Lo que dejó el TECO 2020

Lo más leído

En las tecnologías digitales está la clave para que los agricultores puedan obtener ingresos adicionales por el secuestro de carbono

Muchas de las plataformas de gestión agrícola existentes ya capturan la mayoría de los datos necesarios para cuantificar los crédito de carbono.

Una startup israelita cocina una innovadora tecnología con la que busca revolucionar la industria láctea

Imaginedairy apuesta a producir los mismos productos lácteos de hoy pero sin colesterol, ni antibióticos y sin comprometer la ética animal ni el medio ambiente.

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Japón estudia nuevos mecanismos de precios para impulsar la generación eléctrica con biomasa

Permitiría a los productores de energía renovable vender su electricidad en el mercado spot a un precio superior a los precios mayoristas.

InEnTec, la startup que convierte a bajo costo todo tipo de residuos en químicos y combustibles renovables

La compañía surgida del MIT utiliza la gasificación por plasma y puede utilizar cualquier tipo de residuos, incluso biológicos, radiactivos y peligrosos.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 

el Taller de Bioetanol Combustible (TECO) 2020, organizado por la empresa danesa Novozymes, fue nuevamente la máxima cumbre del sector en la región.

Entre las diversas ponencias presentadas, se destacó una Round Table con los actores más importantes del sector, para discutir acerca de la situación actual y las perspectivas de los biocombustibles en la Argentina, con la moderación de Manuel Ron, presidente de Bio 4, empresa de producción de bioetanol de Río Cuarto.

Una de las oradores fue Maggie Luz Videla Oporto, la recientemente asumida subsecretaria de Hidrocarburos de la Nación. Videla Oporto trató de llevar tranquilidad al sector, comentando la media sanción que ya tiene la Ley de Biocombustibles, lo que permitiría extenderla hasta diciembre de 2024. «Esta gestión apunta a una transición basada en los combustibles más limpios. Cuando hablamos de combustibles más limpios, hablamos de gas, GNL, GNC y también de biocombustibles«, para luego agregar que «tenemos una oportunidad muy grande para que los biocombustibles tengan y se mantengan en la penetración que hoy tiene nuestra matriz y quizás pensar en una mayor a futuro«, declaró Videla Oporto.

Lectura sugerida

Bioenergías a fondo

Mientras tanto Eduardo Accastello, ministro de Industria de Córdoba, pidió por la creación de una Subsecretaria de la Biomasa, haciendo hincapié en la importancia que tienen hoy en día los biocombustibles y la biomasa en nuestro país. En cuanto a la Ley de Promoción de Biocombustibles declaró: «Creo que en ese sentido no podemos esperar, la espera no es neutra, la no atención de los precios de los biocombustibles no tiene que permitir de ninguna manera que se cierren las fábricas como está sucediendo en estos momentos en Córdoba. Son empresas que han hecho grandes inversiones para generar fuerza de trabajo argentino. Aprovechando la Ley de Economía y Conocimiento que se acaba de aprobar, más una Ley de Biocombustibles que lleve a un corte similar a lo que tiene Brasil, es algo que podríamos aprovechar. Porque Brasil le compra bioetanol a Estados Unidos, es más lógico que nos lo compre a nosotros«, concluyó.

Luego fue el turno de Julián Echazarreta, Secretario de Agricultura de la Nación, quien remarcó la importancia del cluster de biocombustibles para la Argentina y para cumplir con los objetivos ambientales propuestos para el país. De ello dijo: «Hay que destacar que tenemos una industria de los Biocombustibles desarrollada con mucho para dar aún, sí logramos un marco jurídico que las contenga y las promueva adecuadamente. A mí modo de ver, o a modo de ver de esta Secretaría de la Agricultura, Ganadería y Pesca, los biocombustibles son un eficaz y vigoroso ejemplo de la economía circular y está llamada a participar de una matriz de producción nueva y eficiente«.

Lectura sugerida

Finalmente, Verónica Geese, ex secretaria de Energía de Santa Fé y cofundadora de la Liga Bioenergética de las Provincias Argentinas, hizo una breve reseña de qué fue lo que llevó a la conformación de la Liga y señaló que algunas de las causales persisten hoy en día. También admitió que la variable de ajuste de los funcionarios de turno son siempre los biocombustibles, contemplados dentro de un plano macroeconómico para todo el país.  «Necesitamos en la Argentina políticas que se construyan desde abajo, con el compromiso de los sectores, pero también desde el conocimiento sobre la importancia de lo que se está legislando. Entonces, cuando a un funcionario le toca aplicar esa letra de la ley, le toca reglamentar o generar una fórmula de precio, como sucede con los biocombustibles a nivel nacional, no la ve como una variable más; entiende la importancia que tiene para todo un entramado productivo y para la Argentina como una de las grandes representantes a nivel internacional de todo lo que es la economía del futuro: la bioeconomía» afirmó Geese.

Paralelamente en el mismo evento se realizaba una round table enfocada en Brasil, donde el corte de las naftas es mucho mayor (27%) y en donde los sectores privados y públicos aúnan esfuerzos para lograr los objetivos propuestos. Prueba de esto es que las proyecciones de producción de bioetanol de base maíz para este año en Brasil es de 2,2 billones de litros. En la mesa hablaron de cuadruplicar estos valores para 2030, superando los 10 billones de litros, con todo lo que implica en generación de fuentes de trabajos directos e indirectos, los cuales hoy en día, superan los 30.000. En Argentina este valor hoy ronda en los 5000 puestos de trabajo, sin embargo, es interesante vislumbrar el impulso que puede cobrar esta bioindustria con el marco adecuado.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Minnesota va camino a convertirse en el Silicon Valley de la biofabricación

Con aportes de U$S 87,5 millones del Departamento de Defensa y U$S 180 millones de otras fuentes busca convertirse en un centro de innovación en bioeconomía.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box