Con metano y bacterias marinas crean un innovador bioplástico neutro en carbono

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

newlight Technologies, una empresa de biotecnología californiana, se ha propuesto reducir simultáneamente las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación por plásticos marinos.

Para ello, la startup utiliza las bacterias oceánicas y el metano, un potente gas de efecto invernadero,, para crear un nuevo material que está  que puede reemplazar al cuero y a muchos plásticos de un solo uso.

De acuerdo a información de EcoWatch, Newlight ha estado explorando durante más de una década, distintas formas de aprovechar las emisiones de gases de efecto invernadero durante más de una década. «AirCarbon», su última creación, utiliza microbios oceánicos, aire y gases residuales causantes del efecto invernadero para crear un nuevo biomaterial, que se puede moldear en cualquier objeto. Desde sorbetes hasta sillas de oficina o armazones para anteojos. Es duradero, completamente biodegradable en el océano y negativo en carbono.

El equipo de Herrema se inspiró en procesos basados ​​en la naturaleza que absorben metano y dióxido de carbono. «Nos hicimos la pregunta, ¿cómo podemos tomar carbono que de otro modo iría al aire y convertirlo en materiales útiles?», se preguntó Mark Herrema, director ejecutivo de Newlight . «Al observar la naturaleza, descubrimos inmediatamente que utiliza los gases de efecto invernadero para fabricar materiales todos los días».

Los investigadores se enfocaron en una determinada cepa de microbios oceánicos que consumen metano como alimento y producen el compuesto AirCarbon como subproducto.

Lectura sugerida

«Después de comer ese gas, los microbios lo convierten en un material realmente especial dentro de si mismos. Es un material de almacenamiento de energía fundible, que se puede purificar y luego moldear en varias partes, formas y piezas».

Newlight replicó el proceso de elaboración del material en tanques de producción terrestres. Los tanques se llenan con agua salada que contiene los microorganismos del océano, donde se le adiciona aire y metano extraído de una mina de carbón abandonada. Luego se cosechan los microorganismos, se extrae el material AirCarbon, y se procesa en un polvo blanco fino que puede fundirse y moldearse en diferentes formas.

Para calcular y certificar la huella de carbono del producto AirCarbon, Newlight trabajó con la certificadora Carbon Trust. El análisis reveló que el material tiene una huella de carbono negativa ya que por cada kilogramo de AirCarbon producido utilizando metano, se secuestran 88 kilogramos de CO2e. «Al consumir gas de efecto invernadero como recurso y utilizar energía renovable en el proceso, descubrimos que AirCarbon tiene una huella de carbono negativa», dijo Hugh Jones , director ejecutivo de servicios comerciales de Carbon Trust.

De lo contrario, el metano utilizado se habría emitido a la atmósfera, por lo que los productos están ayudando a secuestrar el gas de efecto invernadero. Cada producto que se crea es contaminación que no terminó en el aire y el agua. Los productos son en realidad «regenerativos» porque el proceso de producción de AirCarbon captura o destruye más gases de efecto invernadero de los que emite.

Lectura sugerida

Debido a que AirCarbon es producido naturalmente por los microbios, también se descompone completa y naturalmente, como lo haría una hoja en el suelo del bosque. Pero no se descompondrá a menos que se enfrente al mismo tipo de microorganismos oceánicos que lo crearon, lo que significa que los productos AirCarbon son duraderos, lavables y reutilizables.

Productos comerciales

Después de una década de refinar su proceso, los primeros productos AirCarbon de Newlight están llegando al mercado, informó el protal Fast Company. La compañía lanzó su marca Restore de sorbetes y vajilla de un solo uso, que se ven y se sienten como plástico pero se degradan como papel en el agua del océano.

En otra apuesta por los materiales sustentables, Newlight también ha creado «cuero» de carbono negativo elaborado a partir de AirCarbon. El material es utilizado para elaborar carteras y bolsos de mano. Se comercializan bajo la marca Covalent, y a diferencia del cuero natural, el material no se pela ni se agrieta y es completamente reciclable. Por último, Newlight también ofrecerá gafas con carbono negativo.

Todos los productos llevarán en su envase una «fecha de carbono» que los consumidores pueden conectar a un sitio web para ver cómo los gases de efecto invernadero en ese artículo se movieron a través del proceso de producción. El innovador seguimiento con tecnología blockchain también permitirá a los consumidores saber exactamente qué impacto de carbono tuvo su compra y qué tercero independiente lo calculó y certificó.

Reconocimientos

AirCarbon fue galardonado como «Biomaterial del año» por el Instituto Nova e «Innovación del año» por Popular Science. El Foro Económico Mundial calificó a Newlight como un «Pionero en Tecnología» y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos le otorgó a Newlight el Premio Presidential Green Chemistry Challenge.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

ADM y LG Chem con planes de convertir maíz en PLA y biopolímeros

El gigante estadounidense de los agronegocios y líder mundial en nutrición y biosoluciones, ADM anunció que se ha asociado con LG Chem, una de las mayores empresas químicas del planeta, para explorar la producción de ácido láctico en EEUU. para satisfacer la creciente demanda de una amplia variedad de productos de origen vegetal, incluidos los bioplásticos.