El nacimiento de la industria argentina de biodiesel contada por sus protagonistas

Lo más leído

En las tecnologías digitales está la clave para que los agricultores puedan obtener ingresos adicionales por el secuestro de carbono

Muchas de las plataformas de gestión agrícola existentes ya capturan la mayoría de los datos necesarios para cuantificar los crédito de carbono.

Una startup israelita cocina una innovadora tecnología con la que busca revolucionar la industria láctea

Imaginedairy apuesta a producir los mismos productos lácteos de hoy pero sin colesterol, ni antibióticos y sin comprometer la ética animal ni el medio ambiente.

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Japón estudia nuevos mecanismos de precios para impulsar la generación eléctrica con biomasa

Permitiría a los productores de energía renovable vender su electricidad en el mercado spot a un precio superior a los precios mayoristas.

InEnTec, la startup que convierte a bajo costo todo tipo de residuos en químicos y combustibles renovables

La compañía surgida del MIT utiliza la gasificación por plasma y puede utilizar cualquier tipo de residuos, incluso biológicos, radiactivos y peligrosos.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 
 
 
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia

Al comenzar el nuevo milenio, las preocupaciones por el cambio climático ponían la lupa sobre los combustibles fósiles. Las principales economías del planeta comenzaron a demandar fuentes de energía mas limpias y con ello los biocombustibles emergían como la oportunidad para descarbonizar el transporte.

Argentina estaba atravesando un formidable período de expansión agrícola traccionada por la creciente demanda de proteínas vegetales. El proceso era acompañado con inversiones en el polo aceitero del Gran Rosario, que se consolidaba como el complejo portuario agroindustrial más importante del planeta. El país hacía varios años que era el principal exportador mundial de harina y aceite de soja, responsable de un 50% del comercio mundial de estos dos commodities. Mientras que la harina tenía una demanda creciente, el aceite era cada vez más difícil colocarlo.

El surgimiento de una nueva industria de biodiesel era inminente. Estaba todo para crearla. Menos la tecnología. Las pocas experiencias que había en aquel entonces era con aceite de colza o girasol. Y si bien los procesos y la tecnología son similares, los contenidos de ácidos grasos que tiene el aceite de soja es muy distinto. Y para colmo, al ser sustancias «vivas», su composición varia de año a año. El nacimiento de la nueva industria presentaba algunos desafíos.

Una de la mayores empresas agroindustriales del país, Vicentín – en aquel momento liderada por la segunda generación familiar, encargó a unos ingenieros que contaban con experiencia en Europa en biodiesel la construcción de una planta para abastecer la demanda internacional.

Luego de algunos meses, la planta se puso en marcha. Y luego otra, y otra y así fue naciendo una tecnología desarrollada por argentinos para las condiciones argentinas de materias primas argentinas. Hoy esos ingenieros crearon Bioxxar, la empresa que es responsable de la tecnología de producción del 40% del mercado nacional de biodiesel.

De tecnología, calidad de producto y seguridad de las plantas de biodiesel dialogamos con Germán Stahringer, Guillermo Fernández Long y Sergio Aguirre, directores de Bioxxar. ¡No te lo pierdas!

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Minnesota va camino a convertirse en el Silicon Valley de la biofabricación

Con aportes de U$S 87,5 millones del Departamento de Defensa y U$S 180 millones de otras fuentes busca convertirse en un centro de innovación en bioeconomía.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box