Home Excluidas BP cierra la mayor refinería de petróleo de Australia y podría reconvertirla...

BP cierra la mayor refinería de petróleo de Australia y podría reconvertirla a biocombustibles

El 2020 está marcando un punto de inflexión en la producción de biocombustibles. En lo que va del año, 4 refinerías de EEUU se han reconvertido para dejar de procesar petróleo y en su lugar, utilizar materias primas de origen renovable para producir biocombustibles.

Total, la multinacional de origen francés, acaba de anunciar que reformará su segunda refinería en Francia para abandonar los fósiles y enfocarse en combustibles y químicos renovables.

Días atrás, Petrobras confirmó que se encuentra lista para producir combustible diésel renovable a partir de aceite vegetal en su refinería Presidente Getúlio Vargas, ubicada en el estado de Paraná.

Y ahora, la onda verde de producir combustibles limpios en refinerías de petróleo podría llegar a Australia. BP detendrá la producción de combustible en su refinería Kwinana, la más grande de Australia, con una capacidad de 146.000 bbl/d.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»20734″]

La tercera mayor compañía petrolera del mundo anunció que comenzará a explorar opciones adicionales para el predio, como convertirlo en un centro de energía limpia que podría producir y almacenar combustibles bajos en carbono. Esto podría incluir combustibles de aviación sostenibles y diésel renovable.

BP dijo que el exceso de oferta regional, junto con los bajos márgenes de refinación sostenidos, han provocado que la refinería ya no sea económicamente viable.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»20195″]

El jefe de país de BP Australia, Frédéric Baudry, dijo que “La decisión de dejar de refinar es difícil y de ninguna manera es el resultado de la configuración de políticas locales. Viene en respuesta a los cambios estructurales a largo plazo en el mercado regional de combustibles.

A comienzos de año, el nuevo presidente ejecutivo de BP, Bernard Looney, anunció una semana después de haber asumido al cargo el objetivo de la compañía de alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050. Durante el acto, Looney dijo que BP se someterá a una reorganización ‘fundamental’ para reposicionarse a sí misma en el camino hacia un futuro más limpio, que implicará disminuir gradualmente la producción tradicional de petróleo y gas, mientras que la producción de energía más limpia seguirá el camino contrario.

×
Salir de la versión móvil