L’Oréal crea un envase sostenible a partir de la captura de emisiones industriales

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

L‘Oréal ha desarrollado una botella de cosmética sostenible elaborada con polietileno producido a partir de la captura de emisiones, que estaría en condiciones de incorporar a sus productos dentro de cuatro años.

La compañía multinacional de belleza L’Oréal anunció que se ha asociado con el gigante energético, Total y la empresa líder en reciclaje de carbono, LanzaTech para desarrollar un revolucionario envase sostenible para champú y crema de enjuague.

L’Oréal dijo que la botella tiene “la misma calidad y las mismas propiedades que sus equivalentes de polietileno convencional” y espera tener lista la «tecnología innovadora» para 2024.

La compañía explicó que se trata de un proceso de tres pasos. LanzaTech captura en primer lugar las emisiones de carbono de gases industriales y las convierte en etanol mediante un «proceso biológico único». Luego Total utiliza un proceso de deshidratación, desarrollado conjuntamente con el especialista en conversión IFP Axens, para convertir el etanol en etileno y luego polimerizarlo en polietileno. Fianlmente L’Oréal utilizará este polietileno para la fabricación de la botella cosmética.

Lectura sugerida

Jacques Playe, director de embalaje y desarrollo de L’Oréal, dijo que el proyecto con Total y LanzaTech ofrecía la promesa de una «nueva solución de embalaje sostenible» que ayudaría a la empresa de belleza a avanzar con sus objetivos más amplios de mejorar la huella ambiental general en el sector de packaging.

A principios de este año, L’Oréal describió una serie de objetivos de sostenibilidad en su informe For the Future 2030, donde establece que todos sus envases plásticos deben ser reciclados o de base biológica; y que todas sus instalaciones deberán alcanzar la neutralidad en carbono dentro de los próximos diez años. En el mismo mes, L’Oréal comercializó sus primeros productos envasados en pomos elaborados a partir de papel, que fueron desarrollados en colaboración con Albéa Packaging, y comercializados bajo la marca La Roche-Posay.

Playe dijo que este último proyecto de captura y reciclaje de carbono para crear materiales de embalaje aún está en etapa piloto, pero sin dudas permitirá a L’Oréal avanzar sobre nuevos mercados, ya que la pruebas preliminares demostraron resultados satifasctorios.

L’Oréal comenzaría a trabajar en el escalado industrial de este nuevo empaque.

“Tenemos la ambición de utilizar este material sostenible en nuestras botellas de champú y acondicionador para el año 2024, y esperamos que otras empresas se unan a nosotros para utilizar esta innovación revolucionaria”, dijo Playe.

Valérie Goff, vicepresidenta senior de polímeros de Total, dijo que el proyecto con L’Oréal creó una “nueva vía para valorar las emisiones de carbono industrial” y es muy prometedor para el sector de envases.

Lectura sugerida

“Esta asociación es un excelente ejemplo de colaboración entre empresas industriales en el desarrollo de los plásticos del futuro producidos a partir de carbono reciclado y satisface una fuerte demanda de nuestros clientes”, dijo Goff.

Jennifer Holmgren, director general de LanzaTech, dijo que la asociación de tres puntas se basa en un objetivo común de “crear un planeta más limpio para todos”.

“Estamos agradecidos tanto con L’Oréal como con Total por su compromiso de reducir la intensidad de carbono de sus actividades. Juntos, podemos reducir la huella de carbono de los envases convirtiendo las emisiones de carbono en productos útiles, haciendo que el carbono de un solo uso sea cosa del pasado”, dijo Holmgren.

Goff agrego que, para Total, la colaboración también contribuye al compromiso de la empresa de ser carbono neutro en Europa para 2050.

En diciembre del año pasado, la Comisión Europea (CE) anunció su Pacto Verde Europeo que tiene como objetivo impulsar a Europa a convertirse en el primer continente climáticamente neutro para 2050 y consagrar la neutralidad climática por ley. Muchas empresas de todo el mundo se han comprometido desde entonces a la neutralidad en carbono para esta fecha, un paso necesario según la CE para lograr el objetivo.

Lectura sugerida

Y los pronosticadores de tendencias ya habían predicho que la captura de carbono sería enormemente prometedora para el futuro de los envases sostenibles en consméticos.

A principios de este año, Monique Large, fundadora de la consultora de tendencias Pollen Consulting, dijo al portal CosmeticsDesign-Europe que la captura de carbono en los envases de productos de belleza podría ser el futuro.

«Es realmente disruptivo para el envasado de cosméticos y, por supuesto, probablemente este envase sea muy, muy caro hacer. Pero es importante cuestionar nuestro consumo y nuestra búsqueda de cómo descarbonizar y reducir la presión sobre el consumo”, dijo Large.

Y agregó que para que la captura de carbono se hiciera realidad en los envases de cosméticos, las grandes marcas de belleza deben dar el primer paso.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.