10.3 C
Buenos Aires
domingo, julio 3, 2022
 

290 aerolíneas de todo el mundo pidieron a los gobiernos apoyo para expandir la oferta de biocombustibles aeronáuticos

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

Através de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), las aerolíneas han pedido a los gobiernos de todo el mundo que apoyen el desarrollo de combustible de aviación sostenible (SAF) como un paso fundamental para lograr su objetivo de reducir las emisiones netas para 2050.

Este objetivo fue reforzado por una resolución en la 76a Asamblea General Anual de la IATA, que también compromete a la industria a explorar caminos hacia cero emisiones netas.

“Sabemos desde hace mucho tiempo que una transición energética a SAF cambia las reglas del juego. Pero las transiciones energéticas necesitan el apoyo de los gobiernos. El costo del SAF es demasiado alto y los suministros demasiado limitados. Esta crisis es la oportunidad de cambiar eso. Poner fondos de estímulo económico detrás del desarrollo de un mercado de SAF competitivo a gran escala sería una triple ganancia: crear empleos, combatir el cambio climático y conectar el mundo de manera sostenible”, dijo Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA.

Los paquetes de estímulo gubernamentales podrían ayudar a promover el SAF a través de inversiones directas, garantías de préstamos e incentivos para el sector privado, así como regulaciones que canalicen la materia prima hacia sectores difíciles de reducir, como la aviación, en lugar de otras industrias de transporte con bajas emisiones de carbono.

Lectura sugerida

El objetivo de los fondos de estímulo sería crear un mercado competitivo. Actualmente, el SAF es en promedio entre dos y cuatro veces más caro que los combustibles fósiles con una producción global actual de alrededor de 100 millones de litros al año, que es solo el 0.1% de la cantidad total de combustible de aviación consumido por la industria.

IATA estimó que las inversiones de estímulo podrían ayudar a impulsar la producción de SAF al 2% (6-7 mil millones de litros) necesario para desencadenar un posible punto de inflexión para llevar la oferta de SAF a niveles de precios competitivos frente a los combustibles fósiles.

El SAF se destacó recientemente en el informe intersectorial Waypoint 2050 del Air Transport Action Group como el camino más importante para lograr los objetivos climáticos de la industria de la aviación.

Lectura sugerida

El informe también señaló el potencial de las aeronaves eléctricas y de hidrógeno en la acción climática de la aviación, pero dijo que las soluciones comercialmente aplicables están al menos a una década de distancia y ofrecen el mayor potencial para las aeronaves de corta distancia. Es probable que las operaciones de larga distancia sigan dependiendo de los combustibles líquidos por mucho tiempo más.

“Mientras el mundo busca reactivar la economía, no desperdiciemos esta oportunidad de crear empleos y enormes dividendos para el bien público. Si podemos reducir los precios de SAF a medida que aumentamos los volúmenes de producción, seremos capaces de conectar de manera sostenible el mundo posterior a COVID-19”, dijo de Juniac.

IATA representa a 290 aerolíneas que se traducen en 94% de la oferta internacional regular de pasajes, medida en asientos-kilómetro ofrecidos, equivalentes al 82% del total mundial de tráfico aéreo contemplando pasajeros y cargamentos.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

New Holland demuestra la productividad de sus equipos en el campo

Catpro Maquinarias, concesionario oficial de la marca en Córdoba, desarrolla una nueva edición de las jornadas dinámicas.