India está apostando a los biocombustibles para impulsar sus misiones espaciales

Lo más leído

En las tecnologías digitales está la clave para que los agricultores puedan obtener ingresos adicionales por el secuestro de carbono

Muchas de las plataformas de gestión agrícola existentes ya capturan la mayoría de los datos necesarios para cuantificar los crédito de carbono.

Una startup israelita cocina una innovadora tecnología con la que busca revolucionar la industria láctea

Imaginedairy apuesta a producir los mismos productos lácteos de hoy pero sin colesterol, ni antibióticos y sin comprometer la ética animal ni el medio ambiente.

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Japón estudia nuevos mecanismos de precios para impulsar la generación eléctrica con biomasa

Permitiría a los productores de energía renovable vender su electricidad en el mercado spot a un precio superior a los precios mayoristas.

InEnTec, la startup que convierte a bajo costo todo tipo de residuos en químicos y combustibles renovables

La compañía surgida del MIT utiliza la gasificación por plasma y puede utilizar cualquier tipo de residuos, incluso biológicos, radiactivos y peligrosos.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 

Los cohetes espaciales indios están listos para un despegue ecológico, ya que la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) está trabajando para reemplazar el combustible que utilizan sus cohetes y satélites por combustibles menos peligrosos y amigables con el medio ambiente, dijo el presidente de ISRO K. Sivan, quien también es secretario del Departamento de Espacio.

El funcionario dijo también que ISRO está buscando propulsión verde a través de peróxido de hidrógeno en el cohete que llevaría a los indios al espacio bajo su misión ‘Gaganyaan’. «Dado que habrá humanos dentro del cohete, solo queremos utilizar para impulsar el cohete Gaganyaan un combustible que no sea peligroso durante la misión espacial humana», dijo.

Según él, ISRO también está considerando equipar los cohetes con motores propulsados ​​por peróxido de hidrógeno como monopropulsor o como bipropulsante junto con etanol.

ISRO también está desarrollando otro combustible verde, LOX/metano, que consiste en oxígeno líquido como oxidante y metano como combustible. «Hace un mes, probamos el motor LOX/Methane y los resultados fueron buenos», dijo Sivan.

Lectura sugerida

El propelente LOX/metano tiene ventajas en términos de impulso específico, capacidad de almacenamiento, baja toxicidad y costo. Según Sivan, la agencia espacial está buscando reemplazar sus combustibles líquidos existentes para motores con combustibles ecológicos.

ISRO también ha desarrollado ISROSENE, que es una versión de querosene de grado espacial como alternativa al combustible convencional de hidracina para cohetes.

Cuando se le preguntó sobre la opción ecológica para sus motores con combustibles sólidos, Sivan dijo que el trabajo hacia este fin también está progresando bien.

En cuanto a la alimentación de los satélites, ISRO está trabajando hacia una propulsión eléctrica ligera en lugar de combustible químico. «Ahora, el combustible constituye casi el 50 por ciento del peso del satélite. Por otro lado, el sistema de propulsión eléctrica es mucho más ligero, digamos 200-300 kg. Cuando se utiliza la propulsión eléctrica, la carga útil del satélite se puede aumentar o el satélite puede ser puesto en órbita por un cohete ligero», dijo Sivan.

El jefe de ISRO dijo que la carga útil de un satélite de seis toneladas con combustible químico se puede configurar en un satélite de cuatro toneladas cuando funciona con propulsión eléctrica.

Lectura sugerida

En la actualidad, ISRO puede poner en órbita satélites de comunicaciones que pesen hasta cuatro toneladas con sus cohetes. Pero los satélites de mayor peso requieren que la Organización utilice el cohete Ariane de la agencia espacial europea Arianespace para su puesta en órbita. «Cuando el peso del satélite disminuye debido a la propulsión eléctrica, podemos usar un cohete de vehículo de lanzamiento de satélites geosincrónico normal (GSLV) en lugar del cohete GSLV-Mk III, agregó Sivan. «Pronto lanzaremos un satélite demostrador de tecnología de propulsión eléctrica», añadió.

ISRO ha demostrado con éxito el sistema de propulsión eléctrica para operaciones de mantenimiento en posición en el satélite de Asia meridional, lanzado el 5 de mayo de 2017.

En 2010, ISRO voló su satélite de comunicaciones GSAT-4 con propulsión eléctrica y otras nuevas tecnologías. Sin embargo, el satélite no alcanzó su órbita prevista debido a problemas en la tercera etapa del cohete GSLV.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Minnesota va camino a convertirse en el Silicon Valley de la biofabricación

Con aportes de U$S 87,5 millones del Departamento de Defensa y U$S 180 millones de otras fuentes busca convertirse en un centro de innovación en bioeconomía.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box