permite regenerar con alta eficiencia cultivos con el genoma editado.

Comprobado. Aún en automóviles convencionales, mezclas de 30% de etanol reducen significativamente las emisiones

Una ONG utilizó dispositivos portátiles para medir las emisiones de combustible del mundo real en condiciones de conducción del mundo real.

Nace una fuente de ingresos para los agricultores: por primera vez, empresas multinacionales se comprometieron a comprar créditos de carbono agrícola

Se han comprometido a pagar U$S 20 por cada tonelada de carbono equivalente secuestrada. Podría representar ingresos extra de hasta U$S/ha 120.
00:22:08

ValorA: Un salto nutritivo al agregado de valor

Conversamos con María Florencia y Alfredo Ricca sobre los pasos que fueron dando para convertirse en una empresa modelo que llega con sus alimentos a 15 países.

La bioeconomía sostenible es vital para preservar los recursos de agua dulce

El proyecto BIOWATER en Suecia estudia el impacto de una bioeconomía en crecimiento en los recursos hídricos del la región nórdica.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box