Sebastian Vettel dijo que utilizar 10% de biocombustibles en la F1 sería ‘muy decepcionante’

Lo más leído

Columna semanal

00:07:34

Iniciativas sustentables que llegan al corazón

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

Sebastian Vettel, sin nombrarlo de forma expresa, ha atacado la posible congelación de motores que se está negociando a partir de 2021, lo que dejaría a su ex equipo, Red Bull, un camino allanado para poder seguir usando los propulsores de Honda (en régimen de alquiler o cesión) a partir de 2022.

El alemán cree que la implantación de biocombustible (gasolina con una parte de etanol), no debe detenerse cuatro años entre 2021 y 2025-26, cuando llegarán los nuevos motores supuestamente más sencillos que los actuales, pero también más ecológicos.

Un 10% de biocombustible de segunda generación sólo será obligatorio en la Fórmula 1 a partir de 2022. Tal como están las cosas hoy, la proporción no aumentará al 30% hasta que se introduzca un nuevo reglamento de motores. Eso sería a partir de 2025-2026 como muy pronto. Me parece muy, muy decepcionante», ha afirmado en declaraciones al ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’.

Lectura sugerida

«¿Dónde está el rol pionero de la Fórmula 1 en el campo de la tecnología? La Fórmula 1 publicita el motor híbrido… Hay muchas cosas que se anuncian alrededor del mundo pero, ¿cuánto beneficio hay tras ellas? Tenemos el motor de combustión interna más eficiente del mundo -50% de eficiencia comparado con el 30% en coches de calle. No sirve de nada porque la forma en la que pilotamos nunca llegará a los coches de calle. Lo decepcionante es que no estamos aprovechando la oportunidad que se nos presenta. La Fórmula 1 podría ser pionera en tecnología de nuevo después de mucho tiempo. Creo que precisamente ese rol de ser pionera es lo que puede asegurar nuestra supervivencia», argumenta el nuevo piloto de Aston Martin.

Lectura sugerida

En realidad, si Red Bull no logra la congelación de sus motores tampoco podrá evolucionarlos cada año, ya que la implantación progresiva del biocombustible les obligaría a retocar cada año el ICE (unidad interna de combustión), así como el turbo y el MGU-H, para no perder potencia y prestaciones respecto a sus rivales de Mercedes, Ferrari o Renault. Un empobrecimiento de Red Bull le beneficia directamente al estar en uno de los mejores equipos de la clase media, equipado con el motor y la aerodinámica de Mercedes.

«Creo que es el actual motor es obsoleto y supone un gasto de recursos sin sentido. Si abrimos los ojos y desarrollamos nuestra conciencia, encontraremos muchas cosas que son superfluas. ¿No debería liderar la F1 el camino? ¿Por qué no? Eso sería también una señal para otras federaciones deportivas», argumenta Seb sobre el posible parón tecnológico en las unidades de potencia que pretende su antigua escuadra.

Fuente: Diario Marca.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Investigadores encuentran que reemplazar diésel fósil con biodiesel salva vidas y ahorra costos

El combustible bajo en carbono disminuiría las muertes prematuras, reduciría el riesgo de contraer cáncer y aliviaría las complicaciones provocadas por asma.