8.8 C
Buenos Aires
sábado, julio 2, 2022
 

China: consumidores prefieren el aceite de palma sobre el de soja

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

Los datos del Consejo de Aceite de Palma de Malasia (MPOC) han revelado que China importó 438.747 toneladas adicionales de aceite de palma desde Malasia para alcanzar 1,85 millones de toneladas totales entre enero y agosto de 2020, lo que representa un aumento del 31,1%.

Según los expertos, uno de las razones principales que impulsaron las mayores compras se explica en la demanda de aceite de palma del sector alimentario de China. «Se espera que el consumo de aceite de palma en China aumente alrededor de un 3,5% el próximo año, donde el sector alimentario será un contribuyente importante», dijo el experto en comercio de commodities Zhou Shiyong durante un webinar organizado por MPOC.

«Una de las razones que explican el incremento está en que el gobierno chino está buscando alejarse del aceite transgénico como estrategia, por lo que es probable que la industria alimentaria sustituya el aceite de soja con aceite de palma a medida que vaya aumentado la producción de alimentos».

Según información reportada por el portal Food Navigator, una encuesta del Instituto de Tecnología de Beijing encontró que, en promedio, el 59% de la población china (consumidores, medios de comunicación, agricultores, funcionarios gubernamentales) se opone a los alimentos transgénicos. Dentro de este segmento, el 61% de los consumidores chinos se oponen al aceite transgénico cuando saben que está modificado genéticamente (indicado en la etiqueta).

China importa más de 70 millones de toneladas de soja, de las cuales más del 90% son OGM. Los investigadores también encontraron que, en promedio, el 64% de la población y el 65% de los consumidores no son conscientes de que los alimentos comprados o consumidos podrían contener ingredientes transgénicos.

Lectura sugerida

Zhou agregó que los consumidores han estado comprando más aceite de palma, ya que al quedarse en sus casas debido al COVID-19 cocinan más. También, a medida que la industria local de servicios de alimentos se recupera, el aceite de palma también está emergiendo como una opción atractiva por su menor costo.

“Los consumidores en China han aumentado su compra y consumo de aceite de cocina, especialmente durante la pandemia de COVID-19, donde muchos se quedaron en sus casas y ha habido un aumento en la cocina casera. Hubo una pequeña caída entre enero y marzo, pero luego las ventas se recuperaron creciendo de abril a septiembre, por lo que esperamos ver un crecimiento de cara al 2021” , dijo.

«También creemos que el servicio de alimentos verá una buena recuperación en los próximos meses, y necesitan más aceite. El precio del aceite de palma hace que sea difícil reemplazarlo con cualquier otro tipo de aceite vegetal. Además, la industria de caldero, el plato típico en Szechuan y el oeste de China, también se está volcando al reemplazo de grasas animales por aceite de palma, promovido por los beneficios para la salud. Por otra parte, la producción de manteca de cerdo se redujo en varios cientos de toneladas en el mercado chino debido a la Peste porcina Africana, generando una oportunidad para el aceite de palma».

Problemas para sostener la oferta

A pesar de las mayores compras chinas, los problemas de abastecimiento podrían llegar a acechar en el extremo de la oferta, según informó un representante de MPOC.  «Se estima que la producción de aceite de palma caerá un 1,8% en 2020, la producción de Indonesia debería experimentar una caída interanual del 2,7% y la de Malasia una caída del 1,6%» , dijo.

Lectura sugerida

“El COVID-19 tuvo un impacto mínimo en la producción. El verdadero problema ha estado en la caída del área de cosecha, especialmente en Malasia por el mayor énfasis en los temas ambientales y sociales en las cuestiones laborales, el envejecimiento de las plantaciones y la sequía que azotó la región.” El especialista predijo un crecimiento estancado o insignificante para la producción de aceite de palma a partir de 2021.

“En Malasia, no hay mucha más área para expandir la siembra, por lo que la única forma de avanzar será aumentar el rendimiento. Indonesia también está restringiendo las tierras disponibles, por lo que en el futuro, es posible que veamos la misma situación allí también”, dijo Ng. “También necesitamos replantar palmeras en ambos países: el 30% de los árboles en Malasia son viejos, al igual que el 24% en Indonesia, y en conjunto esto representa unos 5,2 millones de árboles envejecidos, por lo que la replantación es necesaria para aumentar la producción».

“Sin embargo, es aquí donde surge el mayor problema: replantar el 1,8% del área por año en Malasia reduciría la producción en 1,1 millones de toneladas, y replantar en el 1.0% del área de Indonesia reduciría la producción entre 2.0 y 2.5 millones de  toneladas, por lo que es una pérdida seria de producción. “A menos que encontremos una manera de resolver estos desafíos, la oferta de aceite de palma en 2021 se verá seriamente comprometida.”

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

New Holland demuestra la productividad de sus equipos en el campo

Catpro Maquinarias, concesionario oficial de la marca en Córdoba, desarrolla una nueva edición de las jornadas dinámicas.