Home Excluidas Economía Circular en el Chaco: invierten U$S 43 MM para generar 19...

Economía Circular en el Chaco: invierten U$S 43 MM para generar 19 MW a partir de subproductos de la industria forestal

Con la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández y del Gobernador de la provincia de Chaco, Alberto Capitanich, quedaron inauguradas dos centrales térmicas a biomasa que sumaron 19 MW de potencia eléctrica al sistema interconectado nacional.

Las construcción de las centrales de las compañías Unitán y del grupo Indunor ubicadas en las localidades de Puerto Tirol y la Escondida respectivamente totalizaron inversiones por unos U$S 43 millones de dólares y utilizarán la economía circular para revalorizar subproductos de la industria forestal bajo la forma de energía verde.

Unitán cultiva Quebracho Colorado a gran escala, 40.000 toneladas al año ocupando más de 600 trabajadores y es líder en la producción de taninos vegetales, donde el 86% de su producción se vende en los mercados de exportación, entre ellos Italia, México, Estados Unidos, Francia, China e India. A través del programa RenovAr 2.0, la compañía logró una cuota para comercializar 6,6 MW de potencia eléctrica.  Seismega utiliza un sistema de co-generación que abastece de energía térmica por medio de vapor a la fábrica de taninos Unitán en Puerto Tirol, a 15 km de la capital de la provincia, para sus procesos productivos y para generar energía eléctrica, la cual una fracción se utiliza para consumo de la misma central y el resto se comercializa a CAMMESA, inyectándose en el SADI (Sistema Argentino de Interconexión).

Del mismo modo, la planta industrial de biomasa de Indunor, instalada en localidad de La Escondida demandó una inversión de U$S 25.000.000 para producir 10 MW de potencia eléctrica. Cuenta con 408 trabajadores y produce taninos que abastecen a las industrias del cuero, alimentación y sanidad animal, nutrición y sanidad humana, vino, minería, petróleo, cartón, agua, entre otras.

Las presencias de ambas tanineras en el Chaco tienen un efecto multiplicador sobre la generación de empleo en el sector forestal, ya que generan cerca de 700 puestos de trabajo directos e indirectos. A su vez, en la provincia 384 productores en actividad abastecen de materia prima a dichas plantas industriales, que generan otros 20.000 empleos más.

Ambas plantas recibieron los beneficios que otorga la provincia para la promoción industrial, que incluye exención tributaria, bonificación de tarifas de agua y energía y reintegro de inversión.

El gobernador Capitanich resaltó la importancia de los bosques chaqueños para el desarrollo sostenible y la economía provincial. “Queremos destacar el valor estratégico de esta inversión por varias razones: la provincia del Chaco tiene 47,4% de superficie boscosa, donde el bosque nativo cumple un rol vital para el desarrollo sostenible de la producción forestal, por lo que estamos ejerciendo un liderazgo en la producción de energía y además un aprovechamiento integral de estos recursos”.

Salir de la versión móvil