La demanda de biomateriales en la industria de la confección supera ampliamente la oferta disponible

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La demanda de nuevas innovaciones en biomateriales en la industria de la confección supera con creces la oferta, dice un nuevo informe y alerta que se ha instalado la idea errónea de que estos materiales nuevos y radicales llegarán muy pronto.

El informe ‘Entendiendo por bio innovaciones de materiales: una introducción a la industria de la moda’, realizado por la empresa especializada en proveer materiales sustentables de origen biológico Biofabricate y Fashion for Good, una iniciativa respaldada por Laudes Foundation que cuenta con el apoyo de empresas como Adidas, C&A, Chanel, Bestseller, Las Galerías Lafayette y Stella McCartney, entre otras, fue publicado en diciembre con el objetivo de ofrecer la primera revisión completa de las tecnologías de biomateriales para la moda.

«La industria de la moda ya está implementando los biomateriales, pero hasta ahora nos han faltado las herramientas para comprenderlos», dijo Suzanne Lee, directora ejecutiva de Biofabricate. «A medida que la moda y otras industrias se asocian con la biotecnología, necesitamos adoptar un lenguaje compartido, junto con herramientas de colaboración para una mayor la transparencia, que garanticen el origen de los materiales saludables que todos buscamos».

El informe afirma que la demanda de biomateriales, un término utilizado para indicar materiales que tienen una asociación biológica, supera con creces la oferta, particularmente en el campo emergente de la biofabricación. Este sigue siendo un campo relativamente nuevo, con las primeras soluciones pioneras que están llegando recién ahora a la cúspide de la comercialización. Aquí se incluyen materiales como el ‘Biosteel’ de AmSilk, ‘BrewedProtein’ de Spiber, ‘Reishi’ de Mycowork y el consorcio Bolt Threads de Adidas, Kering, Lululemon y Stella McCartney enfocados en ‘Mylo’.

Un error común, explica el informe, es creer que estos materiales nuevos y radicales están «a la vuelta de la esquina». Si bien esto puede ser cierto para algunas empresas, que ya han trabajado durante una década o más, la mayoría de las innovaciones prometedoras se encuentran en una etapa muy temprana. «Establecer expectativas poco realistas es un flaco favor para los innovadores, las marcas y sus clientes, con el potencial de impactar el éxito del campo en general», afirma el informe.

Lectura sugerida

«La innovación en biomateriales sigue siendo un campo relativamente joven. La mayoría de las startups que se enfocaron en este sector se crearon en la última década. Las primeras soluciones biofabricadas pioneras están recién ahora en la cúspide de la comercialización y las marcas fuera de las asociaciones exclusivas tendrán que esperar algunos años más hasta que puedan acceder a los materiales sobre los que están leyendo hoy».

Los materiales de base biológica incluyen todo, desde «cueros» convencionales y libre de animales que contienen desechos de frutas o vegetales combinados con polímeros sintéticos, hasta una tela de algodón puro o incluso una mezcla de algodón y poliéster. Los ingredientes biofabricados solo incluyen bloques de construcción producidos microbianamente para crear polímeros tanto «naturales» como «sintéticos»; como por ejemplo seda y nailon, respectivamente.

Los materiales biosintéticos incluyen la producción de productos químicos para polímeros «sintéticos», como precursores de nailon y poliéster, obtenidos mediante conversión catalítica de biomasa o biofabricados utilizando microbios vivos en procesos de fermentación. Los materiales bioensamblados incluyen ‘cueros’ cultivados por micelio, bacterias o células de mamíferos.

Desafíos para escalar

Este año solo se lanzaron uno o dos productos textiles biofabricados, incluida la empresa japonesa Spiber, que lanzó una serie de chaquetas de edición limitada en colaboración con The North Face.

Lectura sugerida

La gran mayoría de los innovaciones en materiales aún se encuentran en etapas de desarrollo, explica el informe. «Si bien todos los emprendedores buscan llegar al mercado rápidamente, la realidad de escalar estas tecnologías complejas es que llevan tiempo y es probable que se encuentren muchos «obstáculos» en el camino. Como el diseño y la ingeniería de células para producir proteínas novedosas, escalando organismos que serán estables cuando entren en grandes instalaciones de fermentación, purificando proteínas para que puedan hilarse en fibras o formularse en materiales; cada proceso requiere experiencia y equipo especializados».

Adaptarse a la cadena de suministro

Los desafíos estarán también en escalar las innovaciones que deben incorporarse a las cadenas de suministro existentes. El informe explica que para comprender el rendimiento de un producto, un ingrediente o un material, hay que esperar hasta el punto en que esté listo tanto técnicamente como en la cantidad requerida, incluso para funcionar en una línea de producción comercial por primera vez. Una vez que se obtienen los resultados de la prueba, es posible que el ingrediente o el material deba volver a la fase de I+D para una mayor iteración.

Y aunque algunos innovadores pueden sentir que las marcas deberían hacer concesiones en la fabricación, la durabilidad y/o la estética para adaptarse a la introducción de nuevos materiales en sus productos, la realidad es que la mayoría de las marcas tendrán expectativas similares, o en algunos casos más altas, sobre las nuevas ofertas de materiales sustentables.

Otro de los desafíos para las startups que desean trabajar con marcas globales como Adidas, es que la cadena de suministro existente «lleva invertidos muchos millones en activos que se utilizan para convertir el petróleo crudo en materiales y están muy comprometidos a utilizar esos activos por el mayor tiempo posible,  lo que supone una barrera importante”, dice la empresa deportiva. «Algo que realmente buscamos en términos de integración es que el socio o la start-up comprendan la cadena de suministro y dónde encajan. A menudo hemos tenido problemas si los socios piensan que vamos a reinventar la rueda y crear una nueva cadena de suministro. Lo que funciona realmente bien es cuando los socios entienden: este es nuestro papel, aquí es donde encajamos».

Lectura sugerida

Christine Goulay, directora de innovación sostenible del grupo Kering, propietario de marcas como Gucci y Saint Laurent entre otras, dice que una de las principales formas de ayudar a los innovadores en su viaje hacia la escala es proporcionando retroalimentación y experiencia del mercado durante la fase de I+D. «Compartimos información sobre nuestros estándares de sostenibilidad de Kering, los requisitos técnicos y tratamos de ayudar a proporcionar acceso a las pruebas en nuestras cadenas de suministro. Este acompañamiento es una inversión de nuestro lado, pero es fundamental para llegar a una innovación lista para el mercado y lograr los objetivos de sostenibilidad de nuestro grupo».

Aprendizajes clave para marcas e innovadores

Por encima de todo, el informe recomienda «paciencia y perseverancia». La complejidad del desarrollo de innovaciones en biomateriales varía significativamente. Específicamente, los materiales biofabricados son desafiados en múltiples dimensiones; desde la complejidad de la I+D necesaria, los costos de desarrollo de las tecnologías, los largos plazos necesarios para pasar de la escala de laboratorio a la comercial, hasta los requisitos de alto rendimiento, estéticos y de fabricación de materiales para los sectores textil y de la moda.

El informe dice que las asociaciones más estrechas entre los innovadores de materiales y las marcas son clave, y recomienda que la industria de la moda se mueva para alinearse con el lenguaje en lo que respecta a las bioinnovaciones para el beneficio de las marcas, los innovadores, los inversores y, en última instancia, los consumidores.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.