EEUU: con fondos del Departamento de Energía, startup avanza con nuevos productos en la química verde

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Kalion Inc., una startup biotecnológica enfocada en la producción de moléculas de ácido glucárico, fue seleccionada junto a otras 8 compañías, por el Departamento de Energía de EEUU (DOE) para recibir U$S 5,7 millones del Consorcio Agile Bio Foundry, un programa que financia inversiones para avanzar en la comprensión fundamental de la biotecnología industrial.

Kalion utiliza el aprendizaje automático para acelerar el desarrollo de ácido glucárico de alta pureza y bajo costo. La sustancia es un potente inhibidor de la corrosión y se puede utilizar en una amplia variedad de aplicaciones donde el agua entra en contacto con superficies metálicas. Los formuladores han encontrado valor en el uso de ácido glucárico en diversos productos, desde limpieza doméstica hasta aditivos para concreto y programas de tratamiento de torres de enfriamiento. Al mismo tiempo, sus compuestos relacionados se utilizan para mejorar la sostenibilidad y las propiedades químicas de productos y en diversas aplicaciones en el tratamiento de agua, polímeros y textiles, revestimientos, detergentes y productos farmacéuticos.

Los métodos de producción tradicionales del ácido glucárico, como la oxidación del ácido nítrico, adolecen de bajos rendimientos y poca selectividad, lo que aumenta los costes de producción. Kalion desarrollo una cepa de E. Coli para producir el ácido en ruta biosintética con un 99% de pureza, partiendo de biomasa con alto contenido de glucosa.

Lectura sugerida

Con su amplia gama de aplicaciones, el ácido glucárico tiene el potencial de demostrar cómo los materiales biológicos ofrecen un gran beneficio a la economía de EEUU. “La asociación con los talentos y capacidades excepcionales de Agile BioFoundry nos permitirá avanzar considerablemente en la bioeconomía industrial y crear un futuro más sostenible para todos los estadounidenses”, dijo Darcy Prather, director ejecutivo de Kalion.

En colaboración con el Laboratorio Nacional de Energía Renovable, el Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico, el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley y el Laboratorio Nacional Argonne del consorcio ABF, Kalion utilizará técnicas avanzadas de alto rendimiento, análisis avanzados y aprendizaje automático para optimizar el entorno de producción de ácido glucárico.

Lectura sugerida

El consorcio Agile BioFoundry (ABF), patrocinado por la Oficina de Tecnologías de Bioenergía de la Oficina de Eficiencia Energética y Energías Renovables del Departamento de Energía (DOE), tiene como objetivo avanzar y abordar los desafíos actuales en la fabricación biológica. Para este propósito, ABF integra la experiencia y las capacidades de vanguardia de los Laboratorios Nacionales para desarrollar una plataforma de biofabricación robusta y ágil accesible a los investigadores de los sectores público y privado.

Los socios de ABF incluyen el Laboratorio Nacional Argonne, el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, el Laboratorio Nacional de Los Alamos, el Laboratorio Nacional de Energía Renovable, el Laboratorio Nacional Oak Ridge, el Laboratorio Nacional del Noroeste Pacífico, los Laboratorios Nacionales Sandia y más de una docena de socios universitarios e industriales.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Las Agtech y Foodtech en el centro de las innovaciones tecnologías del sudeste asiático

La semana pasada, los delegados de las compañías tecnológicas líderes se hicieron presente de manera virtual en Switch, uno de los eventos tecnológicos más importantes del planeta que se desarrolla todos los años en Singapur. En un giro refrescante para un evento históricamente dominado por la discusión de fintech, e-commerce y software empresarial, las Agtech y las Foodtech ocuparon un lugar más destacado en la agenda que nunca.