Bipolaridad

Lo más leído

Argentina tendrá la primera planta de pellets para producir energía a partir de residuos de olivos

La empresa Valle de la Puerta está invirtiendo $80MM en el corazón del Valle de Famatima para revalorizar 5.000 tons de residuos de la poda de olivares.

Reino Unido: tras medida del gobierno de aumento de mezcla de etanol un grupo industrial anuncia inversiones

Vivergo, que elaboraba etanol a base de trigo, anunció la reapertura de su destilaría de £350 millones, cerrada desde desde hace dos años y medio.

Aumentando la cantidad de granos de maíz con CRISPR

El laboratorio de Jackson es uno de los primeros en aplicar CRISPR al complejo genoma del maíz.

Subproductos del sector pesquero y residuos sólidos urbanos se transforman en bioplásticos para automoción, aditivos ignifugantes y envases barrera

Aimplas ha coordinado el proyecto europeo DAFIA cuyo objetivo era valorizar residuos sólidos urbanos y desechos de la industria pesquera.

Braskem invierte US$ 61 millones para expandir su producción de biopolímeros

"La expansión de la capacidad de producción de biopolímeros es un reflejo del crecimiento de la demanda de la sociedad", dijo la compañía.
 
 
Avatar
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia

La nueva planta de recuperación de ácidos grasos de efluentes cloacales que ha construido la firma Explora constituye un hito más en la historia argentina de los biocombustibles. Una historia que nació hace 15 años impulsada por una demanda concreta en los países del primer mundo y porque nuestro país necesitaba imperiosamente reducir su dependencia de las energías importadas, sobre todo de gasoil, que venía creciendo a ritmos sostenidos provocando una fuga de divisas preocupante.

Teníamos buenas oportunidades. Contábamos con el mayor complejo de crushing de soja del planeta, con una producción de soja sumamente eficiente y unas ventajas logísticas incomparables, al tener casi el 90% de la producción de la oleaginosa a menos de 300 kilómetros de los puertos. Pero no teníamos la tecnología para producir biodiesel. Si bien el proceso era conocido en otros países, no había experiencia con aceite de soja cuya composición de ácidos grasos es bastante diferente al aceite de colza o girasol, que eran los más utilizados hasta ese momento. La compañía Vicentín -con su gestión aún en manos de la segunda generación de la gigante compañía familiar- se animó a dar el primer paso. Dio con unos ingenieros argentinos que tenían experiencia en biodiesel en Europa y los contrató para armar la primera planta en Avellaneda, Santa Fe. Luego, los ingenieros recibieron otra propuesta para fabricar otra planta más de biodiesel, y luego otra, y otra, y así, crearon Bioxxar, una compañía de ingeniería en biocombustibles con tecnología nacional. Bioxxar construyó plantas para abastecer casi el 40% del mercado nacional de biodiesel.

Poquito tiempo después de Vicentín, un grupo de emprendedores, que venían de diferentes sectores productivos, vieron la oportunidad en el biodiesel. Crearon una empresa, desarrollaron su propia tecnología y construyeron la planta en Puerto San Martín. Esa empresa es Explora, que ahora ha dado un paso más allá de la soja y está en vías de producir biodiesel a partir de los residuos cloacales. Una idea sumamente innovadora apostando a la economía circular. Para concretar este proyecto, Explora logró financiamiento a través del Fonarsec, un programa creado por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología (Hoy Secretaría). El objetivo de Fonarsec fue impulsar la innovación en el sector productivo en áreas estratégicas para el país entre las cuales se encontraba la energía y la agroindustria. Este programa tuvo una fuerte participación de universidades y otras entidades del ámbito científico de carácter público. En la misma línea, hace unos 8 años, el Estado Nacional creó un programa para impulsar la instalación, modernización y reconversión del sector sucroalcoholero del NOA a través de un programa de financiamiento de bajo costo coordinado por el Ministerio de Agricultura. Bajo ese instrumento, se pudo financiar la instalación de nuevas destilerías con tecnología de punta a nivel global.

Lectura sugerida

El Estado ha invertido recursos en impulsar exitosamente el desarrollo de un sector estratégico, como es el de los biocombustibles, de vital importancia para las economías regionales y para el cumplimiento de los acuerdos climáticos. Además de estos programas, las carteras de Ciencia y Tecnología, Producción, Energía, Agricultura, INTA, INTI, CONICET, universidades nacionales y otros, cuentan con áreas y por lo tanto recursos destinadas a biocombustibles. Y sin embargo, casi la totalidad de las plantas no están pudiendo operar desde hace meses. La razón es que el precio de biodiesel y bioetanol al que deben comprarlos las petroleras, que es fijado arbitrariamente por la Secretaría de Energía, no cubre ni siquiera los costos operativos. Bio4, una de las casi 50 plantas de biocombustibles que tiene el país, tuvo que recurrir a un amparo judicial para lograr un precio medianamente lógico que le permita retomar la producción.

El mundo va camino a la descarbonización y decirle adiós al petróleo. En lo que va del año, al menos 5 refinerías de petróleo importantes de Europa y EEUU anunciaron que serán reconvertidas para elaborar biocombustibles. Recientemente, se ha sumado Dinamarca, el mayor productor de petróleo de la Unión Europea, que acaba de aprobar poner fin a la extracción de petróleo para 2050. El país escandinavo extrae del Mar del Norte el petróleo Brent, que es utilizado como referencia en Europa.

Lectura sugerida

No hay que irse muy lejos para darse cuenta de que el mundo quiere un transporte más sustentable y los biocombustibles tienen mucho para dar. El CEO de Scania Argentina, Andrés Leonard, dijo esta semana durante un evento virtual con motivo de la presentación de su reporte de sustentabilidad, que la compañía es la primera automotriz del país en utilizar energía 100% renovable tanto en sus fábricas como en la red comercial. Scania utiliza en Suecia biocombustibles en todas sus operaciones logísticas desde 2018 y todos los vehículos que la compañía sueca comercializa en el país son aptos para utilizar biodiesel en cualquier proporción, incluso en forma pura (B100). En el mismo evento, consultado sobre el futuro de la movilidad eléctrica en Argentina, Alejandro Pozos, CMO de Scania, fue contundente al decir que al considerar todo el ciclo de emisiones, en Argentina los biocombustibles hacen un aporte mayor a la reducción de emisiones que la electro-movilidad.

Mientras tanto Brasil, que produce 6 veces más petróleo que Argentina, ha hecho de los biocombustibles una política de estado y desarrollo territorial. La creación de RenovaBio, un programa de descarbonización del transporte que establece metas crecientes en el uso de biocombustibles ha disparado un boom en la construcción de plantas de biodiesel, bioetanol y biogás. Allí, cuentan con reglas previsibles de largo plazo que se respetan a rajatabla para dar la seguridad jurídica necesaria para que fluyan las inversiones. Prueba de ello es que el mayor productor de soja del mundo acaba de autorizar su importación para no poner freno a este desarrollo.

 
 
 
 

Últimas columnas

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.